Sábado, 24 de febrero de 2018 1:08 AM

Agua de mar... a La Larga en Ciego de Ávila

Aunque —de acuerdo con las aspiraciones— ya debiera estar concluida, la obra que se ejecuta en la cayería norte avileña para inyectarle agua de mar a Laguna Larga, debe tener feliz término durante este verano.

Muy bueno resultaría que así fuese, no solo para dar por cumplido sobre papel un proyecto concebido en plan, sino también y, sobre todo, para que la mencionada laguna “respire y sude” mejor.

Especialistas del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente en la provincia de Ciego de Ávila, han alertado acerca de cierto deterioro en indicadores ambientales de ese embalse natural, cercano a algunos hoteles e instalaciones del polo turístico Jardines del Rey.

Valorada en casi un millón de pesos (entre ambas monedas), la obra es fruto de fraterna cooperación con la Universidad Autónoma de México e incluye, entre otros objetos, una especie de toma central para abrir paso, por gravedad, a agua que, procedente del mar, será trasladada hasta la laguna, a través de un canal de 3,6 metros de ancho.

En opinión de especialistas, esa “inyección” de líquido debe asegurar una mejor circulación dentro del embalse y una adecuada interacción con el mar, beneficiosa para rescatar indicadores ambientales y mantener la vitalidad de los ecosistemas.

Representantes de la Empresa Constructora de Obras para el Turismo explican que el proyecto concibe compuertas aptas para regulación en caso de eventualidades extremas o cuando se requiera darle mantenimiento al canal.
Con una concepción integral se prevé, también, la siembra de césped y vegetación endémica de la zona.

Constructores y representantes del CITMA consideran que, a la par del impacto científico y medioambiental, la obra puede tener marcada repercusión turística y educativa, al despertar interés en quienes visiten el Hotel Colonial y otros cercanos asentados en ese tramo del archipiélago, en el norte cubano.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar