Sábado, 15 de diciembre de 2018 9:11 PM

ETECSA aclara rumores sobre conexión inalámbrica en Ciego de Ávila

Aunque el objetivo del país de establecer la tercera generación (3G) para la conexión a internet sea, para muchos avileños, casi una quimera, la realidad es que los avances, a pesar de mostrarse lentos, son considerables si se tiene en cuenta el número de nuevos servicios y líneas telefónicas que están operando de manera simultánea.

• Sobre el tema Invasor publicó el artículo "Y la informatización, ¿pa´cuándo?"

Los comentarios a favor, o en contra, luego de las denominadas pruebas gratis de conexión desde los dispositivos móviles, no han demorado; incluso hay quienes se muestran escépticos porque en su criterio, ¿cómo es posible que la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A (ETECSA) trabaje en el despliegue de la cuarta generación, si aún la tercera tiene sus deficiencias?

Si bien el proceso de adaptación a la 3G se ha tornado lento, a pesar de que, aparejado a él, se ha priorizado la alfabetización de la población en este sentido, no pocos culpan a dichas pruebas de algunos desperfectos que, últimamente, afectan a la telefonía celular; sobre todo en el envío de mensajes de texto y las llamadas telefónicas.

Ante las inevitables dudas, Invasor conversó con Wilfredo Rodríguez Rodríguez, jefe del departamento de servicios móviles en la delegación de ETECSA en Ciego de Ávila, quien aclaró que el plan de inversiones de la misma no ha cesado y que, en comparación con el pasado 2017, el monto designado asciende a casi el doble, en función del perfeccionamiento de la conectividad.

“En la provincia se trabaja para aumentar las capacidades técnicas de las radiobases ya existentes, las que permiten la conexión desde los celulares, pues estos, por sí solos, no lo lograrían. Con las nuevas utilidades que ETECSA ofrece, ya sea recarga internacional o nacional, así como la posibilidad de comprar más tarjetas SIM, obligamos al usuario a que consuma ese monto en un corto período de tiempo, menor a un mes, razón por la que se prioriza el mejoramiento del sistema, con reajustes, sustitución y mantenimiento de las radiobases”, dijo Rodríguez Rodríguez.

Según Wilfredo, las pruebas para la conexión a internet fueron un indicador para conocer los puntos débiles, siendo el reparto Vista Hermosa, en la Ciudad de los Portales, la cabecera de Morón, el municipio Primero de Enero, el poblado de Majagua, y algunas zonas de Ciro Redondo, los más desfavorecidos durante ese período; así como la corrección y reajuste de determinados parámetros, lo que conlleva a más trabajo, siempre programado para los horarios nocturnos, después de las 12 de la noche, y así reducir las afectaciones que puedan causar a los usuarios.

“Hay trabajos que necesariamente deben hacerse de día, como el ajuste o mantenimiento de una antena, de ahí la posibilidad de que el equipamiento no trabaje a toda su capacidad y los clientes noten daños en el servicio, pero este es el proceso normal.

“En estos últimos tiempos se han notado más cambios, porque se está haciendo mucho a la vez. Anteriormente, se introducían poco a poco los servicios, por lo que la puesta en marcha era casi imperceptible. Hoy se trabaja a la par en todo el país y en muchos elementos del sistema que, necesariamente, no tienen que encontrarse en el mismo lugar, pero sí deben sincronizarse para trabajar de manera efectiva”.

A pesar de que en el territorio avileño funcionan 96 radiobases de las tecnologías 2G y 3G, el número de capacidades es insuficiente en algunas de ellas, motivo por el cual se genera congestión, lo que, a decir de Rodríguez Rodríguez, no significa que se detenga la conexión, sino que no pueden operar mayor cantidad de personas que las ya establecidas.

De ahí que se trabaje para aumentar las capacidades en los lugares de mayor población, como la ciudad cabecera de Ciego de Ávila, que cuenta con 14 radiobases instaladas, lo que implica volver a probar el equipamiento y por consiguiente, problemas en la conectividad, solo durante ese tiempo.

Más de 200 000 líneas activas tienen hoy los avileños, equivalente a casi el 50 por ciento de nuestra población beneficiada con la telefonía celular. Que el país y la provincia se lanzaran a probar tecnologías implicaba tiempo para el despliegue de las mismas, además de la mejora de los elementos necesarios para la conexión. Por ello, que todos los procesos se lleven a la par, siempre generará problemas, no solo en los servicios, sino también en el bolsillo de los clientes que son, al final del día, quienes pagan por ellos. Solo esperemos que no se devalúe la calidad por abarcar demasiado.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar