Mejoran estructura de Politécnico en Ciego de Ávila

Sin renunciar a la materialización de los programas concebidos para la formación de los estudiantes, el Instituto Politécnico Ramón Paz Borroto, ubicado en el municipio de Venezuela, provincia de Ciego de Ávila, continúa inmerso en algo que ese inmueble necesitaba desde hace años: la sustitución de la deteriorada carpintería en madera por una mucho más confortable y resistente, en metal.

A cargo de fuerzas con que cuenta la agrupación de la Vivienda para ese tipo de labor, los trabajos se insertan en el plan que ha diseñado el territorio para saludar el 26 de Julio.

Explica Nadieska Benítez González, directora del centro, que esas tareas de reparación y mantenimiento tienen la particularidad de convertir en protagonistas, también, a un grupo de alumnos que se forman allí mismo, en construcción civil, albañilería y otras especialidades afines, como expresión de una experiencia que, a la vez, resulta de apreciable utilidad en el orden práctico para los esos jóvenes.

 construccionHay tiempo y espacio para llegar al 26 de julio con la calidad que amerita toda obra asíNo es el inicio de tales trabajos. Con anterioridad, fue sustituida la carpintería de los niveles uno y dos del edificio destinado a dormitorios, únicos en uso ahora.
Como perspectiva, se pretende llevar ese aire renovador, en 2020, al área de la cocina comedor y al teatro de la escuela.

Abierto desde inicios de la década de 1970, el Politécnico acoge hoy a 511 estudiantes procedentes de distintas partes de la provincia, cuya preparación integral, en 13 especialidades, corre a cuenta de un claustro con experiencia, complementado por profesores que se han insertado mediante la alternativa de contratos por hora y la llamada sobrecarga docente, para poder enfrentar un déficit que marca a otras instalaciones de Ciego de Ávila y del país.

Además de preparar a los futuros agrónomos, electricistas, mecánicos, constructores… el Ramón Paz Borroto asumirá el reto de capacitar a una parte del creciente número de trabajadores que han ingresado a la Empresa Agropecuaria Cubasoy, decisiva para el territorio y la nación.