Para recobrar sonidos en Ciego de Ávila (+Gráficos)

Desde hace un mes en Ciego de Ávila, a las 24 horas de nacidos los neonatos se someten a Emisiones Otoacústicas que buscan detectar de modo precoz trastornos auditivos, práctica que ha venido a estandarizarse en nuestros servicios de Salud como otra vía para acentuar la prevención desde pequeño.

Primero se le practicó solo a los hijos de madres positivas al virus Zika durante el embarazo, pero el hecho de que el 60 por ciento de las causas que provocan pérdidas de audición sean prevenibles, ha enfocado el trabajo en un pesquisaje constante donde neonatólogos, licenciados en Logofonoaudiología y audiólogos participan de conjunto.

Gáfico de las pérdidas de audición

A este primer examen le seguiría el de Potenciales Evocados para los menores de tres años, que a través de la sedación busca otros tipos de afectaciones en la cóclea, estructura del oído interno donde se emite y se capta el sonido.

Yulexis Cervantes Soliño, coordinadora de los programas de discapacidad en la provincia, explicó que en caso de identificarse trastornos se refiere al recién nacido a un equipo multidisciplinario que de inmediato comienza a trabajar para lograr su rehabilitación integral, incluso podría discernirse desde una fecha tan temprana como esta quiénes necesitarían implantes cocleares para estimular el funcionamiento del nervio auditivo.

Esta discapacidad se cataloga como una epidemia oculta y resulta un problema de salud frecuente en la población infantil, sobre todo, antes de los tres años de edad, por lo que las acciones implementadas pasan por el fino filtro de la sensibilidad y el interés por garantizar no solo la sobrevida, sino la calidad de vida.

Gráfico que muestra la prevalencia de la discapacidad