Lunes, 20 de mayo de 2019 10:37 PM

Cuba puede resultarle pequeña a servilletas de Ciego de Ávila

Muy bueno para Ciego de Ávila, y para Cuba, es que, después de aproximadamente un año paralizada por problemas con una tarjeta que interviene en el funcionamiento de la máquina, se haya reiniciado, desde marzo, la producción de servilletas en la Unidad Empresarial de Base (UEB) Gráfica Integral Número 2, perteneciente a la Empresa de Ediciones Caribe.

Y lo es, porque, como explica Rosario Zabala Henrique, directora de la UEB, dicha tecnología, la más moderna con esa función en el Archipiélago, no solo había operado con estabilidad desde el año 2009, cuando fue instalada, sino que, por su capacidad, puede responder a las necesidades internas de la nación.

Dicho en otros términos: en el contexto socioeconómico actual, la línea avileña puede concretar, muy bien, la insistencia que mantiene la máxima dirección del país en aras de buscar todas las formas posibles para evitar compras en el exterior y, además, generar exportaciones hacia el mercado internacional.

No por casualidad, al encabezar la visita gubernamental a Ciego de Ávila, en octubre de 2018, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, mostró interés por esa producción e instó a buscar el modo de poner en marcha la máquina correspondiente.

Que todavía se compre servilleta fuera, que en muchas tiendas esté ese producto importado y no el nuestro, o que no fragüen las exportaciones potencialmente posibles, es asunto que “resbala” por encima de lo que, en términos de voluntad (muchísima) y de decisiones (niveles), atañe a la UEB avileña.

Lo muy cierto es que, con apenas cuatro operarios aquí, gastos de producción que no acarrean desvelo en términos de economía, respaldo en materia prima como para no interrumpir procesos y una calidad probada y comprobada, Cuba no tiene necesidad de continuar erogando divisa para adquirir fuera, lo que dentro resulta posible y hasta más ventajoso.

Eso, sin incluir el interés que han mostrado ciertos empresarios extranjeros, convencidos de que es factible llegar a resultados mutuamente ventajosos, como los que pudieron comprobar directivos y representantes del turismo venezolano, un tiempo atrás, convertidos en destino de ese surtido, con factura netamente avileña.

Es, en fin, muy bueno que, una vez asegurada la fase productiva, fluya sin contratiempos la comercialización y venta del artículo en tiendas recaudadoras de divisa, su empleo en el destino turístico o se pueda, incluso, acceder a él mediante la red de comercio interior. Por ahí también anda el acertado parecer de quienes encabezan la UEB y de quienes hacen funcionar la línea: los mismos que con su ingenio han resuelto roturas de correas o algún que otro imprevisto, y que permiten darle curso socialmente provechoso a la recortería generada por el propio proceso tecnológico, algo que también hace mucha falta, sobre todo, en estos apretados tiempos.


Comentarios  

# ERNESTO RENÉ SALCEDO R 14-05-2019 14:49
Pastor .
Que buena noticias ,, que se pongan a tono con las exigencias actuales , para no erogar divisas en el exterior.
Una noticia agradable al oído y visión .Aunque uno no es empresario , pero si cubano .
Estos ejemplo , hay que observarlo y preparar el territorio en estos aspectos para no que vengan a señalarlo lo que nosotros podemos resolver .Excepto que sea un movimiento de inversión , financiera , tenerlo listo para solicitar .eso lo denomino eficiencia y ahí debemos encaminar la articulación económica nuestra .
Saludos Pastor .
Prof Ernesto René Salcedo R
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar