Domingo, 24 de junio de 2018 4:44 AM

Cuba continúa de luto (+Gráficos)

El pasado viernes 18 de mayo pasará a la historia como uno de los más tristes días para la historia de Cuba, el pueblo, así como las principales autoridades del país, han acompañado a los familiares de las víctimas en todo momento.

El Presidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez, junto al segundo secretario del Partido Comunista de Cuba, José Ramón Machado Ventura, y autoridades de La Habana realizaron un recorrido en la tarde de ayer  por el Instituto de Medicina Legal, donde su director, Sergio Rabell, explicó que fueron rescatados 109 cadáveres, cifra a la que se suman las cuatro personas que sobrevivieron al accidente, de los que tres permanecen con vida y uno falleció antes de llegar a la institución hospitalaria, para un total de 113 que viajaban a bordo de la aeronave.

Hasta ese momento se habían identificado plenamente 15 cadáveres, entre ellos cinco niños; se trata de un proceso en extremo complejo, y su completamiento podría durar varios días.

 Listado de pasajeros

Datos de la aeronave

El avión, fabricado en 1979, era tripulado por el comandante Jorge Luis Núñez; el primer oficial, Miguel Angel Arreola; la sobrecargo mayor, María Daniela Ríos; las sobrecargos Abigail Hernández y Guadalupe Beatriz Limón; y el técnico en mantenimiento, Marco Antonio López. Global Air confirmó a Xinhua que los seis tripulantes eran connacionales y que perdieron la vida. “Se ha puesto a su disposición (de los familiares) atención psicológica y apoyo emocional”, apuntó la aerolínea mexicana en un comunicado.

Con la recuperación de sus cajas negras, se abren las posibilidades de explicar en el más breve tiempo posible las causas del accidente del avión Boeing 737-200, que se precipitó este viernes en las cercanías del Aeropuerto Internacional José Martí.

El hecho es que son imprescindibles para todas las aerolíneas, que están obligadas desde los años 60 a tenerlas instaladas en sus aeronaves comerciales para ayudar a investigar las razones que provocan un suceso trágico.

Una de ellas graba las conversaciones de cabina entre los pilotos y los controladores, así como todos los ruidos que los especialistas pueden analizar para dilucidar qué sucedió en su interior antes de un percance, según fuentes especializadas.

La otra registra los detalles técnicos del vuelo, desde la posición del avión, la velocidad y la trayectoria durante las últimas 25 horas.

Son dos artefactos de unos 4,5 kilos de peso y del tamaño de una caja de zapatos, de color rojo o naranja con bandas brillantes para facilitar su localización, aunque suelen volverse negras por las llamas cuando el aparato se incendia.

Accidentes aereos en Cuba

Con información de Granma y Cubadebate


Comentarios  

# barbaro martinez 20-05-2018 15:43
la condolencia a los familiares y amigos de los fallecidos ,son momentos muy duros , necesitan acompañamiento y fuerzas en estos momentos tan dificiles.

brmh
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar