Miércoles, 14 de noviembre de 2018 10:47 AM

Marca terreno congreso obrero en Ciego de Ávila

Medulares para todo proceso orgánico, las 3 635 asambleas sindicales de base realizadas devienen indicador de lo que más preocupa, y debe ocupar, al movimiento obrero en la provincia de Ciego de Ávila, camino a las sesiones finales del XXI Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba, (CTC), previstas para enero de 2019.

Según explica Héctor Benítez Mora, secretario general de la organización en el territorio, el propio lanzamiento de la convocatoria, el 29 de enero de este año, adelantó la voluntad obrera de respaldar al proyecto cubano de socialismo y la necesidad de superar insuficiencias en el funcionamiento interno de las estructuras de base, con repercusión directa en los procesos productivos, de servicios y en la economía del país.

Sin rodeo ni cortapisas, los trabajadores han vertido opiniones acerca de la calidad de los medios de protección, la Ley 105 de Seguridad Social, inconformidades con los sistemas de pago y con determinados cambios en los planes de la economía, luego de haber sido presentados, debatidos y aprobados.

Similares preocupaciones han girado en torno a la conformación de los convenios colectivos de trabajo, las formas de estimulación moral y material, las demoras en la actualización de las regulaciones para el trabajo por cuenta propia, el aseguramiento material para el trabajo con calidad y la adecuada remuneración como vía para frenar el éxodo de personal hacia otros sectores (incluido el no estatal), así como las deficiencias que tanto dañan a la planificación y a la ejecución de determinadas inversiones.

Han sido electos 14 540 dirigentes sindicales (el 79,96 por ciento de ellos ratificados), con buena representación femenina (dos tercios del total) y más de 2 500 jóvenes menores de 30 años.

Se han realizado las ocho conferencias municipales planificadas hasta la fecha, además de las correspondientes al Comité Provincial del Sindicato de Trabajadores Civiles de la Defensa y seis en buroes municipales de la rama azucarera.

Entretanto, el desfile del primero de mayo clasificó entre los más grandes y alegres en la historia de la provincia.

El lógico reto, ahora, es que la CTC avileña mantenga el espíritu de esa patriótica jornada durante los 365 días del calendario y lleve a vías de hecho las sugerencias y acuerdos que emanen del Congreso, desde sus organizaciones de base hasta la cima.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar