col2Un proyecto para incrementar la producción de frutas y hortalizas con la siembra de más de 500 hectáreas, comenzó en la Agricultura Urbana, Suburbana y Familiar (AUSF) de la provincia de Ciego de Ávila.

Las acciones en marcha incluyen centros de materia orgánica y compost, canoas para la lombricultura, secaderos de plantas medicinales y fomento de cerezas, naranja agraria y maíz.

Productores estatales y del sector cooperativo-campesino enmarcados en esa modalidad agrícola rescatan el tomate placero, un renglón que hace años prácticamente no se cultiva en Cuba, afirmó a la ACN el ingeniero Osmany Fleitas González, director provincial de la AUSF.

Igualmente se amplía la siembra de cúrcuma, mata que es procesada en el poblado avileño de Quesada y aporta cada año millones de sobres de bijol en tres formatos para el mercado local, otras provincias y el Turismo, con buena aceptación entre los pobladores.

El plan a ejecutar en los venideros seis meses comprende, asimismo, 60 hectáreas de riego de agua por goteo en campos de Baraguá, mientras otras 390 serán cubiertas de sorgo en áreas de Primero de Enero y Ciego de Ávila con destino a la alimentación animal.

En el primero de esos dos municipios se aprovecharán espacios libres del riego por aspersión (también llamados realengos) para cultivar en ellos 30 hectáreas de diferentes especies frutícolas.

Una de las iniciativas de este proyecto la desarrolla el campesino Alexander Ramírez, de la localidad de Ciro Redondo, que posee cuatro hectáreas de cerezas y tiene previsto enlatar el jugo.

Ramírez expresó su interés por este tipo de labranza, cuyas densidades de plantación pueden oscilar entre 350-500 árboles por hectárea en secano y 600-900 en regadío.

Él aconseja para los cerezos no abonar ni regar en exceso y controlar el tamaño del árbol con su poda correspondiente cuando supere los dos y medio metros de altura, pues sigue dando producción, precisó.

Ciego de Ávila ha priorizado, para el período septiembre-febrero en la AUSF, las hortalizas de hojas, el correcto uso de la tierra, la capacitación de los campesinos, el manejo agroecológico de las plagas, el ganado mayor y la producción de alimento animal.


Submit to Google PlusSubmit to Twitter

Add comment


Security code
Refresh