Lunes, 20 de mayo de 2019 11:36 PM

Van por más cafetaleros de Ciego de Ávila

Productores estatales y del sector cooperativo-campesino de la provincia de Ciego de Ávila ya completaron las primeras 15 hectáreas de cafetos en el presente año y continúan el programa para concluir el 2019 con más zonas cubiertas en su desarrollo.

Roberto Salas Romero, especialista en la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños, informó a la ACN que el municipio de Florencia es el más destacado en el fomento de este cultivo, sobre todo, por la contribución de sus “anapistas” y también al empuje de las localidades de Morón y de Bolivia, que tienen lomeríos.

Se prevé para lo que resta de año llegar a más de 20 hectáreas del mismo grano, sobre todo, en el centro y norte avileño, donde radican elevaciones esenciales para ciertos árboles.

Laborantes agroforestales se desempeñan, además, en la Atención a la Unidad Empresarial de Base de esta rama, con el apoyo de colectivos del Ejército Juvenil de Trabajo, determinantes en los plantíos de cafetos, destacó Orlando Pérez Pedreira, delegado de la Agricultura en el territorio.

El dirigente agregó que esas plantaciones tienen gran valor para Ciego de Ávila y el país, por la necesidad de ampliar el horizonte económico con la sustitución de importaciones y el aumento de los ingresos por concepto de generación de rubros exportables hacia el mercado internacional.

Según expertos, el café producido a partir de la especie Arábiga es considerado el mejor por sus cualidades, y la calidad supera con creces a otros prototipos del referido grano.

Su consumo se ha convertido en parte de la vida cotidiana de muchas personas, ya sea como una forma de darle un estímulo al inicio de la actividad diaria o una manera de relajarse en horas más avanzadas del día, aunque se considera que beber ese líquido negro cuando no se ha comido o almorzado, puede dañar la salud del estómago.

La economía de este país dependió en los dos últimos siglos de una trilogía de cultivos que marcó en gran medida la identidad y el sello de lo cubano: un representante de América Latina, llamado tabaco; uno asiático de gran dulzura (la caña de azúcar), y otro de un país africano nombrado Etiopía, conocido como el café.

Los cafetos pueden alcanzar de hasta 10 metros de altura, según la variedad, aunque el cultivo con fines productivos no debe superar ese tamaño, ya que así se obtiene un mayor rendimiento y facilita la cosecha de sus bayas.


Comentarios  

# ERNESTO RENÉ SALCEDO R 14-05-2019 10:48
Considero .
La provincia tiene áreas para lograr la extensión de este cultivo en las zonas de Florencia , Tamarindo , Chambas , Bolivia y añado Ciro Redondo .
Florencia y Tamarindo en la década del 60 eran productores del grano , campesinos de esa región poseían cafetales muy productivos en esas zonas , añadiendo Tamarindo .
La provincia tiene excelentes directivos de la agricultura y profesionales capaces , para lograr este empeño y tierras hay .Las zonas señaladas deben mejorarse y cuidarse las zonas boscosas .....
Me agradaría que la ANAP , debe llevar los mayores volumenes de siembra de este cultivo , que lleva esmero especializado .
Cunado abrí los ojos a este mundo , observé grandes zonas bellas y productivos cafetales en Florencia , Tamarindo y algunos zonas de Chambas .
Cuba debe consumir anualmente unos 24000 toneladas para el consumo interno , desconozco lo que utiliza en el turismo , pero debe ser alto el consumo .
Hubo siembra en la loma de Cunagua , no se como está el mismo .
Las cooperativas de CSS y las de producción Agropecuarias , pueden sembrar este cultivo y será exitoso.
Confío en nuestra agricultura .
Prof Ernesto René Salcedo R .
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar