Llega papa a damnificados por lluvia en Ciego de Ávila

Una nueva vuelta de papa, a razón de dos libras por consumidor, llega por estos días hasta los núcleos familiares asentados en los municipios de Florencia, Chambas y Morón.

Según explica Orlando Pérez Pedreira, delegado del Ministerio de la Agricultura en la provincia de Ciego de Ávila, esa distribución, no prevista inicialmente, da cumplimiento a una indicación del país para continuar ayudando a los territorios más afectados por fenómenos climatológicos, en este caso por las precipitaciones que acompañaron a la tormenta subtropical Alberto, a finales del pasado mes de mayo.

Si bien la cantidad de producto que, de manera diferenciada, se le está haciendo llegar a cada hogar no satisface totalmente las necesidades, sí ayuda a aliviar la situación para los miembros de esas familias, opinan directivos y especialistas del sector.

Tal ayuda se torna posible gracias a las condiciones de almacenamiento y conservación del tubérculo con que cuenta Ciego de Ávila, una de las provincias cubanas que, año tras año, interviene en la campaña de ese cultivo.

Como informó recientemente Invasor el agro avileño inscribió 16 024 toneladas: 410 por encima de lo que se planificó cosechar en las 852 hectáreas plantadas esta vez.

Ello permitió cumplir el compromiso con destinos fundamentales como los de industria (10 000 toneladas), semilla con vistas a la venidera contienda, Turismo mediante asignaciones frescas, así como distribución para consumo de la población.