Persisten fallas en el control interno de entidades avileñas

Serias fallas encontradas en las 10 entidades seleccionadas en el territorio para la realización de la XIII Comprobación Nacional al Control Interno, suman daños económicos en la actividad empresarial, ascendentes a 83,6 millones de pesos (moneda nacional) y 4 434 a los fondos públicos; entre otras causas, por mal manejo de los recursos y por déficit en los abastecimientos.

De acuerdo con el informe presentado a la plenaria de cierre de la Comprobación efectuada en Ciego de Ávila, presidida por Gladys Bejerano Portela, contralora general de la República, resaltan incumplimientos en los planes de venta por valor de 46 millones 100 000 pesos y en las producciones por encargo estatal, por volúmenes que sobrepasan los 22,4 millones; mientras los gastos por faltantes de bienes rondan los 15 millones.

Las decenas de auditorías realizadas esta vez descubren la persistencia, de un año a otro, de faltas relativas al control de los combustibles, en la contratación económica y en los pagos a trabajadores por cuenta propia; además de envejecidas cuentas por pagar y cobrar.

• Si desea comparar los actuales análisis con los resultados de la Comprobación del año anterior

Análisis que esta vez tuvieron un carácter más personalizado, efectuados por las autoridades de forma directa en las entidades implicadas, por lo que la Contralora General instó a los presentes a “intercambiar opiniones desde la visión de las medidas que se implementan para salir adelante, porque la Comprobación lleva un mes de concluida.

“Tenemos el encargo estatal de velar por el uso de los fondos y de los recursos, pero más importante, de propiciar las condiciones para no dejar ‘perder’ a las personas responsabilizadas con esos bienes. No nos cansaremos de insistir en la práctica de un ambiente de control”.

Hay cuestiones cuyas soluciones resultan bastante complejas, vistas a partir de interioridades expuestas por quienes dirigen los colectivos que fueron objeto de señalamientos.

La Empresa de Comercio y Gastronomía de Morón, refería Pastora López Leyva, directora del Grupo Empresarial de Comercio, promedia en los últimos tiempos un director y un contador por año: “la gente viene, y es apartada por falta de capacidad, sancionada por mala actuación o, sencillamente, se va para un centro mejor remunerado; pero los problemas quedan y se van acumulando unos encima de otros”.

Y cómo crear un adecuado ámbito de trabajo o elaborar una acertada proyección económica, si no se cuenta con los especialistas en materia contable.

Situación que, por igual, enfrentan otras entidades, incluida la Unidad Empresarial de Confecciones Trébol, con deudas en sus planes productivos, en lo fundamental, por déficit de costureras, una labor que requiere determinadas habilidades y de mucho esfuerzo; también mejor pagada en otros sitios o como trabajadoras por cuenta propia.

“De lo que se trata, orientaba la Contralora General, es de hacer lo que ustedes han enunciado, de ‘realizar un corte’ de las insuficiencias y, a partir de ahora, no dejar un día sin acción alguna en función del control. Con la certeza de que en esa finalidad no todo depende de un buen salario, como lo han demostrado otras entidades.

Así, Gladys Bejerano exaltó los resultados de la Empresa Avícola de Ciego de Ávila, la que también desafía la escasez y la obsolescencia de los medios y vehículos, y a la que le fueron detectados algunos problemas, pero donde existe un buen ambiente de trabajo e importantes resultados productivos.

“En la coyuntura actual del país no podemos permitir que los problemas se repitan de un año a otro, ni dejar de emprender una nueva acción a favor de la limpieza en el empleo de los bienes del estado y de lo bien hecho.”

Al respecto, exaltó la disposición manifestada por la rectora de la Universidad de Ciego de Ávila Máximo Gómez Báez, Celín Pérez Nájera, de que los estudiantes de carreras afines participen, a lo largo del curso académico, en investigaciones asociadas al control de los recursos en los centros productivos y de prestación de servicios.

En tanto, Carlos Garrido Pérez, miembro del Buró Provincial del Partido, precisó que el territorio mantendrá un sistema de trabajo dirigido a consolidar una mentalidad, individual y colectiva, en función del respeto y cuidado de lo que el país, con mucho esfuerzo, pone en mano del dirigente y el trabajador.