Domingo, 23 de septiembre de 2018 4:11 PM

En Ciego de Ávila: Donar más, salvar más (+Post)

Aun cuando Ciego de Ávila lleva dos años consecutivos ratificándose como provincia destacada en el plan de donaciones voluntarias de sangre, las alarmas comienzan a sonar en el territorio para este programa del Ministerio de Salud Pública que depende, en gran medida, de la conciencia ciudadana para subsistir.

Según explicó a Invasor Martha Méndez Mellor, directora del Banco Provincial de Sangre, a lo largo de estos años, se ha logrado crear un potencial de donantes identificados, pero muchos de ellos ya se encuentran próximos a los 65 años, edad límite para donar; de ahí la importancia de sumar personas jóvenes “porque a diferencia de los medicamentos, que pueden suplantarse por otros del mismo grupo farmacológico, la sangre no ofrece esa posibilidad”.

Detalló la especialista que, actualmente, la provincia presenta una situación comprometedora en la asistencia médica con el suministro que corresponde a los grupos sanguíneos no frecuentes, entre los que se encuentran el B+, el AB+ y todos los negativos, por constituir estos los menos identificados, mientras que el A+ y el O+ resultan los más habituales entre quienes asisten a donar.

Al cierre del primer semestre, los municipios de Chambas, Morón, Ciego de Ávila, Primero de Enero, Ciro Redondo y Venezuela figuraban como los de mayor estabilidad en el cumplimiento de las donaciones voluntarias del vital líquido; al tiempo que Florencia, Bolivia, Baraguá y Majagua quedaban rezagados, lo que a juicio de Méndez Mellor se debe a la ausencia de un trabajo intencionado que estimule la voluntad de las personas, pues “puede que hoy se done por un desconocido, pero mañana quién quita que sea por un amigo o familiar”, por lo que resulta válido reconocer a quienes alguna vez extendieron su brazo desinteresadamente.

Cada mes, entre 800 y 900 unidades de sangre llegan a los hospitales Dr. Antonio Luaces Iraola, de la ciudad capital, y Capitán Roberto Rodríguez Fernández, de Morón, a lo que se suma la demanda de los pacientes avileños que reciben atención médica en instituciones de otras provincias como el Cardiocentro Ernesto Che Guevara, de Villa Clara, el Hospital Pediátrico William Soler de La Habana y el Instituto Nacional de Hematología e Inmunología, conforme dio a conocer la directora.

Entre los requisitos a cumplir por quienes deseen donar voluntariamente su sangre, se encuentran presentar el carnet de identidad o militar en el momento de efectuarse la donación, estar entre los 18 y 65 años de edad, ser una persona sana, tener un peso igual o mayor a los 50 kilogramos, no haber ingerido bebidas alcohólicas la noche anterior y descansar bien, así como no haber tenido infecciones víricas (catarro o faringitis) en los últimos siete días y haber transcurrido tres meses de la última donación, en el caso de los hombres, y cuatro, en el de las mujeres.

Méndez Mellor detalló que en estos momentos el territorio se encuentra inmerso en la captación de donantes para el Programa de Plasmaféresis Productiva Automatizada, el cual permite la obtención de un mayor volumen de plasma humano destinado al fraccionamiento industrial y a la producción de reactivos hemoclasificadores, pero fija otros requerimientos para el donante.

De acuerdo con un comunicado de prensa emitido en Washington por las Organizaciones Panamericana y Mundial de la Salud, Cuba integra la lista de solo 12 países de las Américas que tienen el ciento por ciento de donaciones de sangre voluntarias, resultado que se sustenta en la labor de los 46 Bancos y 168 centros de extracción de sangre con que cuenta actualmente el país.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar