Miércoles, 26 de junio de 2019 12:14 AM

Visión de mínimo acceso

Hace 22 años fue similar: especialistas altamente calificados adentrándose en técnicas quirúrgicas del primer mundo, que muestran como mejor garantía de su eficacia procedimientos mínimamente invasivos y una mayor calidad de vida para el paciente. La historia se repite y Ciego de Ávila continúa ganando exclusividades al ser la única provincia en Cuba, después de la capital, en contar con un equipo de simulación para cirugías laparoscópicas o de mínimo acceso.

Ubicado en el servicio de Cirugía Pediátrica del Hospital Universitario Dr. Antonio Luaces Iraola, no solo contribuirá a la formación de nuevos especialistas y a la capacitación de los existentes, sino que también será útil para el resto de los servicios en el entrenamiento de las técnicas iniciales.

Blanca Rosa Rodríguez Núñez, jefa del servicio de Cirugía Pediátrica en este centro, explicó que la donación, valorada en unos 5 000.00 euros, es fruto de un proyecto en el que se trabaja, desde hace dos años, con una organización no gubernamental sin ánimos de lucro, de origen francés, denominada La chaine de l’espoir (La cadena de la esperanza).

Los cursos introductorios y talleres iniciaron con la presencia de Ramón Villamil, presidente de la Sociedad Cubana de Cirugía Pediátrica, y Miguel Antonio González Sabín, responsable en el país del programa de cirugías de mínimo acceso, lo que se considera una revitalización de las acciones comenzadas en el año 1996, cuando profesionales del Hospital Pediátrico Docente William Soler cimentaron aquí los conceptos que hoy rinden mejores resultados de tratamiento a numerosas afecciones.

Para González Sabín, lo ideal es que este equipo de intervenciones quirúrgicas esté disponible las 24 horas, para ampliar su alcance a las urgencias, por los múltiples beneficios que tienen para el paciente, sin embargo, reconoce la necesidad de una infraestructura hospitalaria adecuada, así como de la calidad y la disponibilidad del equipamiento.

Hasta la fecha, la provincia cumple los indicadores asociados a la actividad quirúrgica, con excepción de la cirugía de mínimo acceso que, de un 20 por ciento establecido, se logra solo el 6,3 por ciento, cifras que, si bien no contradicen los avances, ciñen el reto de convertirla en una práctica común, sobre todo cuando la literatura médica aclara que un 90 por ciento de las intervenciones pueden realizarse por esta vía.

• Lea acerca de algunos avances en Ciego de Ávila.

En lo adelante pensar, por ejemplo, en tomar biopsias, extraer quistes de órganos sólidos, o en operaciones de colon por mínimo acceso, no será una utopía, sino un modo real de apartar el bisturí y enfocar la cirugía con una visión de mínimo acceso.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar