baja la marea 1• En Ciego de Ávila, el verano tiene sus altas y sus bajas. Apuntes de una playa en dos tiempos

8 de julio: frutas pa comer y pa llevar...

La playa se fue seis metros adentro y con la retirada dejó la arena hecha fango y a los bañistas —que incluso en tiempos de “alta marea” les costaba bañarse mirando el pedraplén hacia otras playas que nunca han tenido “bajas”— se les fueron las ganas a otra parte. Pero el reflujo no duró 15 días, ni siquiera a las aguas pudo achacárseles que el aspaviento sin precedentes con que se inauguró el verano en Playa Félix se haya ido con la brisa de los días posteriores.

Aquel 8 de julio, el antiguo administrador de la gastronomía que se erige en sus arenas, le comentaba a Invasor cómo él tenía que ir el año pasado en un carretón al poblado de la Isla de Turiguanó a buscar los alimentos para vender.

“Ahora pusieron hasta un contenedor para la mercancía”, señalaba. Esa era, apenas, una de las tantas diferencias que se instalaron en la playa este 2017: aparecieron también un punto de Acopio para la venta de frutas, soleadores, agua para enjuagarse, transporte para los bañistas, variedad de refrescos, cervezas, confituras... Pero eso fue entonces, cuando la prensa y las autoridades del gobierno llegaron a evaluar el verano en un recorrido, previamente anunciado.

Un mes después, de casualidad, reportera y fotógrafa se fueron a la misma playa: los tanques de agua estaban vacíos, del punto de Acopio no quedaban ni horcones, cero confituras, cero cerveza de 10.00 pesos, el pan no había llegado, el administrador sacaba cuentas del menudeo.

“He tenido que cerrar varios contratos. De tres custodios, solo queda uno, ya no tenemos a nadie para limpiar la playa, de tres dependientes hoy tenemos uno y de dos cocineras, igual nos quedamos con una sola. Aun así, esto tampoco debe dar negocio, pues entre el salario de todos nosotros, más la transportación... (cuando la hay), supongo que estemos con pérdidas porque a la playa no viene casi nadie. Esto al principio parecía que iba a estar muy bueno, pero después....”, se lamenta Yadir Colón González, administrador de la entidad moronense que este año se fue a la playa a extender sus servicios.

Y en la playa los ánimos se ahogaron. Ahora dice que el año que viene será difícil que lo convenzan de volver; no con las actuales condiciones y sin una estrategia para que vayan bañistas. “Solo una guagua ponen los fines de semana para que venga la gente de Turiguanó”, añade.

— ¿Y por qué no vienen los de Acopio ya?

“Ellos deben venir viernes, sábado y domingo, pero el transporte les ha fallado algunos fines de semana. La oferta sí ha sido muy buena, hasta coco han traído...si no ves el quiosco es porque ellos lo desarman y lo guardan para que el viento no se lo lleve”, afirma Yadir.

Jesús Leyva González, un cochero que se la pasa llevando y trayendo gente a la playa, quizás exagere cuando dice que frutas ha visto uno o dos fines de semana, pero lo dice. A su lado, Miguel Ángel Báez Peña no puede desmentirlo porque no ha frecuentado playa Félix, mas su opinión es contundente: “saca tú la cuenta, si hoy domingo ves tan poca gente y casi nadie tiene transporte pa irse pa los Cayos, ¿por qué tú crees que sea?”.

Y lo que supongo ha de parecerle una perogrullada. Me voy sin decirle que muchas opciones tienen, como las mareas, sus altas y bajas, aunque en playa Félix hace rato que no sube.

baja la marea 2 6 de agosto: en este lugar vacío había un quiosco y se vendían frutas

baja la marea 3Varios entrevistados dicen que la playa está vacía

baja la marea 4Para el administrador las ofertas han bajado. Y nada que ver con la luna ni las mareas

Submit to Google PlusSubmit to Twitter

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar