Jueves, 20 de junio de 2019 5:20 PM

La vida en una tarjeta (+Infografía)

Ciego de Ávila da pasos firmes en la implementación del comercio electrónico, pero, mientras algunos descubren el agua tibia en el uso de las tarjetas magnéticas, hay servicios que se tambalean

Aun cuando no pocos piensan que el comercio electrónico llegó a Ciego de Ávila dos años atrás, la noticia dejó de ser novedad hace mucho tiempo. En cuanto a su puesta en práctica gravitan un montón de dudas, principalmente de los clientes, quienes se cuestionan la confiabilidad del mismo y si nuestra sociedad está preparada tecnológica y humanamente para emplearlo.

Son el Banco Popular de Ahorro (BPA) y el Banco de Crédito y Comercio (BANDEC) las entidades encargadas de amplificar los beneficios a toda la provincia.

Y como buena nueva, esta se expandió a lo largo y ancho de la Tierra de la Piña hasta llegar a Jicotea, Miraflores, Falla y Sanguily, poblados donde nunca nadie imaginó que podría llevar en la cartera una tarjeta plástica en lugar de dinero.

Ana del Rosario Guerra, trabajadora avileña, lo supo desde que se lo notificaron en una sucursal cercana a su residencia. Como ella, otros hombres y mujeres han conocido sobre la elaboración de las de nómina domiciliaria para el cobro de salarios en las empresas, las de pago a jubilados, formación de fondos, para Trabajadores por Cuenta Propia, las de estímulo y las de los colaboradores internacionalistas, gracias a las extensiones de ambos bancos en el territorio.

Si bien en el BPA, luego de la solicitud, el cliente debe esperar 15 días para obtener la tarjeta magnética deseada, en el BANDEC el mismo producto puede obtenerse en un período de siete a diez días. No obstante, los problemas más grandes no radican en este punto del proceso.

Odalys Rad Companioni, Jefa del Departamento de Banca Personal del BPA, manifiesta que, al adquirirla, en CUP o CUC, el cliente deberá pagar 50 centavos, en una u otra moneda, dependiendo de la solicitud. “Es obligatorio recogerla personalmente la tarjeta en el término de tiempo acordado; de no presentarse, debe romperse, aunque tratamos de contactarlo antes del término de destrucción”.

Igual fin tienen las mismas en las sucursales de BANDEC. “Aquí las guardamos hasta un año a partir de la fecha en que se emite el pedido, llegada la fecha tenemos que destruirla”, asegura Hilda Rosa González Yadró, Jefa del Departamento de Banca Personal.

Las preguntas son simples. ¿Por qué destruir una tarjeta en la que se han invertido recursos y que le cuesta al país dinero para elaborar? ¿Podrían reutilizarse?

Cuentas claras

—No, dice Raúl Alvariño Íñigo, director de la sucursal 5541 del BANDEC.

—¿Por qué?

—Cada una tiene sobre su superficie los datos personales de quien la encarga, además, las entregamos con un PIN para la extracción del dinero en efectivo desde los cajeros automáticos, por eso concederla a un nuevo destinatario se hace imposible y debemos destruirlas.

A nivel mundial se recomienda la destrucción de las tarjetas magnéticas para evitar la suplantación y el robo de identidad, además de impedir cargos fraudulentos sobre ellas, lo que justificaría los procederes del BPA y el BANDEC, entes bajo el sistema bancario del Banco Central de Cuba.

Sin embargo, la cifra de las personalizadas en uso desde que comenzó el servicio parece superar a las que han debido eliminarse, aunque los números de las segundas se nos hicieran esquivos.

Loading...

Loading...

No obstante, las tarjetas magnéticas son una pequeña parte del entramado que representa el comercio electrónico, sin olvidar la disponibilidad de cajeros automáticos para el uso de la población, los Terminales de Punto de Venta (TPV), más conocidos como POS, para efectuar el pago en las unidades del Comercio Interior, y el personal preparado para trabajar con el equipamiento y brindarle agilidad en los servicios a la población.

Por evitarse más demora en la compra es que Mulvian Iglesias Pérez, gestora en comunicación y marketing de la Dirección Provincial del BANDEC nunca ha empleado su tarjeta en la unidad La Elegante, para aplicar allí la bonificación del cinco por ciento como uno de los beneficios. Tal vez más clientes como ella reaccionen de igual forma al ver que existe un POS en el lugar, pues hay que abandonar la cola e ir hasta la oficina del administrador donde se efectúa el pago.

TiendaEn la unidad La Elegante, de la ciudad cabecera, es rarísimo encontrarse a alguien que pague con una tarjeta magnética

“Yo no creo que eso genere muchos problemas”, dice Francisco Resina Cervantes, administrador del lugar. “El cliente solo debe pasar a mi oficina y pagar, el POS está ahí porque funciona conectado a un teléfono. Hace más de dos años que hicimos la solicitud a la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A (ETECSA) para que nos hicieran el cambio, pero todavía nada”.

Aunque, en estos casos, es la Oficina Regional Financiera del Cimex (FINCIMEX) la encargada de la instalación y mantenimiento de los POS en Ciego de Ávila.

Invasor conversó con Héctor Miranda Collot, administrador de FINCIMEX, quien explicó que la misma transcurre por una remodelación tecnológica para cambiar de manera progresiva todos los POS con líneas conmutadas y evitar la congestión en las líneas por equipamiento caduco.

Miranda Collot asegura que, en caso de avería, FINCIMEX realiza el cambio del POS en 24 horas, pero, en la mayoría de las ocasiones, las dificultades técnicas radican en el fallo de las impresoras, la deficiente conexión en el lugar y problemas con las cablerías.

El martirio de tenerlas

A la pregunta de “¿Quieres que te diga la verdad?”, respondí de manera positiva. Mariley Sarmiento me miró a la cara y dijo: “Para mí es un infierno”.

No fue necesario pedirle argumentos a la cliente. “El problema no es la tarjeta en sí, sino los dependientes o la conexión. Cuando llegas a pagar y la sacas, a veces te dicen que la conexión está mala, pero otras me he dado cuenta de que quieren que saque el efectivo para evitar el papeleo. En La Habana también es así”.

A Mariley, la dependienta Clara Liset Montalvo, del departamento Imagen Cuba en la tienda recaudadora de divisas La Venecia, le había indicado ir hacia otra caja para pagar porque, casualmente, el POS tenía problemas. La joven tendera manifiesta que para ella el pago con la magnética ralentiza la cola, y más en esa unidad, donde existen cuatro TPV, pero solo uno funciona.

A pocas cuadras, la enfermera Yitsy Pérez Benítez está en el departamento de peletería de la unidad La Cruz Verde, con su tarjeta y, al contrario de Mariley, asegura que nunca ha tenido problemas con ella, pero ni siquiera presta atención a si se beneficia con la bonificación del cinco por cierto o no.

“Lo único que me incomoda es la situación en los cajeros automáticos”, dice, “que se trabe la tarjeta, que no me dé tiempo a recoger el dinero o se pierda, pero, por suerte, nunca me ha pasado”.

Mulvian Iglesias Pérez confía en la seguridad de las magnéticas, siempre y cuando no se tengan cerca de teléfonos celulares o imanes que puedan desmagnetizarlas. Tampoco junto con el PIN, para evitar el acceso de otras personas y, en caso de que sea absorbida por un cajero, el cliente deberá presentarse en el banco para recuperarla, lo mismo ocurre con el dinero si no se extrae en el tiempo requerido.

La situación de los cajeros automáticos parece mejorar en la provincia, según Iglesias Pérez. Obtener iguales datos en el BPA nos fue imposible pues “no son de interés para los clientes”, según se agenció el derecho a definir qué es o no publicable la Jefa del Departamento de Banca Personal del BPA, impidiendo así que Invasor accediera a una información pública.

“Actualmente, BANDEC tiene en la provincia diez cajeros automáticos: cuatro en la cabecera provincial, dos en el municipio de Morón, e igual cifra en Baraguá y la cayería norte avileña. Lamentamos la inexistencia de más equipos en el resto del territorio, aunque los próximos se pretenden destinar a Chambas, Ciro Redondo, además de reforzar a Ciego de Ávila y la sucursal de Cayo Coco.”

Desmagnetizar mentalidades

Que los ancianos han sido quienes más demoran en el proceso de adaptación, no es secreto para nadie, a pesar de la inexistencia de una investigación científica para probar tal teoría. Para ellos se torna complejo asimilar nuevos procesos en las formas de pago, aun cuando estos les faciliten la vida.

Para otros, no tan mayores, también resulta difícil lidiar con aplicaciones móviles para el pago de la corriente, el agua, la transferencia de saldo hacia un teléfono celular u otra tarjeta, o cambiar el límite del dinero diario a extraer, conflicto que aumenta cuando los usuarios deben realizar una nueva solicitud para obtener la que les permitirá realizar tales acciones.

Por suerte, desde este 16 de mayo, BANDEC tiene disponible en sus sucursales cabeceras la entrega y asociación, al momento, de tarjetas Multibanca, posibilitando el uso efectivo de la aplicación Virtual Bandec, Kiosco y Multibanca, avances tecnológicos que le ahorran tiempo al cliente gracias a la posibilidad de pagar servicios como el agua, la corriente eléctrica, la factura telefónica, realizar transferencias de saldo de una a otra y, próximamente, recargar el celular.

Lo de desmagnetizar mentalidades nos toca a todos. Polos opuestos en materia de comercio electrónico nunca se atraen, porque el banco depende del cliente, como el cliente del banco. Y sí, nuestras instituciones bancarias necesitan de más trabajadores conscientes y humanos, capaces de indicarle a un desconocedor del tema lo que debe hacer o cómo operar frente a un cajero automático.

También, de acortar plazos entre la solicitud y la entrega, aun cuando ello no dependa, directamente, de la entidad donde se oficialice el pedido. Tengamos en cuenta el número considerable de personas negadas a poseer una tarjeta magnética, independientemente del aumento en la cifra de aquellos con intenciones de portarla.

El camino hacia un comercio electrónico viable y seguro debe ser con inteligencia y buenos tratos, más que resistencia. No se trata de una carrera de relevos, es, simplemente, un proceso.


Comentarios  

# Ernesto René Salcedo R 23-05-2019 11:01
Es muy necesario el comercio electrónico para todos los usuarios .Seguridad y prontitud en los servicios , Cuba hadado buen paso en esto .Prof Ernesto René Salcedo R
Responder | Responder con una citación | Citar
# UnKnown 24-05-2019 08:42
Buenos días a todos.
Comenzaré criticando un poco la postura de la funcionaria de la BPA respecto a definir que algo "no resulta de interés para los clientes"; digamos que en principio eso lo debería definir el propio cliente. Pero para qué hablar, si de posturas así estamos llenos. Nuestros servidores públicos a veces arrojan algunas dudillas.
Ahora, respecto al uso del "dinero electrónico", lo que debería es ampliarse aún más, aunque veo eso desordenado en algunos aspectos. En ese sentido, yo creo que en lo que debe volcarse casi toda la potencia, es en procurar que se haga vía celular.
En principio, este planteamiento pudiera parecer un poco excluyente, a partir de que no todo el mundo posee uno, pero ocurre que esa tecnología cada día se hace más accesible al ciudadano común y eso que el gobierno no ha ayudado mucho en ese sentido, porque los precios que se pagan en Cuba son de ampanga.
Ocurre que para los POS, es necesario disponer de toda una infraestructura tecnológica para su mantenimiento, instalación, etc y eso representa ga$to$ exclusivos, cosa que sería menor si se aplicara vía celular, aunque sí sería necesario mejorar la infraestructura ya existente.
Llamo la atención sobre otra cosa, y es en la emisión indiscriminada de tarjetas: en Cuba existen 3 bancos diferentes, sin hablar de que 2 monedas que no se entiende el porqué aunque lo explique quien lo haga y se hayan dedicado cientos de artículos para justificarlo. Entonces yo por ejemplo, dispongo de 6 tarjetas, porque tengo de BPA y BANDEC y para cada caso, CUC, CUP y banca personal; ¿sería ilógico pensar en disponer de una única tarjeta emitida por el Banco Central de Cuba y su correspondiente multibanca y ya está? porque además, emitir esas tarjetas cuesta dinero y puedo pensar que es dinero del que me cuesta a mí como contribuyente del estado porque el estado por sí, no genera riqueza.
Veo un poco como desordenado el proceso y no estoy diciendo que sean los bancos. Creo que en Cuba el orden sigue siendo tarea pendiente. Parece que en lugar de simplificar, tenemos el don de la complejización.
Responder | Responder con una citación | Citar
# Mary 24-05-2019 14:33
Me gusta mucho el uso de la tarjeta magnetica, es muy practico, pero, siempre hay peros....es muy lenta la conexion entre tarjetas-transfermovil-etecsa, no se de pago de electricidad porque en mi caso se paga al cobrador directamente, el caso de telefono no sale en Etecsa que usted pago el telefono hasta despues de 5 dias minimos, lo que conlleva a que si pagas el servicio en la ultima semana del mes, etecsa corta el servicio por falta de pago y no es nada gracioso que pase eso si ya pagaste. Otro punto a tener en cuenta es que deben pensar en poner cajeros en los Barrios, Rivas Fraga tiene un Puntico de Divisa y una tienda de viveres al aldo, en calle A y Narciso Lopez, que poseen vigilancia nocturna, con buenas condiciones para poner uno ahi. Y que en la elegante se puede pagar por tarjeta? Me entero ahora con este articulo
Responder | Responder con una citación | Citar
# Isabel Cristina Ventura Martín 27-05-2019 10:07
Buenos días, sobre este artículo quisiera referirme a que el Banco Popular de Ahorro nunca ha negado información a los clientes y fundamentalmente sobre este tema de informatización tan importante para la sociedad, y el uso de las tarjetas magnéticas. En varios momentos se ha publicado por los diferentes medios de comunicación los servicios relacionados con la banca electrónica y nunca ha existido dificultades y en estos momentos se realizan promociones en centros de pagos, ferias y diversos escenarios con estos temas.
Es posible que en el momento de la entrevista a la compañera no hubo un entendimiento entre la periodista y la entrevistada o quizás no se comprendió el enfoque de la pregunta, pues la jefa de Dpto. de Banca Personal tiene suficiente experiencia en el banco y está comprometida con los objetivos que hoy tenemos y muy de cerca todo lo relacionado con los pagos electrónicos y la bancarización.
Prestos a cualquier sugerencia o inquietud sobre este tema y otros más que podamos abordar que nos permita mejorar nuestro trabajo y perfeccionar la atención a nuestros clientes que es nuestra mayor prioridad, para ello pueden contactarnos con el Centro de Atención al Cliente por el teléfono 33200185 o por el correo electrónico:
Isabel Cristina Ventura Martín
Subdirectora Comercial
Dirección Provincial BPA
Responder | Responder con una citación | Citar
# barbaro martinez 27-05-2019 11:22
Hola,quisiera hacerle una pregunta.
mi targeta magnetica me la trago el cajero automatico de mi banco BPA, que se encuentra frente a Cadeca en independencia,fue un viernes en la noche ,me persone el sabado y me comentaron que hasta el lunes no vendria la persona encargada de entregarlas ,y yo salia del pais ese mismo lunes, por lo que no pude recogerla,tampoco pude hacer un poder notarial pues las notaria no trabajan los sabados.
ahora tengo necesidad de enviar dinero a esa cuenta y desconozco el estado de la misma.
existe algun correo electronico para poderme comunicar.que hago
muchas gracias

brmh
Responder | Responder con una citación | Citar
# Isabel Cristina Ventura Martín 27-05-2019 16:53
barbaro buenas tardes, por favor puede buscar mi perfil en facebook, isabel ventura martin, gracias.
Responder | Responder con una citación | Citar
# Lisandra Morales 27-05-2019 11:42
Buenos días Isabel Cristina, primero, le agradezco por el tiempo que dedicó a leer este reportaje y segundo, debo aclararle que desde mi posición como periodista mi interés porque los lectores conocieran los pro y los contra del uso de las tarjetas magnéticas quedó bien claro. Cuando me refiero a que fue difícil acceder a algunos datos en el BPA es porque creo que hay muchos que son de interés para los clientes y por una razón u otra la compañera decidió no declaralos, todo lo contario de BANDEC, quienes, sin establecer comparaciones de ningún tipo, respondieron a mi solicitud para conocer lo referente al comercio electrónico en la provincia. Y si ambos pertenecen a la misma institucion rectora (BANCO CENTRAL DE CUBA), por qué unos sí y otros no? Recuerde que el objetivo de Invasor es, siempre, responder a los intereses de la población y facilitarles una información que para nada es secreta, es una de las maneras más sencillas de eliminar dudas y cuestionamientos en los usuarios. Gracias
Responder | Responder con una citación | Citar
# la nube 27-05-2019 13:03
Compañera Isabel Cristina, yo creo que está muy claro qué tipo de información no quiso dar la compañera de BPA. La cantidad de cajeros automáticos de que dispone ese banco. Eso no debería ser secreto. Y no creo que haya muchas formas complejas o ininteligiles de preguntar cuántos cajeros automáticos hay en esta provincia.
Responder | Responder con una citación | Citar
# barbaro martinez 27-05-2019 11:17
Otro uso de las tarjetas de pago.
no tenemos tradicion de pagar impuestos nos han acostumbrado a recibir gratuidades sin importar cual es la cantidad de nuestros ingresos ( salario, remesas,y cualquier otra).
pues algun dia la targeta servira para saber cuanto es lo que gastamos y por ende cuales son nuestros ingresos.habra que tomar otras medidas. hay paises que no se permite pagar en efectivo mas de 3000 euros por lo que ademas sirve para eliminar el lavado de dinero.
sin duda que ayudara a conocer quienes son las personas que no necesitan que le subsidien productos y a detectar a los que ocultan sus verdaderos ingresos.

brmh
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar