Viernes, 16 de noviembre de 2018 8:48 AM

Trabajo Comunitario Integrado: ¿perfume sin fijador?

Parecía que luego del Taller Nacional de Trabajo Comunitario Integrado (región Central), desarrollado en Sancti Spíritus en febrero de 2017, el camino hacia esa metodología de autogestión y transformación de las comunidades en Cuba había quedado finalmente allanado.

El entusiasmo con que los representantes de las provincias compartieron sus iniciativas y resultados allí, dejó el sabor de las buenas ideas que llegan a materializarse. Solo de Ciego de Ávila asistieron 10 proyectos, uno por municipio.

También las palabras de Miriam Brito Sarroca, secretaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular, motivaron a los presentes, pues la parlamentaria “insistió en la necesidad de utilizar la integración en el trabajo comunitario como un método constante en la gestión de Gobierno, porque ello es expresión genuina de la democracia socialista”, según publicó el periódico espirituano Escambray.

Un año después, sin embargo, al delegado de la circunscripción La Yaya, en Baraguá, quien participó del evento, expuso las características y resultados del proyecto que lidera en su barrio natal, le parece que el impulso contagioso de la cita regional ha decaído.

Una idea que trazuma, asimismo, del informe elaborado por la secretaría de la Asamblea Provincial del Poder Popular en Ciego de Ávila, en el que se evalúa esta metodología de trabajo que implica diagnosticar las urgencias de las comunidades, elaborar un plan de acción con la participación de todos, y el control sistemático del proceso.

No en balde, Brito Sarroca, durante el Taller Nacional occidental, había reiterado “la necesidad de la sostenibilidad de cuanto se logre en materia del trabajo comunitario integrado, que no decaigan el entusiasmo, la creatividad, el deseo de seguir haciendo cosas a favor de la población, y con esta como protagonista principal”.

El argot popular se refiere al “fijador” —esa minúscula partícula química que mantiene las esencias vivas, aun cuando pasa el tiempo, y es cualidad inherente a los perfumes buenos—, cuando de la durabilidad y permanencia de las cosas se trata. Luego, recuerda el refranero, el perfume bueno viene en frasco pequeño.

Entonces, ¿por qué pequeños emprendimientos comunitarios, que buscan fortalecer la participación, la higiene comunal, la educación ambiental, la incorporación al trabajo y al estudio de jóvenes y mujeres desvinculados, el desarrollo sostenible de las dinámicas humanas, padecen la suerte de los aromas baratos?

Invasor se acercará en breve al tema desde las opiniones de algunos protagonistas e investigadores.


Comentarios  

# barbaro martinez 08-05-2018 13:21
es sumamente dificil la INTEGRACION en nuestra sociedad,nos han acostumbrado a que todo tiene que venir de ARRIBA y solo se le da importancia a lo que se chequea de ARRIBA.
se trabaja por ''tareas''
ademas de que no existen normas juridicas para que las personas naturales puedan hacer proyectos socio culturales.
a la SOCIEDAD CIVIL hay que insentivar, el VERTICALISMO durante tantos años causa estos problemas.el pensamiento es lo mas dificil de cambiar.
siempre le estan buscando la 5 ta pata no ogran comprender que existan personas que sin ningun otro interes que el de mejorar su entorno quiera hacer algo.
KATIA, algo comienza a cambiar, hace unos dias me dio tremenda ''sorpresa'' cuando vi en una cafeteria PARTICULAR por el hospital que da GRATIS una merienda a los que se realizan hemodialisis,jestos como estos hay que aplaudir y se veran muchos mas.

brmh
Responder | Responder con una citación | Citar
# sayli 08-05-2018 17:01
Bárbaro: llevas razón en algunas cosas que planteas, como que nuestra sociedad, o al meno suna parte de ella, se mal acostumbró a esperar que otros resolvieran sus problemas, ese síndrome del pichón con hambre inmoviliza y detiene cualquier intento de desarrollo y progreso. En cuanto a lo de las normas jurídicas, ni tanto. Fíjate que el ámbito del trabajo comunitario es muy amplio y adminte iniciativas de muy diversa naturaleza. Coincido contigo en que demasiadas veces se mira desde la sospecha el emprendimiento individual y hasta colectivo. Pienso que si tienes interés de echar a andar un proyecto podráis acercarte a tu delegado de circunscripción o presidente del Consejo Popular y compartir tus ideas.
Un saludo y gracias por comentar.
Responder | Responder con una citación | Citar
# barbaro martinez 09-05-2018 12:17
sayli,muchas gracias presente un proyecto en el CITMA ,les gusto me hicieron buscar un centro de trabajo pues yo estaba desocupado, vino IRMA y todo se fue a bolina fue la ''justificacion'' .
si no cuentas con el respaldo ''institucional'' NADA puedes hechar a funcionar.
para estos proyectos hay que hacer investigaciones de campo y no te las autorizan ,ademas tienes que tener alguna entidad ESTATAL para la cuenta bancaria.
ahora me VOY por dos años,OJALA cuando regrese esten las condiciones objetivas y subjetivas de la que hablo MARX.
saludos.
ve por la cafeteria particular que dona las meriendas a los que se hacen hemodialisis,a lo mejor hay ademas de un lindo jesto una bella historia.

brmh
Responder | Responder con una citación | Citar
# joe 25-09-2018 16:55
Aunque hacemos más de lo que decimos este ejemplo de la Yaya es una buena práctica en Promoción de Salud, en Municipio por la Salud, como debe ser nosotros de asesores y la propia comunidad con sus lideres actuando, porque antes mucho era desde lo institucional a la comunidad y de esas glorias vivian muchos que además se dan todavia bombo, parece que este trabajo Saily no lo leyó el Profesor Salcedo, si tiene como reenvieselo
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar