Miércoles, 17 de julio de 2019 10:41 AM

Sin perderle las pistas a la violencia en Ciego de Ávila (+Infografía)

Ella siente que, por alguna razón, tiene que pedirle permiso a su novio para salir, elegir su ropa y debe explicarle su horario del día para que él “la tenga localizada”. Ella lo asume como algo normal; en casa sucede algo parecido y a algunas de sus amigas les pasa lo mismo, según han conversado varias veces.

Podría parecer que, avanzado ya el siglo XXI, estereotipos que desvirtúan el papel activo de la mujer en la sociedad estarían enterrados. No siempre lo que se supone es. La Encuesta Nacional de Igualdad de Género del año 2016, cuyos resultados fueron publicados en fechas recientes, deja ver algunos avances en determinadas cuestiones y, al mismo tiempo, en los porcentajes es perceptible que falta mucho por superar. Muchísimo.

Loading...

Loading...

La Doctora en Ciencias Arely Beatriz Ascuy Morales, profesora en la Universidad de Ciego de Ávila Máximo Gómez Báez, también creyó que, a estas alturas, serían menos esos patrones preestablecidos y no estarían tan presentes entre los jóvenes.

No obstante, investigaciones que ha realizado, de conjunto con quienes integran el proyecto Desarrollo humano, juventud, sexualidad y género, del Departamento de Psicología-Pedagogía de la casa de altos estudios avileña, le han abierto los ojos para reforzar su conocimiento sobre lo difícil que es transformar lo establecido en la superestructura social.

Un estudio publicado en 2015, como parte del proyecto, analizó las manifestaciones de violencia dentro de la comunidad universitaria, explica Arely.

“Los resultados apuntan a un subregistro de la existencia de violencia física y una prevalencia de la psicológica por acción. Este patrón es común en estudiantes y profesores, y expresa la naturalización de la violencia, así como su mediatización a partir de variables como el rol y la identidad de género.”

Con la utilización de la encuesta como técnica fundamental, a partir de ese sondeo, el área docente fue referida como un escenario violento, en el sentido de la imposición de métodos de trabajo por parte de los profesores y bajos niveles de empatía de los estudiantes hacia ellos, lo que evidencia que se mantienen métodos de enseñanza tradicionalistas, agrega.

Que la violencia psicológica por acción fuese la manifestación con mayor prevalencia en el estudio, Ascuy Morales lo asocia a que es de la que mayor percepción se tiene y es más evidente a nivel social: ofensas, malos tratos, gritos… Mientras, los maltratos físicos se suelen ocultar por vergüenza ante los demás.

“Sin embargo, en un segundo diagnóstico por las facultades de Ingeniería, Ciencias Sociales y Humanísticas, y Ciencias Pedagógicas, en 2018, aumentó el registro de violencia física, sobre todo vinculada al género.”

El informe de los resultados de los cuestionarios aplicados en Ciencias Sociales y Ciencias Pedagógicas recoge que: “(…) el 100 por ciento de las encuestadas consideran que son víctimas de maltrato físico en diferentes niveles de frecuencia (siempre, el 2,4 por ciento; frecuentemente, el 1,2 por ciento; algunas veces, el 80,5 por ciento; el 15,9 por ciento considera que casi nunca)”.

Estas cifras preocupan y ponen en alerta sobre una problemática que requiere atención y vías para contrarrestarla.
Parte de esto centra, en estos tiempos, el proyecto que lidera Arely.

“Actualmente se trabaja en una campaña para desarrollarla en el ámbito universitario que tiene como objetivo esencial contribuir a minimizar los comportamientos violentos y a la resolución de conflictos.”

Bajo el eslogan “Abre tus ojos: el conocimiento es el primer paso para prevenir la violencia”, este trabajo está organizado en varios módulos que van por el camino de la sensibilización frente a las prácticas violentas, conocer los factores de riesgo y protección en las relaciones de pareja, la identificación de manifestaciones de violencia, entre otros propósitos.

Además de convertirse en el cierre de la Maestría para una de las tutoreadas de la investigadora, será esta una estrategia que, de concretarse, se sumará a los intentos por enfrentar la violencia y sus consecuencias.

Arely también considera que, en este camino, hay que enfocarse en las familias. “En la actualidad el rol social de las familias se ha movido y en ella no siempre se encuentra el desarrollo espiritual necesario; se prioriza lo material sobre otras cuestiones. Esto, por supuesto, está vinculado a las difíciles condiciones económicas en que vivimos, que han movido los intereses.”

En este panorama, tampoco “los maestros están preparados para educar con enfoque de género y hablar sobre la sexualidad en las escuelas. Muchos trabajos investigativos sobre cómo ayudar a cambiar esta situación están engavetados, no se aprovechan para tomar acciones. Sumarle que la televisión no siempre ayuda. No considero que haya, por esa vía, un trabajo importante rompiendo estereotipos de género.”

El consumo de productos musicales que laceran la imagen de la mujer, la falta de vocabulario que afecta la capacidad de pensamiento e incide negativamente en la comunicación con la pareja y el sexismo evidente que lastra aún el lenguaje, son algunas de las condiciones que propician, según la especialista, que la violencia se sostenga.

Frente a eso, “hay que hacer cosas; no basta con decir, hay que mover a las personas a actuar”. Importante saber que ya se están dando pasos para intentar ese cambio. Importante, también, no conformarse y seguir por más.


Comentarios  

# senelio ceballos 08-05-2019 13:17
Saludos Lics.Lisandra y Arely!!..Muy buen articulo y oportuno, Pronto comienza verano y el MACHISMO...se eleva hasta la cima........En nuestra nueva constutucion debe escribirse BEN CLARO...el unico, monopolista de estado en la violencia en CUBA, se llama PNR. y punto!! CUANDO VAMOS a entewnder eso?...Ninguna persona pude usar la violencia contra otra, sea su mujer o Hermana.....NADIE puede usar la violencia......SOLO LA PNR...y si el ciudadano o grupo de ciudadanos violan la ley.....
Responder | Responder con una citación | Citar
# Raúl Rodríguez Giménez 08-05-2019 14:01
Es cierto y se impone el accionar, desde la familia, el aula, la vida. Dejemos atraz esos falsos moralismo, pero tambien las feminas, dialoguen, exijan sus derechos, que el falso consecto el Amor lo puede todo y es para todos....Pongamos riendas en tal sentido digamos No a la Violencia en todos sus Manifestaciones.
Responder | Responder con una citación | Citar
# barbaro martinez 09-05-2019 11:25
hay algo muy cierto el problema es complejo,y hay que Visibilizarlo .
La educacion en la escuela es fundamental asi como los medios de difusion.
hay que hacer mayor esfuerzo en la atencion economica a las Mujeres que son
victimas,el asunto es grave pues puede acabar con un asesinato y en nuestra sociedad el ser humano es lo primero.
he vivido 5 años en españa,pais el año pasado Asesinaron a 47 mujeres por violencia de genero y se le hace un seguimiento por la Television, en ciego de avila cuantas hubo el pasado año.
no creo que el metodo de darle "dibulgacion" ayude mucho en la lucha contra este flagelo, pero tambien creo que no decirlo es Esconder un problema que tenemos que solucionar.

brmh
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar