Miércoles, 24 de enero de 2018 12:10 AM

Ciclo corto con luz larga

Mientras hacen posible, poco a poco, el milagro que significa recuperar platanales totalmente devastados por el huracán Irma, los trabajadores de la Empresa Agropecuaria La Cuba realizan verdaderos malabares para, ahora, en medio de una humedad no menos inoportuna, adelantar todo cuanto sea posible la siembra de los llamados cultivos de ciclo corto.

Si bien el país clama por aquel banano de primera calidad que hasta septiembre llegaba, prácticamente, a todo el Archipiélago, procedente de esa fértil porción de suelo avileño, también resulta apremiante poner sobre anaqueles de placitas y ollas hogareñas producciones que ayuden a contrarrestar un vacío sin precedentes para la provincia.

Ciclo corto en la agriculturaPastor BatistaPor su rápida cosecha, el boniato es vital en situaciones como la que hoy atraviesa la provinciaAsí, al aprovechamiento de unas 2 900 toneladas de plátano derribadas por el meteoro, le siguieron duras jornadas para retirar todo lo que el viento echó abajo, limpiar y ordenar plantaciones, así como aplicar un fertilizante que, junto a la bendición de las lluvias, dan cuenta hoy de un semblante alentador, aun cuando los perjuicios, en términos de cosecha, deben prolongarse hasta mayo o junio, según estiman productores y especialistas.

Evidencia del peso que tiene el plátano y de cómo la empresa no renuncia a continuar fomentándolo, es la decisión de devolverles todo su esplendor a las 1 640 hectáreas que había en pie cuando Irma arremetió contra el territorio y plantar, además, otras 200 en las vertientes de fruta y vianda.

La estrategia inmediata, sin embargo, concede celeridad, asimismo, a la siembra de maíz, pepino, boniato, calabaza, remolacha, zanahoria, berenjena y frijol, sin obviar la papa, cuyo mayor volumen provincial está concebido para esas tierras.

Tal y como explica Carlos Blanco, director de la empresa, “las precipitaciones han resultado muy beneficiosas; como se sabe, teníamos serias afectaciones con el riego y hoy el panorama es muy diferente, se ha recuperado el manto y contamos con agua por lo menos para dos años, aunque dejara de llover”.

Si a ello se suma que hay combustible, condiciones para preparar tierras, fertilizantes, pesticidas, y lo principal, en opinión del propio Carlos, “una disposición muy grande en los trabajadores”, entonces, no es de dudar que La Cuba vuelva a retumbar en corto tiempo.

Por lo pronto, este mes debe aportar cierto nivel de boniato, sembrado previo al azote del meteoro. Algo similar se pronostica con el pepino, para proseguir con otros cultivos de breve ciclo.

Incluso así, mucho ojo. Aunque la empresa siempre ha demostrado acierto en la articulación de una estructura de cultivo apta para mantener producciones de forma escalonada, todo el año, no es lo que predomina en la provincia y hay que tener cuidado, sobre todo, ahora que en muchos lugares ha habido que partir “de cero”.

Ese ha sido tema recurrente durante el intercambio de Orlando Pérez Pedreira, delegado de la Agricultura en Ciego de Ávila, con productores estatales y del sector cooperativo y campesino, a quienes les ha reiterado insatisfacciones como las que giran en torno al boniato, donde, según él, “hemos sido malos”; el frijol, con atraso en varios lugares, o la malanga, “contra la cual no solo atentó la sequía, sino, también, el rechazo de quienes dejaron de sembrarla”.

Acerca de las perspectivas en marcha para rescatar ese noble tubérculo, con la cooperación de otras provincias y de la recuperación agrícola, en general, Invasor ofrecerá más información en próximos materiales.


Comentarios  

# Ernesto René Salcedo Rocha 15-12-2017 08:07
Pastor considero que la Cuba , unida a los cooperativistas del territorio pueden revertir el panoramadevastador que dejó Irma .Pero sinlos cooperativistas está batalla no se gana , eso considero .Las demás empresas estatales del teritorio no han mostrado en el tiempo eficencia , solo la Cuba y Ceballos , así considero .
Con ánimo , optimismo , unidad y realismo podemos encarar ente tiempo de escasez en vinadas y hortalizas y otros productos del agro .Que esto sea una clase magistral , para preparar para contigencias mayores por el cambio clim´+atico y la situación económica y política de la región y el mundo , que sus impactos sean mitigados con una organización y sostenibilidad en el tiempo , que nos permita una consolidación y mejoras de la calidad de vida de nuestra población avileña.
Prof Salcedo .
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar