Equidad sobre la mesa 1• Miles de avileños se atormentan, ahora, en cómo acceder a los alimentos y productos básicos. El rumor azota y la realidad desmiente. ¿Por la libreta, por la libre o por dónde?

Con 7 000 paquetes de galletas diarios la Industria Alimentaria tampoco cubre la demanda que se genera en todos los pueblos y comunidades

En un día de los "normales" en la esquina del bulevar avileño se venden cinco cajas de jabones, pero este miércoles se vendieron 30. Obviamente, la anormalidad con la que se vive y se compra ha dejado al Comercio desabastecido en algunos puntos y allí donde el huracán es consecuencia, algunos ven causa; una diferencia que, bien entendida, podría devolvernos la calma.

Ese miércoles, por ejemplo, no había jabón en la tienda La Americana porque los que compraron su aseo lo hicieron pensando en septiembre, octubre, noviembre... y puede que en diciembre. El acaparamiento ha colapsado la oferta que previo a Irma se regía por la normalidad y ante esa situación (y mientras vuelve a abastecerse) la indicación ha sido regular. Porque no es justo que los de mayor nivel adquisitivo tengan provisiones hasta diciembre y en Palmarito o Punta Alegre la gente no tenga con qué bañarse.

Cada quien lo ha hecho a su manera; en Tamarindo, Florencia, se anotaba en la libreta de productos normados, dando la impresión de que “es lo que te toca”, y en La Americana, municipio de Ciego de Ávila, se vendía una cantidad limitada cada vez que alguien se parara frente al mostrador. Y si usted iba 10 veces... multiplicaba su compra.

El ejemplo, más que cuestionable en un extremo u otro es solo una muestra de las prerrogativas que tienen los Consejos de Defensa Municipales (aún estamos con los Consejos activados) para organizar y regir la vida en su territorio. Sobre esas diferencias ha habido incomprensiones, dudas y no pocos rumores que azotan fuertes, como la tormenta. El fenómeno, sin embargo, se ha extendido a todo el Comercio: hoy no se compra casi nada sin la sospecha de ¿habrá mañana?

EL GOBIERNO DICE

De algún modo, la ausencia de una estrategia definida después de una catástrofe como la que Ciego de Ávila padeció ha dejado en manos del entendimiento personal la distribución de productos básicos a la población. Fue así que, mientras en algunas comunidades y municipios se distribuía, por ejemplo, un paquete de galletas por núcleo, como se hizo en Bolivia, en Falla alguien revendía galletas a 40.00 CUP.

Pero, incluso, tratando de buscar la equidad se ha sido injusto. ¿O es que todos los núcleos tienen la misma cantidad de personas? Lo reconoce Rigoberto López Pérez, jefe del Subgrupo de Alimentación del Consejo de Defensa Provincial (CDP), quien aclara que ya en esa instancia se adoptó el acuerdo de elaborar un plan de distribución de alimentos u otros productos básicos para estos casos excepcionales. En algunos sitios, conceptos como regular, controlar y normar se han confundido, amén de que cada quien los implementa a partir de la facultad que tiene cada Consejo de Defensa de encauzar la vida en esos lugares.

Equidad sobre la mesa 2“Ahora hemos dado la prerrogativa a cada Consejo de Defensa Municipal para que distribuyan los alimentos y productos básicos, a partir de lo que ellos consideren, y eso, obviamente, ha generado diferencias, aunque nosotros consideramos que lo más justo sería la per cápita (hacerlo teniendo en cuenta la cantidad de habitantes).” No obstante, Rigoberto aclara que la comercialización ha dependido de la gestión de cada territorio.

Los 86 puntos de venta de comida no han sido estables: en algunas comunidades afectadas ha faltado disposición, mientras que en otros, como el Reparto Ortiz de la cabecera se observa el beneficio

Cuando se distribuyó el pollo que se vendió a 10.00 CUP, que solo fueron 20 toneladas que corrían el riesgo de echarse a perder porque habían llegado el día antes del ciclón al frigorífico (además del que existía en cada territorio con igual peligro) Chambas solicitó 400 cajas y puso 125 en Falla, 75 en Punta Alegre y 200 en la cabecera municipal. Venezuela pidió 345 y puso 55 en Júcaro. “Como ves no fue de manera equitativa, aunque tampoco hubiera alcanzado para todos...”, aclara Rigoberto.

Más allá de esos ejemplos pasados, que incluyeron 28 toneladas de arroz que se mojaron y se comercializaron a 1.50 CUP la libra, en algunas comunidades, y de las 105 toneladas de chícharos que también se afectaron y se vendieron en toda la provincia a 1.00 CUP la libra, Rigoberto destaca el trabajo diario que actualmente se realiza en la sede del CDP, donde las industrias y los jefes de los subgrupos intercambian para determinar los volúmenes que llegan a cada municipio y comunidad.

Por tales encuentros Invasor supo que durante esta semana no se ha podido estabilizar la producción de los lácteos, debido a fallas eléctricas que ya se corrigieron, y que el yogur ha venido de Sancti Spíritus y Camagüey sin que alcancen los envíos que en algún momento se completarán. Irregularidades ha tenido, asimismo, la leche fluida y allí donde se ha cortado, con reiteración, se ha sustituido por leche en polvo, a partir de las solicitudes de las zonas o Consejos de Defensa.

Otras decisiones se han tomado en beneficio de que existan más turnos de elaboración y la producción diaria de galletas de sal llegue a las siete toneladas (7 000 paquetes) e igual cifra se consume, todos los días, de harina de trigo, cuando antes eran cinco, lo que evidencia que se produce mayor cantidad de panes para la venta liberada.

En el caso del cerdo, Rigoberto es explícito. El Jefe del Subgrupo de Alimentación del CDP anuncia que cada día, desde este jueves, se sacrifican entre 450 y 500 cerdos en la provincia: 230 van al Cárnico (para sus producciones habituales, que no se han recuperado del todo, pues una caldera en la entidad de la ciudad cabecera sufrió afectaciones), 74 van a La Habana y el resto se suministra al Comercio y la Gastronomía, ya sea para su comercialización a 16.00 CUP o para la elaboración de comida.

Hoy, para los 86 puntos de elaboración de comida que existen en el territorio se han destinado los recursos necesarios. Y en reunión efectuada este martes el vicepresidente del CDP, Raúl Pérez Carmenate, insistía en que allí donde no se cocina es por falta de interés. “No pueden aceptarse justificaciones”, expresó, luego de conocer que a no todos los lugares afectados ha llegado esa oferta.

Equidad sobre la mesa 3Con precios que oscilan entre los 7.00 y 10.00 CUP, la opción ha tenido buena acogida y tal facilidad se ha complementado con la venta de sacos de carbón a 20.00 CUP (antes estaba a 35.00). También, en los intercambios diarios, se ha asegurado que para las 1 660 personas evacuadas (la mayoría en Chambas, 577) se mantiene la alimentación, según las normas establecidas.

Venta de refrescos y mermelada a granel, paquetes de gofio, harina de maíz, entre otros, complementan la distribución del Subgrupo de Alimentación del CDP, que ahora contará, además, con la reciente Resolución del Ministerio de Finanzas y Precios para ejecutar más medidas en favor de los damnificados.

El cárnico aun no ha estabilizado sus producciones, pero la masa cárnica ya comienza a venderse en varios municipios

La actual Resolución 645 en su inciso D, del capítulo III, señala que los “consejos de la Administración provinciales y municipales o en su lugar los consejos de Defensa provinciales y municipales, de estar activados, establecen precios y tarifas máximos para productos y servicios de impacto en la población”.

De ahí se infiere que, en lo adelante, no solo podríamos distribuir mejor, sino más barato.

Submit to Google PlusSubmit to Twitter

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar