Horma comprime al zapato Pastor 1• A pesar de adversas condiciones, el Laboratorio de Calzado Ortopédico Especializado continúa ofreciendo un servicio de alta sensibilidad humana en la ciudad de Ciego de Ávila

Es evidente que en esta área el espacio no es suficiente

Directivos no, trabajadores tampoco y mucho menos la población. Nadie hubiera querido que los servicios de calzado ortopédico especializado pasaran de la céntrica ubicación que tenían, en la ciudad de Ciego de Ávila, hacia dos locales alejados entre sí y mucho más retirado uno de ellos: allá, frente al llamado servicentro Burgos, en la vía que conduce hacia la ciudad de Morón.

Los efectos del tiempo habían causado mellas en el antiguo inmueble (calle José María Agramonte, entre Independencia y Joaquín de Agüero) y, luego de un tiempo de inercia total, no quedó más remedio que acudir a la reubicación, hace aproximadamente dos años, como alternativa para continuar ofreciendo un servicio altamente sensible, del cual se benefician más de 1 500 personas de todas las edades, residentes en los 10 municipios de la provincia, e, incluso, fuera de ella.

“Estamos hablando de pacientes con deformaciones en los pies, acortamiento en las piernas, a partir de 2,5 centímetros; amputaciones del pie, secuelas de operaciones y traumatismos, entre otros casos”, explica Ana Flora Valdivia Rivero, directora del Laboratorio de Calzado Ortopédico Especializado.

FUERA DE HORMA

Aunque el que llega a la recepción, en calle República, esquina a Maceo, suele recibir una atención “en talla”, tal vez muchos ignoren el empeño que deben poner los cinco obreros directos a la producción para “aterrizar” y convertir en pasos, de verdad, la excelente, pero inconclusa obra de cirujanos ortopédicos, el sueño de quienes nacieron con alguna deformidad en los pies, el anhelo por seguir andando luego de la inevitable amputación...

Horma comprime al zapato Pastor 222Cachito le sigue sacando el zumo a esas carcomidas hormas

Reducido, el espacio deviene horma demasiado ceñida para un proceso eminentemente artesanal que no puede fluir con síntomas de hacinamiento entre quienes, a filo de chaveta o a ritmo de aguja de coser, parecen fabricar calzado cuando, en realidad, hacen arte.

Bien lo sabe la majagüense Arelys Venegas, vecina de la apartada comunidad rural de Limones Palmero, cada vez que recibe esos dos zapatos que, si bien están llamados a cumplir una sola e idéntica función, “nada tienen que ver, uno con el otro”, en cuanto a forma y dimensiones.

Para Braulio García Suárez, Cachito, considerado un maestro en el giro, no solo el espacio se torna contratiempo, también el deterioro de hormas carcomidas por las dentelladas del tiempo, mesas de trabajo, bancos y taburetes que claman por justo y necesario relevo, obsolescencia de las máquinas, insuficiente iluminación y problemas de ventilación, agravados por la mala calidad de los últimos ventiladores entregados a la Unidad.

Al tanto de tales realidades, Aldo Fidel Miranda Quintana, director de la Unidad Presupuestada Electromedicina, a la cual se integró el Laboratorio de Ortopedia como centro de costo, desearía que el presupuesto permitiese darle un rápido vuelco a la situación y no tener que hacerlo de forma progresiva, en la medida de posibilidades muy limitadas, tal y como debe ocurrir próximamente, cuando, de acuerdo con lo previsto, se adquieran nuevos ventiladores y se mejore, de paso, la iluminación en los locales de trabajo.

Optimista, Ana Flora espera alguna alternativa central, para paliar dificultades como las relacionadas con los bancos de trabajo, válida para otras provincias.

Lo que no cunde, es el desaliento. La vieja, pero muy saludable frase “cuando no hay perros se montea con gato” cobra cuerpo, chaveta en mano, sobre la piel de cuero, para que el moronense Luciano Luis siga conduciendo su rastra a pesar de la elefantiasis que presenta en ambos pies, o para que la avileña María Álvarez Bacallao no deje de caminar, como tampoco Felipe Miranda, un hombre que le paga 800.00 pesos al dueño de una máquina para venir desde Miraflores hasta Ciego de Ávila en busca de una prótesis de muslo que le cuesta alrededor de siete veces menos, según comentan trabajadores del propio laboratorio.

Similar les sucede a quienes deben ir más de una vez hasta el Laboratorio de Ortopedia Técnica, ubicado en la mencionada vía que conduce a Morón, ante la necesidad de correcciones en calzados que requieren un artificio o cáliper.

Horma comprime al zapato Pastor 3Cuenta Raúl Montoto Lobaco, presidente de la Asociación Cubana de Limitados Físico Motores (ACLIFIM), que a uno de los asociados “ha llegado a costarle 109.80 pesos un bastón, al tener que pagar solo 9.80 por ese medio de apoyo y 100.00 por el bicitaxi alquilado para ida y regreso.

He aquí el humano arte de estos artesanos: zapatos totalmente diferentes para la misma persona

Aún cuando unificar los servicios en un solo inmueble, más accesible, incluso, no depende de la Unidad Presupuestada, según Aldo Fidel hay intención de lograrlo, como expresión de la voluntad gubernamental e institucional para acercar y facilitar el acceso de la población a asistencias de esa índole, tal y como trascendió recientemente, al ser renovada la Dirección de Salud en la provincia.

Mientras tanto, Flora y sus trabajadores no se detienen, siguen garantizando un producto que quizás no tenga la terminación del que fabrica la capital del país u otro territorio, pero es el nuestro, hecho con mucha dedicación y factible de perfeccionamiento.

Siguen, Flora y sus obreros, ofreciendo servicio de toma de medida a domicilio o en hospital, para quienes no pueden moverse hasta el Laboratorio.

Y continúan, también, abriéndole puerta a la formación de jóvenes en ese legendario y humilde oficio, para que se enamoren de él (aunque no tenga la remuneración de otros), se “envicien” hasta la médula (como Cachito), y no se dejen atraer por los cantos de chavetas que “tasajean” estibas de billetes en la manufactura privada del calzado y, sobre todo, para que cuando terminen cada nuevo zapato lo sientan como el divino alivio para su propio pie.

 

Submit to Google PlusSubmit to Twitter

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar