Lunes, 10 de diciembre de 2018 1:32 AM

No solo falta el constructor (+Video)

Cuenta que era mecánico de molinos en el central Venezuela, pero al desactivarse el ingenio se vio precisado a cambiar. Así, Marcos Fiz Bartolo penetró, de lleno, al mundo de la construcción.

“Desde entonces he trabajado en escuelas, hospitales, edificios, y durante ese tiempo he visto cómo muchos de mis compañeros, a quienes he enseñado, abandonan nuestras obras. El problema es que no pagan lo debido. En mi caso, ya tengo 57 años y ¿a dónde voy a ir? Aquí me quedo hasta el retiro.”

Para bien de esta rama, los hombres como Fiz todavía existen, aunque el pasado año vivió una experiencia poco reconfortante: “Preparé a unos jóvenes de la Escuela de Capacitación y, tan pronto terminaron, se fueron hacia otras empresas con mejores salarios.”

Sin embargo, los avatares no le quitan el optimismo al veterano, incluido entre los más de 60 avileños con la categoría de Maestro de la Construcción. Aunque surjan otras desilusiones, su deseo de colaborar persiste: “El que quiera aprender yo lo enseño.”

Casos como este ya no abundan en las entidades de menor remuneración al trabajador y sucede en todos los municipios. José Fernández Castellanos, soldador de la brigada de mantenimiento de Educación, en Morón, coincide en que la escasez de fuerza de trabajo implica un obstáculo severo para el desarrollo.

“Si hubiera más constructores el avance sería mayor. Los que tenemos ahora no son los más calificados. En nuestra brigada desempeñamos varios oficios. Hacemos lo mismo carpintería que albañilería. Si tuviéramos mayor salario, sin dudas sería un incentivo, y como no sucede así, muchos se nos van.”

Claro, el incentivo existe y pudimos constatarlo en la fábrica de mosaicos enclavada en Ciego de Ávila, en la salida para Sanguily, donde encontramos a Reinier Benítez Aragón, de 27 años, en pleno proceso de adiestramiento. Dice que es músico del Ballet Folklórico Osopkuán Irabbo, pero el nuevo trabajo le atrae. Sus ingresos pueden llegar a 2000.00 CUP mensuales y otras ventajas.

En ese mismo local la voz de la experiencia la aporta el operario Reinaldo Porras Cervantes, quien se inició en estas labores en la década del '90: “He visto a muchos trabajar aquí, pero, luego, se han ido hacia fábricas particulares. En mi caso no lo he hecho porque no me gusta cambiar de trabajo, además, sobrecumplo lo establecido y, aparte del salario, recibo estímulos en moneda nacional y en divisas, más el viático. La suma total llega a 2 300.00 pesos mensuales, en dependencia de lo producido.”

El panorama resulta más duro en la fábrica de terrazo, cercana a la de mosaicos, local donde elaboran bloques, losas hexagonales y se preparan con el propósito de producir tanques, mesetas y otros elementos, según el jefe de brigada Lázaro Castillo Jorrín.

“Aquí la mayor fuerza de trabajo está formada por reclusos y solo dos civiles. La gente se va por el bajo salario. Por ejemplo, el bloque se paga a 0.26 centavos, y “en la calle” el precio es de 1.00 peso. El promedio mensual de nuestros trabajadores está entre 900.00 y 1000.00 pesos, además, es una labor muy fuerte, a pesar de tenerlo casi todo mecanizado.”

ANTE LAS CARENCIAS, REPONER FUERZAS

Orestes López Prieto dirige el Centro de Capacitación del MICONS en la provincia, encargado de la superación y el adiestramiento del sector constructivo en el territorio.

“Para contar con nuestros servicios, las unidades empresariales de base hacen el diagnóstico de sus necesidades por varias razones, entre ellas, la fluctuación de la fuerza de trabajo, su envejecimiento, la entrada de nuevas tecnologías, más la preparación de técnicos, obreros, cuadros y sus reservas. Asumimos, además, los postgrados y diplomados en la esfera de la construcción.

“En los últimos meses tratamos de incorporar albañiles a las labores del complejo habitacional conocido como El Pediátrico, una parte, a pie de obra, y la otra, mediante el inicio de las habilidades teóricas y prácticas. Cuando este personal adquiere la destreza y el dominio necesario se gradúa como obrero calificado. Por lo general, estos muchachos provienen de la calle, de los politécnicos o son ex reclusos.”

La población penal, a través de la Tarea Confianza, ha tenido un protagonismo durante los últimos años: “Recientemente formamos 150 albañiles, pero de esa cifra hay fluctuación porque muchos, al salir en libertad, retornan a sus provincias de origen o pasan a desempeñar otras funciones.”

No obstante, para Orestes queda la satisfacción de que, al visitar las obras, encuentra que la mayoría de los trabajadores pasaron por la escuela. En contraposición con lo anterior, el gran problema que se aprecia radica en retener al personal.

Idelvis Legrá Soria, director de Capital Humano en la Empresa de Construcción y Montaje de Ciego de Ávila, es testigo de que la fluctuación persiste y lo confirma al asegurar que “en un año hemos llegado a perder 375 trabajadores”.

“El problema fundamental se debe a que el salario todavía no cubre las expectativas y tenemos dos competidores fuertes, el sector privado y las obras para la infraestructura del Turismo.

“Los trabajadores, en su mayoría, cobran por la Resolución No.6 del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, mientras un pequeño grupo nuestro, que no llega a 200 personas, se desempeña en las obras de la infraestructura turística y se rige por la Resolución No.15 del año 2016.

“La diferencia entre ambas formas de pago es notable: el promedio mensual de los acogidos a la Resolución No.6 apenas llega a 1000.00 pesos, mientras los de la 15 alcanzan 2460.37 pesos. Si lográramos que la Resolución No.15 se pague en todas las obras, la fluctuación sería ínfima.”

En la fábrica de terrazo la fabricación de bloques está entre los principales objetivos. Parte de esos trabajos está mecanizada, pero de todas formas hay que trabajar muy duro.

NO SOLO SE TRANSFORMA CON LA CONSTRUCCIÓN

El complejo habitacional conocido como El Pediátrico es la evidencia de que no se avanza cuanto se desea. En su primera fase fueron entregadas 98 viviendas, en la segunda 33 y, ahora, se labora en la tercera, que solo cuenta con 21 apartamentos, orden descendente y proporcional con la falta de personal.

Alexis Castellanos Revilla, ejecutor y jefe de colectivo, con 15 años de experiencia, relata que “las fuerzas calificadas garantizan terminar las obras en sus diferentes períodos, pero al carecer de ellas se alargan los plazos de ejecución”.

“En esta laboran civiles y reclusos, y estos últimos son los que yo atiendo. En ese grupo hay 17 albañiles de la Tarea Confianza, graduados en la Escuela de Capacitación, sin embargo, existe el inconveniente de la inestabilidad debido a los pases o salidas de libertad, que son situaciones lógicas para esas personas, pero nos provocan interrupciones en la secuencia”, agregó Castellanos.

Otro inconveniente tiene que ver con que no todos los albañiles tienen la misma destreza: “Se nos dan ocasiones en que no hay nadie para hacer el trabajo 'fino', o sea, enchapar y poner piso. En estos momentos solo tenemos hombres para el trabajo 'grueso', es decir, salpicar, levantar muros, repellar y dar fino. El déficit de albañiles no es una cosa oculta, la gente se nos va por el salario.”

El también jefe de colectivo Gualberto Ramos Durán asegura que “en una cooperativa hay albañiles, igual que aquí, pero ganan 10 veces más. Se han tomado medidas para proteger y mejorar el salario como el pago por resultados, pero todavía no es suficiente. Un albañil, en la calle, cobra no menos de 5000.00 por hacer un baño similar a los que hacen nuestros hombres”.

Si a este punto hemos llegado, al tema hay que darle el realce que amerita, y desde varios ángulos. Aunque la mayoría de los interrogados afirman que mientras construyen se les chequea la calidad, la vida demuestra que la faena mal retribuida tampoco se termina como es debido.

Ante las insuficiencias aparece el “invento”, aparejado con el descontrol, el desvío de recursos, la mala calidad y la degradación moral. Como mismo la esencia del constructor cubano se caracteriza por una elevada profesionalidad, urge cumplir el principio básico de que se remunere en correspondencia con el esfuerzo y los resultados.

La desmotivación también influye en gran medida, dada por hechos inconcebibles como la demora en los pagos, como encontramos el pasado día 10 en la fábrica de mosaicos, donde todavía el salario brillaba por su ausencia. Lo menos que deseaba esa fuerza era producir y lo triste del caso es que esa situación se da en varios lugares y luego no pasa nada.

De no buscarse una alternativa, el camino hacia sectores con mayores ventajas se hará más transitado, las obras sociales no tendrán el avance que ameritan y, ese, no es el deseo de los constructores.


Comentarios  

# mercy 19-12-2017 14:31
Es una realidad muy triste que los cuenta propias ganan por cualquier bobería miles de miles de peso y el trabajador estatal 300 pesos cuando mas , así quién quiere trabajar con el estado y a veces las empresa cobran los miles y pagan al trabajador quilos de ese cobro así no vamos a hacer el socialismo
Responder | Responder con una citación | Citar
# senelio ceballos 21-12-2017 05:01
Mercy....Aqui en los ex-paises socialstas..ya no queda ni una firma/empresa constructora estatal....Todas se han transformado en firmas particulares, cooperativas constructoras, empresas de sociedades SA... Empresas mixtas etc....Existe la competencia, ausiones, licitaciones, subastas para construir cualquier cosa hasta un kiosko...Han aumentado la cantidad de m/cuadrados de construcciones x 3-6 veces segun la region..En algunas regions se han reducido a ninguna///todo depende de la jefatura del municipio y poder organizativo..
Responder | Responder con una citación | Citar
# senelio ceballos 10-07-2018 01:14
Lic. Rigoberto....Cuando podemos ver aunquesea unos minimos cambios de este Nuevo equipo de gobernantes y los REELEGIDOS en nuestras tierras?......YA se lo he dicho que no crean en ningun discuso / promesa / ..Solo ver / analizar / estudiar las estadisticas.......Por aca..Sobre todo en Moscu, Kazastan la cantidad de m/cuadrados construidos han crecido a ritmos ....INCREIBLES...No queda ni una brigad /empresa constructora del estado.......ah!! para construer cualquier cosa, Deben ser reguladas por leyes .....Incluso si una brigade construye casas para vender a la poblacon.....Solo se hace a traves de BANCOS...la brigade / firma o empresa constructora pide un credit a un banco y construye el edificio, luego llegan los clients y compran esos apartamentos al banco...TODO LLEGAL...ya la epoca del capitalism primitive que hoy impera en esa esfera en nuestras provincias ya paso por aqui por la ERA de los 90.......PERO. EL CONTROL es a nivel de municipio!!!!..CAMBIAR todo lo que sea necesario cambiar para salvar a CUBA!!!..para nuestros hijos y nietos!!!
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar