Martes, 23 de abril de 2019 2:34 PM

Una educación que desborda un amor especial (+Video)

Muchos son los logros que exhibe la Educación Especial en Cuba a lo largo de casi seis décadas, con un trabajo sostenido por llevar a cada persona con discapacidad el mejor tratamiento para conseguir su inclusión y que, a la vez, ellos contribuyan a la sociedad desde tal perspectiva.

En Ciego de Ávila el buen trabajo con las diferentes necesidades educativas especiales obedece, en gran medida, a los esfuerzos de los casi 630 maestros y especialistas en la escolarización masiva de estos niños y jóvenes con atención diferenciada.

A pesar de las difíciles condiciones económicas del país, acrecentadas por el bloqueo económico, comercial y financiero del gobierno de los Estados Unidos, el Estado Cubano garantiza todos los recursos a su alcance para no paralizar el proceso docente educativo.

Maestra con alumnos En el territorio avileño hay un total de 15 escuelas que dan cobertura a las expectativas de formación de los discapacitados de diferente tipo; además, existe un hogar de niños sin amparo familiar donde laboran con el fin de cubrir sus necesidades básicas.

Estas instalaciones reciben los beneficios de los procesos inversionistas para su restauración y mantenimiento, como muestra de la voluntad política de priorizar el desarrollo y sostenimiento de la actividad. En la actualidad, la escuela Simón Bolívar, del municipio de Venezuela, se encuentra en reparación capital y, durante el 2019, le seguirá la ubicada en la localidad de Baraguá.

Otras instituciones de la provincia apoyan la gestión de los profesionales de la educación especial, como el equipo multidisciplinario del Centro de Equinoterapia, ubicado en áreas del zoológico provincial, asociado a las discapacidades del espectro autista, síndrome de Down y físico motoras.

La labor profiláctica no cesa para diagnosticar las diferentes dolencias y mejorar la calidad de vida de esta población, para la cual están creadas en el territorio avileño las consultas de neurodesarrollo, del centro auditivo y de oftalmología, por solo citar algunos ejemplos.

Hasta todos los infantes y jóvenes avileños que requieren un tratamiento diferenciado en su proceder educativo llega la recreación sana, con proyectos de grupo y sociales desarrollados en el zoológico local, convenios con la sala de videos en 3D, los museos, el sistema de casas de cultura y el Proyecto Colorisoñando, de la Televisión Avileña, donde también interactúan con menores afectados de cáncer.

La instalación docente Águedo Morales Reina, de la ciudad cabecera, cuenta con un salón especializado para el tratamiento de los infantes autistas, que posee condiciones como arenero, pileta para ejercicios terapéuticos, área de juego, aulas asociadas y un pequeño comedor.

En el aspecto de la inclusión educativa, la provincia exhibe buenos resultados en la preparación de las familias, directivos y especialistas, para lo cual funcionan los maestros de apoyo.

Actualmente, no disponen de tales servicios los municipios de Chambas, Venezuela y Ciego de Ávila, este último, solo en el caso de la discapacidad intelectual.

Niño jugando Referencia nacional en la inserción de 77 estudiantes en escuelas de la educación normal resulta el municipio de Baraguá, por ello, y los buenos resultados del territorio, fue seleccionado para formar parte del proyecto de inclusión educativa del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) en el periodo de 2020 a 2024, junto al municipio cabecera y Florencia.

Para aquellos menores que, por cualquier causa, resulten imposibilitados de salir de sus casas, el esfuerzo y la dedicación de alguno de los 90 maestros ambulatorios les llega como mínimo tres veces a la semana.

También en el Hospital General Docente Roberto Rodríguez, de Morón, trabaja un pedagogo para llevar la luz del conocimiento a niños de todas las enseñanzas que permanezcan por mucho tiempo en la institución médica.

El principio de la preparación laboral e inserción activa en la vida económica del país es motivo de orgullo en Ciego de Ávila, pues registra, por varios años consecutivos, este indicador al ciento por ciento, gracias a la dedicación de personas que se sobreponen a sus dificultades para aportar a la sociedad.

En el programa de perfeccionamiento educativo a nivel de país destaca la experiencia avileña en la escuela Celia Sánchez Manduley, de la ciudad cabecera, con nuevas formas de labor, trabajo en red que trasciende al consejo popular donde se inserta y mantiene el intercambio con otras instituciones.

Los torneos nacionales de deporte inclusivo y las olimpiadas especiales en otros países, han visto subir al podio de premiaciones a avileños en las disciplinas de la natación, bádminton, hockey sobre piso, fútbol y gimnasia.

La atención a quienes exhiben necesidades educativas especiales constituyó, desde los inicios de la triunfante Revolución de enero de 1959, una de sus prioridades, al hacer justicia social para sacar del olvido y la discriminación a este grupo de la sociedad.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar