Lunes, 20 de mayo de 2019 5:06 AM

Ahorra portadores energéticos y agua industria citrícola avileña

Las inversiones que, desde el 2015, favorecen el proceso fabril de la Unidad Empresarial de Base (UEB) citrícola Industrial Ceballos, en Ciego de Ávila, ya muestran sus primeros resultados en el ahorro de portadores energéticos y de agua.

En el mejoramiento de la infraestructura tecnológica de esa entidad, se han invertido más de 21 millones de pesos en la adquisición de líneas de producción modernas, lo cual permite darle más calidad a los alimentos que allí se laboran.

Rolf Rodríguez Loyola, especialista en uso racional de la energía en la UEB citrícola avileña, informó a la Agencia Cubana de Noticias que las nuevas máquinas traen instalados motores de más bajo consumo de energía y programadores de apagado y encendido automáticos.

A los motores eléctricos se les colocó variadores de velocidad para propiciar arranques escalonados, y las fuentes de energía digital y bancos de transformadores recibieron modernizaciones que permiten ampliar capacidades, agregó Rodríguez Loyola.

Industria citrícola avileña Gracias a esos cambios, hoy se emplean unos 300 kilowatt para obtener una tonelada de producto terminado, mucho menor que en los comienzos de la UEB, acotó.

Con el consumo de unos 93 litros de fuel oil, la producción se ha triplicado en los equipos que utilizan ese combustible, debido a las inversiones en las calderas, que dan más eficiencia en la generación de vapor, señaló el especialista.

En el caso de los frutales, el procesamiento, en una hora, subió, en el mango, de ocho toneladas a 30; en la guayaba, de ocho a 24; y, en el tomate, de cuatro a 16, lo cual da la medida de que existen capacidades disponibles, subrayó.

El proceso tecnológico en las líneas de producción, de ellas tres asépticas de envasado —una de puré de guayaba en tanques y dos de jugos naturales en bolsas—, propicia un uso más racional del agua, alcanzando índices entre 12 y 13 metros cúbicos por tonelada elaborada, comparados con los del primer mundo, enfatizó Rodríguez Loyola.

La UEB citrícola Industrial Ceballos también cambió los sistemas de alumbrado fluorescente e incandescente por lámparas led en los centros de producción y edificios administrativos, lo cual representa un ahorro de 600 megawatt al año.

Rodolfo Morales Pérez, director de la UEB, explicó que funcionan otras tres líneas, las que se dedican a la elaboración de papas prefritas, néctares, pasta de tomate, doypack y frutas tropicales, en diferentes presentaciones y gramajes.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar