Viernes, 24 de mayo de 2019 3:27 AM

Subsidios contra roturas y obsolescencias en Ciego de Ávila

Cuando usted revisa los números relacionados con el Programa de Subsidios a personas con desventajas sociales no encuentra fisuras evidentes: los planes se cumplen y la mayoría de los recursos están asegurados.

El territorio avileño cerró el 2018 con 410 células básicas habitacionales terminadas, cifra superior al plan, que solo llegaba a 385, pero, al indagar sobre los pormenores del humanitario proyecto, sale a la luz que los resultados pueden ser mayores, hecho que equivaldría a una mayor satisfacción de las familias necesitadas de esta ayuda gubernamental.

Alexis Darias Rojas y Joel Granados Macías, especialistas de la Dirección Provincial de la Vivienda, informaron que, para el presente año, el número de casos aprobados asciende a 391, cifra conservadora con respecto a las necesidades.

Ambos coinciden en un elemento que afecta: los áridos están garantizados, según los planes, pero ya se han vuelto habituales las dificultades con el suministro por las lluvias en las canteras y roturas en los molinos, sucesos que influyen en los atrasos.

La Empresa de Materiales de Construcción de Ciego de Ávila es la encargada del abasto de esos recursos, y, según Yordán Gómez Rodríguez, especialista en Gestión Comercial, las entregas a las dependencias del Ministerio de Comercio Interior (MINCIN) fueron superiores a lo pronosticado.

Reconoce que las precipitaciones y las roturas han estado presentes, pero la entidad aplica variantes; por ejemplo, el molino XX Aniversario, de Chambas, recibe un mantenimiento integral, y mientras esas labores acontecen, su similar denominado Maximiliano Reinoso, en el mismo municipio, asume 24 horas diarias de explotación, una parte con sus fuerzas, y la otra con los operarios del molino en reparación.

La obsolescencia de esas tecnologías ha conspirado durante los últimos años en cuanto al incremento del ritmo constructivo, sin embargo, nuevas inversiones sugieren un alivio para próximos períodos, entre ellas, la prevista en el molino de Marroquí, que, de ejecutarse en el tiempo establecido, pudiera integrarse al sistema productivo a finales de año.

Sin embargo, la infraestructura actual dista mucho de satisfacer las necesidades, de ahí la importancia de ganar terreno en la producción local de materiales.

Carlos Castaño Oliva, subdirector técnico y de desarrollo de la Empresa Provincial Productora de Materiales de la Construcción, señala como una dificultad que, el pasado año, por cada tonelada de cemento asignaban cinco metros cúbicos de áridos.

“Para el 2019 existe una disminución: por cada tonelada de cemento el volumen de árido es de un metro cúbico, por lo tanto, se impone recurrir a un mayor aprovechamiento de los áridos naturales como las piedras de potreros, el reciclado de escombros y las arenas de río y sedimentadas.”

Como aliciente, el directivo señaló la existencia de cinco minindustrias, en fase de montaje, ubicadas en los municipios más afectados por el huracán Irma, o sea, tres en territorio chambero, una en Morón y otra en Bolivia.

No obstante, los especialistas de la Vivienda opinan que la organización en las entregas a los subsidiados constituye otro elemento clave y deben realizarse en dependencia de las secuencias; que el recurso vaya a donde hace falta.

Alexis Darias Rojas refiere que si la construcción de una persona va por la cimentación no hay razón para venderle los azulejos de la terminación: “Los técnicos tienen un papel protagónico en la guía, el asesoramiento a los subsidiados, pero al mismo tiempo, vale la disciplina de la población”.

Recuerda el especialista que en el 2018 hubo escasez con la carpintería para las viviendas, solucionada a finales de año con una asignación nacional, sin embargo, el llamado hecho por la dirección del país depara un cambio radical basado en las producciones locales.

Uno de los más nobles programas de beneficio a las familias cubanas con problemas de vivienda y bajos índices de...

Posted by Periódico Invasor on Friday, July 24, 2015


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar