Sábado, 20 de julio de 2019 1:51 PM

Sector no estatal: ¿Es válida la relación con las empresas?

La relación del sector no estatal con el estatal es válida, pero aún subsisten trabas que atentan con el servicio que presta el cuentapropista a las entidades, comentó a la Agencia Cubana de Noticias Indalecio Morán Díaz, trabajador privado en Ciego de Ávila.

Entre los cambios y flexibilizaciones contenidos en las nuevas medidas económicas adoptadas recientemente por el Consejo de Ministros está la eliminación de los obstáculos, fundamentalmente de índole burocrática, precisó Morán Díaz, quien paga patente desde el 2012 como mecánico de refrigeración.

“Esta es la oportunidad de propiciarle, al que quiera ser útil —desde el cuentapropismo—, una opción en un escenario en el que todos sus aportes serán bien recibidos, y también es el momento de eliminar barreras que frenan encadenamientos productivos, sustitución de importaciones y la capacidad de exportaciones”, añadió.

“Parte de esas dificultades son, por ejemplo, los tantos tropiezos que dan las entidades cuando un equipo de refrigeración se les rompe, porque primero deben acudir a las empresas estatales encargadas de dar solución al problema, pero allí muchas veces la respuesta es la falta de piezas y que no están autorizados a entregar un documento que certifique tal situación y permita al afectado acudir a los cuentapropistas en busca de asistencia.

•El año 2018 no trajo alivio para quienes esperan el arreglo de sus equipos electrodomésticos en Ciego de Ávila. 2019 parece será más de lo mismo, lea aquí

“El enredo en la madeja de esta historia sigue, pues, cuando al fin se puede hacer el contrato con el no estatal, el jurídico alega que falta el certifico de la Oficina Nacional de Administración Tributaria (ONAT), la cual se demora hasta un mes para entregarlo, acción esta que pone en riesgo de descomposición los alimentos que estaban en el equipo de refrigeración”, refirió el ingeniero eléctrico.

•Tal vez el electrodoméstico más apreciado por la familia cubana sea el refrigerador. Su sola presencia dentro del hogar supone una tranquilidad, pero esa tranquilidad es demasiado frágil, lea  aquí un reportaje publicado en Invasor

Morán Díaz, también licenciado en electroenergética y especialista en controles automáticos, consideró que si, como ciudadano, le está permitido importar algunos elementos que sirven para ejercer su labor, contenida en la nueva Constitución, ¿por qué no es lícito facturarlas a una empresa con las que mantiene contratos de trabajo, y el país se ve impedido de adquirirlos en grandes cantidades por la situación económica?

A la economía nacional le es beneficioso auxiliarse del sector cuentapropista, el que agrupa a personas con talento y capacidad creadora para dar soluciones que favorecen a todos.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar