Martes, 21 de mayo de 2019 4:55 AM

Medicina sin apellidos

Una mirada al estado de la medicina natural y tradicional en Ciego de Ávila

Aun cuando se prefiere la habitual Diporona para calmar un dolor y las potencialidades de la medicina natural y tradicional pueden desestimarse, los protocolos de tratamiento de las diferentes especialidades la incluyen como una solución médica efectiva, sustentada sobre bases científicas.

Sus modalidades van desde la fitoterapia hasta la apiterapia, la ozonoterapia, la orientación nutricional naturalista, la homeopatía, la terapia floral, la hidrología y los ejercicios médicos tradicionales; con presencia de estos servicios, en mayor o menor medida, en las consultas habilitadas en los 19 policlínicos del territorio.

Entre fitofármacos (derivados de las plantas) y apifármacos (derivados de la miel y los propóleos), son 139 los productos que se elaboran aquí. De ellos, 86 pertenecen al Cuadro Básico, y 53 son asumidos de acuerdo a las posibilidades de la provincia.

Otras cifras positivas que revelan los indicadores son el 42, 7 por ciento —de un propósito cifrado en el 40 por ciento— de implementación en la Atención Primaria de Salud; un 35 por ciento en los Cuerpos de Guardia; y el uso de la anestesia acupuntural en 855 intervenciones quirúrgicas, de un total de 5 800.

Productos medicinales descritos en un cartel

Para Mitzaivis Castro Márquez, jefa del programa de Medicina Natural y Tradicional, estas estadísticas confirman un cambio de mentalidad en la implementación de los métodos, técnicas y soluciones medicamentosas que conforman esta especialidad.

“Se ha adquirido conciencia sobre su efectividad, y la indicación es prescribirla de modo racional, en dependencia de las necesidades del paciente. Por ejemplo, el té de riñón posee efectos diuréticos que, ante las fluctuaciones de fármacos como la Clortalidona e Hidroclorotiazida, resulta una alternativa válida.”

Tampoco en el área de la investigación y la docencia han existido rezagos, pues son cinco los especialistas ya formados, nueve los residentes en período de formación, y varios los resultados alcanzados en eventos y congresos, como el recién finalizado VI Congreso de la Sociedad Cubana de Medicina Natural y Tradicional.

Así consta en los currículos de José Antonio Cintra Rodríguez, Ana Lourdes García y Norma Pérez Callejas, profesionales con estudios presentados en este espacio, asociados a la dieta alcalina y la ozonoterapia en el tratamiento del cáncer de mamas, y al efecto terapéutico homeopático en la giardiasis en pacientes pediátricos, respectivamente.

Si la medicina sana, o alivia el dolor, debiera llegar despojada de apellidos, que la encasillen en “alternativa”, “complementaria” o “energética”, esa ha sido otra de las visiones implementadas: “una especialidad médica, integradora y holística de los problemas de salud”.

Cuba expondrá los resultados de la integración de los protocolos de la Medicina Natural y Tradicional (MNT) a otras...

Posted by Sandra Gutiérrez Gómez on Thursday, August 30, 2018


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar