Domingo, 18 de noviembre de 2018 3:21 AM

Visita al cacicazgo de Itabo (+Post)

En la etapa precolombina existió una comunidad con un líder, cuyo nombre tiene mucha vigencia en el municipio avileño de Baraguá, donde un río y un motel se identifican con su nombre

Le llamaban Itabo, y con su gente vivía al sureste de la actual provincia de Ciego de Ávila. Llegada la colonización aquel asentamiento dejó de existir por razones harto conocidas, pero nadie pudo borrar el vocablo que, desde hace 34 años, identifica a uno de los recintos más gustados en tierras baragüenses.

Hilda Pérez Darna, una de las fundadoras del motel, recuerda que desde muy joven empezó a trabajar en ese lugar, primero al cuidado de la obra que allí edificaban, y luego como gastronómica.

“Vivo muy cerca, en el batey de Santa Teresa, y me enteré que la Federación de Mujeres Cubanas buscaba muchachitas para estudiar gastronomía. Pasé los cursos y me incorporé aquí desde la apertura del centro, ocurrida el 5 de agosto de 1985”.

Justo en aquella fecha surgía una trabajadora que, al paso de los años, se convertiría en símbolo de la gastronomía avileña. Asegura que siempre le ha gustado el servicio de restaurante y en los últimos 12 años ha ejercido las funciones de capitana del salón.

Para bien de Baraguá y de los asiduos al motel Itabo, la instalación asumió este verano con renovados bríos tras la remodelación de sus 10 habitaciones y de varios servicios.

Yumalia Rodríguez Alemán, su administradora, asegura que tienen huéspedes procedentes de todo el país, aunque en la etapa veraniega, como la demanda es muy amplia, es preciso acudir al Buró de Reservaciones de la Empresa de Alojamiento, en la capital provincial si se desea pasar una estancia en ese recinto.

“Otras posibilidades que tenemos son los pasa días, mediante los cuales damos la posibilidad de que nos visiten con el pago de 5.00 pesos en el caso de los mayores y 2.00 pesos para los menores, más la posibilidad de adquirir almuerzos por el valor de 20.00 pesos”.

De esa última opción es asidua Caridad Leris Orrelys, residente en Gaspar: “Cada vez que tenemos oportunidad traemos a los muchachos a que se recreen. El motel ha mejorado, tiene más ofertas que el año pasado, la piscina resulta más agradable y la atención es maravillosa. Por eso escogimos el lugar para festejar el cumpleaños 16 de mi hija Roxana.”

CUIDADO Y PREVENCIÓN

La imagen del Itabo ha mejorado mucho con respecto a la época de su apertura, aunque les atañe a sus trabajadores y a los veraneantes su cuidado, para que el buen servicio perdure.

A los salvavidas les corresponde un elevado grado de responsabilidad en el cuidado de quienes disfrutan, los que no siempre se comportan como es debido.

Gilbert Rodríguez Oliveros ejerce esa función desde hace cuatro años. Su nombre llama la atención del equipo de prensa y le preguntamos por qué lo llamaron así.

“Nací en el año 1988, cuando pasó un huracán con ese nombre y parece que eso influyó en mi familia”, afirma el joven, oriundo de Gaspar.
Para bien de la sociedad, este hombre con “ciclónica identificación”, escogió una profesión idónea para enfrentar meteoros y prevenir imprudencias.

“Durante mi permanencia aquí no hemos tenido ahogados, pero sí algunas indisciplinas que intentamos detener. Muchos de nuestros visitantes toman bebidas alcohólicas y debemos estar al tanto de ellos, orientarlos, prevenir.”

Y sí que están a la viva. Lo constatamos minutos después del diálogo, cuando impidió el acceso a la alberca de dos jóvenes con botellas de cervezas en sus manos, práctica que urge generalizarse con el fin de evitar accidentes.

Una de las instalaciones hoteleras con mejores condiciones para el verano en #CiegodeAvila es el motel Itabo, de Baraguá. Vale pensar en él a la hora de planificar vacaciones.

Posted by Rigoberto Triana Martínez on Thursday, August 2, 2018

AVIZORAN EL DESARROLLO

El sentido de pertenencia prima en el municipio de Baraguá en torno al Itabo. De hecho, la instalación sigue bajo la tutela de la entidad de Comercio y Gastronomía, algo que no resulta usual, pero les ha funcionado bien.

Incluso les queda claro que están en condiciones de ampliar los servicios, más cuando la Naturaleza ha sido bondadosa con el lugar pues durante la pasada sequía el río aledaño no se secó, y ahora su belleza ha ganado en esplendor.

Lázaro Edel Granados Gelenián, presidente de la Asamblea Municipal del Poder Popular en Baraguá, considera que hoy uno de los puntos más débiles del motel radica en la poca capacidad de refrigeración.

A la par de resolver ese contratiempo, prevén el venidero año una inversión que abarcará la terminación de dos cabañas, más una pasarela sobre el río y un ranchón en la otra orilla.

Y vale que exista esa visión sobre un sitio que defiende las raíces culturales de Cuba y sus bellezas naturales en armoniosa colaboración a partir de la reanimación económica y las opciones recreativas, imprescindibles en cada municipio.


Comentarios  

# joe 25-09-2018 15:58
QUE BUENO QUE EL PERIODISTA PUDO ESTAR ALLI CON SU FAMILIA Y DISFRUTAR DE MERECIDO DESCANSO Y QUE APROVECHO EL TIEMPO PARA CONTARNOS DE ESTE PARAJE NUESTRO, TAN LINDO Y ACOGEDOR
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar