Martes, 16 de julio de 2019 12:42 PM

Nuevas medidas deben cumplirse con disciplina, opina economista avileño

Alexis Marrero Hernández La clave del éxito de las nuevas medidas económicas, adoptadas recientemente por el Consejo de Ministros, está en el cumplimiento de estas con la mayor disciplina, opinó Alexis Marrero Hernández, presidente de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores (ANEC) en Ciego de Ávila.

“Si cada uno de nosotros —obreros y directivos— concientiza en la importancia de aprovechar mucho más la jornada laboral y da un uso más eficiente a los recursos y a los portadores energéticos, el desembolso que el Estado hará en el aumento del salario del sector presupuestado se revertirá en un corto plazo y también mejorarán los ingresos de quienes laboran en las áreas de producción”, explicó.

“Por ejemplo, en un determinado momento las empresas tenían un límite para producir, a partir de sus indicadores, pero ahora, si son capaces de elevar esos niveles, obtendrán mayores utilidades que repartirán entre los trabajadores hasta en cinco salarios medios y no en los tres que se pagan en la actualidad.

“Eso significa que, al impulsar la producción de bienes y servicios, existirá más facilidad de compra, mayor satisfacción de necesidades de la familia cubana, y ocurrirá un movimiento positivo en la economía, la cual se desenvuelve en medio de las dificultades que impone el bloqueo económico, comercial y financiero de los Estados Unidos.

“Nadie vendrá de afuera a minimizar, y mucho menos a eliminar, los daños de la política genocida del gobierno norteamericano, eso tenemos que hacerlo nosotros y la solución es identificar insuficiencias y corregirlas, pero también buscar potencialidades individuales y colectivas para ponerlas en función del desarrollo.

“Depende de los cubanos contar con sistemas de controles mucho más eficientes; auxiliarse del sector cuentapropista, que agrupa a personas con talento y capacidad creadora; ordenar bien cada actividad y pensar en cuanto más se puede exportar.”

El presidente de la ANEC avileña expresó, a su vez, que en Ciego de Ávila hay sobradas potencialidades, desde el punto de vista agrícola e industrial, para garantizarle bienes y servicios al pueblo, y contribuir a las exportaciones a través del polo que lidera la empresa Agroindustrial Ceballos, a la cual se unen otras tan importantes para el balance nacional como La Cuba, catalogada como la mayor bananera del país, y la agropecuaria Cubasoy.

“Los economistas avileños estamos inmersos en la preparación individual para ayudar a los trabajadores, en sus entidades, en la confección del Plan de la Economía del 2020, que tendrá la particularidad de crearse desde la base; reto grande, pero su cumplimiento dependerá de lo objetivo que se sea a la hora de elaborarlo y de la disciplina con que se asuma”, concluyó.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar