Domingo, 21 de julio de 2019 3:07 PM

Receta médica para laboratorios de Ortopedia avileños

Estela necesita una faja lumbar y no precisamente de las diseñadas para moldear curvas. Ella es jubilada y padece un dolor de columna. Sin embargo, cuenta la señora, gastó 100 pesos en un coche para llegarse hasta el Taller Provincial de Ortopedia Técnica y adquirir una necesaria prenda que cuesta solo cinco…

El calzado ortopédico especializado, los artificios y las ayudas técnicas, apoyos básicos para la locomoción y salud de unos 2 366 pacientes avileños censados por prescripción facultativa, cumplen ciertas expectativas de los aquejados, pero cuestiones del escenario productivo afectan la calidad del servicio.

Ana Flora Valdivia Rivero, directora de los laboratorios de Ortopedia Técnica y Calzado Ortopédico Especializado en Ciego de Ávila, informó que ambos centros se encuentran en lugares de la ciudad cabecera bien alejados entre sí y golpea la distancia que separa a los pacientes del laboratorio de Ortopedia Técnica provincial.

Agregó que, al finalizar 2018, el plan de producción registró un sobrecumplimiento de lo previsto —que era de 1 572— con 1 623 pares de zapatos ortopédicos especializados, en tanto la ortopedia técnica facilitó más de 2 000 artificios y ayudas técnicas, aunque en este último servicio no se cumple el propósito anual, ¿por falta de pacientes?

Trabajador del taller de ortopediaEl licenciado Romni Méndez, imprime amor a su oficio y se sobrepone a las realidades de esa sensible área

Para 2019, el servicio se propuso producir 4 624 artificios en el laboratorio de Ortopedia Técnica, pero no se podrá cumplir porque afecta muchísimo que esa institución médica, creada para servir a personas con discapacidad, y por lo general con poco poder adquisitivo, esté fuera de la ciudad, precisó.

Hasta ese local, antes ubicado en el centro urbano del municipio cabecera, y desde el 13 de junio de 2014 trasladado cerca de la carretera a Morón, por la circunvalación norte, se llegan aquejados de todos los municipios del territorio, incluso de otras provincias como Camagüey y Sancti Spíritus, que necesitan ayuda técnica con la mayor calidad y en tiempo, comentó Valdivia Rivero.

En esa edificación, la “nueva”, se invirtieron alrededor de 36 000 pesos, según la jefa de la vital prestación, en tanto el inmueble que se cerró por no reunir los requisitos para laborar allí espera desde hace más de cuatro años el cumplimiento de aquella idea de provisional hasta que se encontrara otra edificación más cercana a los beneficiarios o se arreglara la originaria. “Varias veces he visitado locales más factibles y me los han denegado”, recordó.

No obstante, ‒ dijo la especialista‒ la recuperación del viejo laboratorio de Honorato del Castillo, No. 110, entre Máximo Gómez y Serafín Sánchez, aparece en planes de reparaciones y mantenimientos para el cuarto trimestre de 2019, a juzgar por lo que responden los directivos del sector en la provincia ante las tantas quejas de los pacientes, en su mayoría amputados.

Valdivia Rivero reiteró en 2015, 2016, 2017… el asunto del alejamiento e insistió en lo apartado de las arterias principales de la ciudad, tema que desde hace dos calendarios, asegura ella, se maneja en la dirección del sector en el territorio, con intenciones de incluir en el presupuesto la construcción de un local con mayor proximidad a los pacientes del servicio. “Y se hizo bien público aquello de transitorio”, amplió con cierto desaliento.

Sin embargo, Gustavo López Hernández, jefe de Inversiones en la Dirección de Salud en la provincia, declaró que Ciego de Ávila empleará en 2019 unos cuatro millones 163 500 en obras de mantenimientos y reparaciones, desglosado en los 10 municipios, pero no incluye el antiguo laboratorio.

Subrayó que el sector invertirá este año siete millones 578 200 pesos, que comprenden, además de los trabajos en la infraestructura de los dos hospitales del territorio, la recuperación del mobiliario clínico y no clínico, y la reparación de equipos médicos o su adquisición.

El presupuesto, ligeramente superior al del año anterior, se empleará en áreas del policlínico Belkis Sotomayor Álvarez y el Hospital Provincial General Docente Doctor Antonio Luaces Iraola, ambos de la ciudad cabecera, y el Hospital General Docente Roberto Rodríguez Fernández, del municipio de Morón, añadió.

Por otro lado está Julia Esther Ferras Santos, presidenta de la Asociación Cubana de Personas con Discapacidad Físico-Motoras en el territorio, quien indicó que los miembros de la organización también se pronuncian acerca de las dificultades que les provoca la separación del Taller Provincial de Ortopedia Técnica de la capital avileña, inconformidad reiterada en las asambleas de balance de los últimos años.

Paciente en el taller de ortopediaLas ayudas técnicas comercializadas en moneda nacional presentan buena calidad y aceptación

Humberto Alonso Palmero, por ejemplo, requirió hace poco una muleta, se dirigió hasta ese laboratorio y la encontró con buena calidad y precio módico, por lo que agradece la existencia del centro asistencial, sin desestimar la cuestión archiconocida. Muchos como él coinciden en recalcar la favorable atención del personal de contacto.

También afecta el servicio de los laboratorios la obsolescencia de la maquinaria, con décadas de explotación, y la ausencia de transporte para efectuar consultas de fisiatría a domicilio y en hospitales. “Si el paciente o la familia garantiza la movilidad del especialista, nosotros prestamos tal asistencia”, dijo.

Mientras tanto, 794 usuarios censados en el centro de Ortopedia Técnica (141 amputados de pierna por debajo de la rodilla, 92 por encima, 11 doble amputados y 550 mujeres mastectomizadas) sufren la distancia del escenario productivo. Incluso, pacientes con otras patologías, no censados, que acuden por necesidades médicas circunstanciales, asisten solo a la primera de las tres consultas.

Otro asunto tiene que ver con los planes de entrega de materias primas que tienen efecto con carácter trimestral, por parte del Centro Nacional de Ortopedia Técnica, y que en ciertos casos son importados, con dificultades en su adquisición, lo que no ha permitido cumplir los propósitos del trimestre que concluye, pues, de los 428 pares de zapatos posibles, únicamente se produjeron, hasta la fecha, alrededor de 200, explicó Ana Flora Valdivia Rivero.

La productividad está paralizada en el proceso de costura, aunque a finales de marzo deben entrar los materiales y, para cuando llegue lo que falta, se agilizará la manufactura y no se dilatará más la espera del paciente, señaló.

Sin dudas, la venta de bastones, andadores, del calzado para recurvatun, acortamientos y otras especialidades, así como también la producción de fajas elásticas y lumbosacras, rodilleras, tobilleras, muñequeras y collarines, requieren en Ciego de Ávila más que una receta médica. Quizá Ortopedia Técnica demande, dadas las circunstancias, su propia prescripción facultativa.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar