Lunes, 23 de abril de 2018 9:04 PM

Tributo al Padre de la Patria a 144 años de su caída en combate

En ocasión de cumplirse el aniversario 144 de la caída en combate del padre todos los cubanos, el museo Casa Natal de Carlos Manuel de Céspedes, junto a cientos de bayameses en representación de toda la Isla, realizarán un acto en homenaje al héroe independentista.

Canciones, versos y palabras de reafirmación revolucionaria se escucharán en ese emblemático sitio, muy cerca del lugar exacto donde se estrenaron las notas del Himno Nacional, el 20 de octubre de 1868.

Vivian Infante Aldana, directora del museo, declaró que la actividad comenzará con la ceremonia de las banderas en la primera plaza denominada de la Revolución en el país, ubicada a unos metros de la casa natal.

En ese sitio, fue firmada la capitulación de las tropas españolas cuando los mambises tomaron la ciudad en octubre de 1868 y todo Bayamo era júbilo, por el triunfo y la libertad de una urbe que prefirió el fuego, el 12 de enero de 1869, antes de ser dominada otra vez por España.

Infante Aldana agregó que, como parte del homenaje realizaron la Jornada Hombre de Mármol, la cual incluyó paneles, intercambios con jóvenes y una exposición dedicada a Céspedes y su familia.

Refirió que también fue presentado el Boletín Avisador Cespediano, para favorecer el mayor conocimiento sobre la vida de quien constituyó el iniciador de las guerras independentistas en Cuba y Primer Presidente de la República en Armas.

Resaltó la gran altura del Padre de la Patria, como revolucionario y persona capaz de renunciar a sus riquezas materiales, dar libertad a sus esclavos y tratar de eliminar la explotación y los males del país, aunque él nació en cuna de oro.

Hijo de Jesús María de Céspedes y Luque y Francisca de Borja del Castillo y Ramírez de Aguilar, Carlos Manuel fue también hombre de pensamiento, amante del arte y el juego de ajedrez.

Con total humildad, solo y con problemas en la visión, disparando un revolver contra los enemigos, cayó físicamente el 27 de febrero de 1874, pero nos quedan sus ideas y ejemplo, brújulas para no perder jamás el mejor camino, el de las esencias.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar