Por mínimo acceso al colon y a la perfección

El servicio de cirugía del Hospital Provincial Docente Doctor Antonio Luaces Iraola, de Ciego de Ávila, se prestigia más en la medida que un equipo de sus profesionales perfecciona la intervención en lesiones de colon, a través de la técnica del mínimo acceso. La segunda provincia en el país que lo realiza (después de La Habana), con la mirada puesta ahora en convertir al territorio en centro regional de la especialidad.

“Este proceder lo asumimos desde hace casi tres años, un poco de forma fortuita, recapitula el doctor Felipe Aragón Palmero, quien sirve de guía al team médico. Aunque lo esencial, por supuesto, es el personal calificado, el proyecto comenzó a gestarse a partir de los contactos con especialistas suizos de una Organización No Gubernamental que, con periodicidad (hace más de tres lustros), participan en un simposio de artroscopia ortopédica.

“A la par de proveernos los medios necesarios, de elevada síntesis técnica y muy costosos, nos han facilitado la posibilidad de asistir a cursos de superación en importantes centros de la especialidad en Francia y Suiza”, a donde han concurrido el propio doctor Aragón y el cirujano Félix Bandomo Alfonso; en tanto el colo-protólogo, Osmaldy Alpízar Quesada, se prepara para hacerlo.

La formación básica, “la curva de aprendizaje”, conceptúa el doctor Aragón, la han sedimentado en el Centro Nacional de Cirugía Endoscópica, que radica en La Habana; donde, además, practican este tipo de operación los hospitales CIMEQ (Centro de Investigaciones Médico-Quirúrgicas) y el Hermanos Ameijeiras. “A Medi-Cuba y a los colaboradores europeos le debemos lo que hemos avanzado”, precisa el especialista.

Lo cierto es que a lo largo de estos tres años, en que tal prestación alcanza en Ciego de Ávila un grado de madurez, el equipo, formado también por anestesistas y enfermeros, ha intervenido a 22 enfermos que en otros países habrían tenido que pagar (cada uno) unos 20 000 dólares.

Son los pacientes, evidentemente, quienes más valoran la probabilidad de ser operados sin sufrir una herida mayor. Así lo confirma Eneida Esther Echemendía Guevara, residente en la comunidad de Ruspoli y antaño trabajadora de servicios del Instituto Preuniversitario Vocacional de Ciencias Exactas Cándido González Morales, quien recuerda que unos días antes de pasar por el Salón, el 17 de julio de 2017, se había quedado con seis puntos de hemoglobina (gramos-litro).

“Me tuvieron hasta que transfundir y de eso me recuperé. No me ha bajado más de 12 y también he mejorado la digestión. Solo asisto, cada tres meses, al turno de reconsulta con la Oncóloga.”

Por su parte, Armando Reyes Bazán, quien vive en el poblado de Colorado, municipio de Baraguá, tras casi un mes de haber pasado por el quirófano, siente ir dejando atrás tres o cuatro años de padecimientos: “Voy mejorando y estaré en disposición de reincorporarme al trabajo”, en su puesto de técnico en gestión de los recursos humanos, en la Unidad Empresarial de Base de Transporte Agropecuario, que radica en la cabecera provincial.

Para acceder a este novedoso servicio de cirugía, señala el doctor Bandomo, es preciso que el enfermo acuda a su área de salud, lo ideal es hacerlo por el Médico de la Familia, para que venga con su historia clínica; remitido, primeramente, a la consulta de Proctología para el diagnóstico endoscópico.

A partir de ahí, se sigue el criterio de evaluación y selección, pues, según los especialistas, no todas las personas reúnen los requisitos para ser intervenidas por mínimo acceso. Entre los criterios de exclusión figuran la presencia de neoplasias en avanzado curso, las cicatrices abdominales o aquellas mujeres en estado de gestación.

Los integrantes del equipo médico afirman que, en la actualidad, disponen de los medios para sostener la prestación en el tiempo, incluido el equipamiento, las sofisticadas máquinas de corte y sutura, valorada cada una en unos 6 000 dólares, y las pinzas, también estimadas en 1 200 dólares, a precio de mercado.

Por ello, aseguran los doctores, estamos en condiciones de atender a los pacientes de la provincia, y hasta de extender el servicio a quienes sean remitidos desde territorios vecinos.

MédicosIntegrantes del equipo médico que operan las lesiones de colon por mínimo acceso