Lunes, 16 de julio de 2018 2:15 AM

En Ciego de Ávila, las aguas se escurren entre dificultades (+Audio)

En breve, un reportaje ofrecerá una visión más integral, sobre muchas de las “barricadas” que atraviesan las aguas en su recorrido del manto freático al vaso que nos tomamos.

De los 5000 exámenes que el año pasado se realizaron en esta provincia buscando determinar la presencia de bacterias, virus y parásitos en las aguas, solo 154 puntos dieron positivo, pero el dato no dice cuántas personas pudieron haberse afectado por el consumo de ese líquido.

Según Guillermo Núñez Trujillo, director de operaciones de la Empresa Provincial de Acueducto y Alcantarillado, una de las causas principales de esta situación son los cruzamientos de aguas albañales con aguas de consumo humano, debido a la construcción de fosas y letrinas sin las condiciones adecuadas, a las instalaciones que realizan las personas sin respetar la distancia entre una red y otra y, obviamente, al estado deplorable de las redes que al presentar salideros permiten, también, la entrada de aguas contaminadas.

Esa realidad se inscribe en un contexto nacional que ya en el 2012 mostraba un panorama complejo, cuando la Política Nacional del Agua, aprobada por el Consejo de Ministros reconoció que más de seis millones de cubanos utilizaban fosas y letrinas, pues no poseían alcantarillado. En Ciego de Ávila el panorama se agudiza, ya que tampoco contamos con un sistema de tratamiento de aguas residuales que, en la mayoría de los casos, terminan filtrándose al manto, de donde “bebe” gran parte de la población avileña, a través de 150 estaciones de bombeo.

Algunas de esas estaciones se ubican en suelos cercanos o en medio de asentamientos poblacionales y tierras agrícolas, cuya actividad provoca que el límite máximo admisible de sustancias, asociadas a la calidad del agua en sus valores físicos y químicos, se disparen, volviéndola no potable.

Reinaldo Rodríguez Martínez, especialista en Desarrollo y Manejo de los Recursos Hídricos, en la Empresa de Aprovechamiento Hidráulico, esclarece la realidad y alude a 157 focos contaminantes que hoy filtran su contaminación al manto; si bien la lista de los que, en alguna medida, también son un peligro potencial asciende a 812.

Desde su postura, al frente de la Red de Calidad, Yaneli Rodríguez Ríos, especialista principal en manejo de Recursos Hídricos computa esos indicadores y confirma que, por ejemplo, el nitrógeno presentó valores por encima de lo que estipula la norma cubana de Higiene Comunal -Fuentes de Abastecimiento de Agua- Calidad y Protección Sanitaria.

La bibliografía indica que esa sustancia es perjudicial para la salud, a largo plazo; del mismo modo que la dureza total del agua, asociada a las rocas carbonatadas y muy cálcicas sobre las que se levanta Ciego de Ávila, constituye una condicionante de las litiasis renales que llegan a la consulta de Urología.

“Casi el 90 por ciento de los cálculos tienen su origen en el calcio y ello, en muchos casos, pudiera estar relacionado con el consumo de agua dura”, destaca Reinel Rodríguez Pastoriza, al frente del servicio de Urología del Hospital Provincial Doctor Antonio Luaces Iraola.

Aunque lo recomendable sería hervir y filtrar el agua, “cómo uno le “receta” a un paciente un filtro, si los precios muchas veces no lo permiten”, se lamenta el doctor.

Sin embargo, otras limitantes, difíciles también de encausar, caen sobre las aguas en Ciego de Ávila.

Escucha"Manejo de Recursos Hídricos en Ciego de Ávila" en Spreaker.


Comentarios  

# UnKnown 11-07-2018 14:40
Sí, varias han de ser las dificultades que hay en Ciego de Ávila con el tema del agua, porque mucha puercada y cochinada hay en esta provincia.
La dirección de nuestro país se ha manifestado muchas veces respecto a los gastos en que se incurre por el tema de la salud y no niego que así sea, pero lo cierto es que la cochinada es más gratuita todavía y francamente, molesta.
Responder | Responder con una citación | Citar
# Julian 13-07-2018 13:09
Aplaudo una vez mas tu polivalencia analitica, tantisimos informadores de aqui, buenos, que lo son, me recuerdan que no tienes nada que envidiar, y si mucho que aprender los aludidos del patio..
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar