Sábado, 25 de mayo de 2019 7:11 PM

Lactar por la vida

Al servicio de Neonatología del Hospital General Docente Antonio Luaces Iraola llegan los pequeños con una prematuridad extrema (30 semanas o menos) y con pesos por debajo del mínimo establecido en los 1 500 gramos. Al servicio de Neonatología se llega, también, por otras causas, pero es invariable el hecho de que conviven en tiempo y espacio pacientes con cuadros complicados y profesionales empeñados en salvarles la vida. Allí lo habitual, puertas afuera, raya la excepcionalidad.

Con un índice de supervivencia, al cierre de 2018, por encima del 90 por ciento continúa su expansión con la próxima puesta en marcha de un Banco de Leche Humana (BLH), que aun cuando se incluyó en el proyecto original presentado en el año 2011 por la especialista Margré Hernández Delgado, solo ahora parece tener fecha de inauguración en el último trimestre del año 2019.

La iniciativa ha recibido el apoyo monetario del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, a partir de un proyecto de cooperación con el Estado cubano, a través del cual se han realizado, desde el año 2006, acciones similares en 15 provincias para ser nuestro país, según reseña el diario Granma, “el tercer país de Iberoamérica con el mejor índice BLH por cada millón de habitantes, solo superada por Brasil y Uruguay”.

Odalys Rodríguez, oficial del Programa de Salud y Nutrición de la UNICEF, en visita al centro, destacó que el equipamiento deberá entrar en funcionamiento en el mes de septiembre, por lo que debe preverse un cronograma de trabajo eficiente para la remodelación del local y la capacitación del personal.“El monto de la tecnología necesaria asciende a los 50 000 dólares e incluye aparatos especializados para medir la densidad, las calorías y el grado de acidez de la leche, autoclaves y extractores. Deberá climatizarse a la temperatura adecuada y garantizar la digitalización del proceso para certificar la trazabilidad, así como medios audiovisuales para documentar y dar a conocer lo acontecido.”

La futura inauguración de este BLH permitirá la obtención de hasta 15 tipos diferentes de fluidos después de la pasteurización —proceso que no afecta sus propiedades originales—, que se emplearán de acuerdo con la situación clínica que presente el bebé y su tiempo de vida.

En la actualidad, solo se dispone de dos o tres modalidades de leche artificial y fórmulas, y de la lactancia solidaria, la cual no excluye la posibilidad de contraer alguna enfermedad. Digamos que en lo adelante no se le suministrará igual tipo de leche a un pequeño con trastornos gástricos que a uno bajo peso.

Para los indicadores del Programa Materna Infantil (PAMI) en la provincia, esto se traduce en mejorías inminentes, y la especialista Sara Hernández Oliva, jefa del PAMI, establece la analogía con el hecho de que una nutrición con el tipo de leche ideal aumenta la ganancia de peso, aporta los nutrientes ideales, disminuye la estadía de ingreso y acorta las posibilidades de padecer otras afecciones.

Un polo científico del que emanarán líneas de investigación y la experiencia absoluta de que la leche materna es vida, serán otros de los saldos positivos para la Neonatología en el territorio, servicio que se reinventa, ahora, con el amor de quienes donarán para el beneficio de otros.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar