La verdad es que grietas no faltan (+Video,Audio)

En 2019 deberá concluir en Ciego de Ávila el programa de construcción de viviendas para colaboradores de la salud, iniciado en 2006

 Hay una sola grieta
decididamente profunda
y es la que media entre la maravilla del hombre
y los desmaravilladores.
Mario Benedetti

Nadie sabe cómo un sueño se convierte en pesadilla, ni viceversa. Ana Iris Companioni Suárez tampoco y, sin embargo, cada día está más cerca de la respuesta. Después de mudarse 23 veces en su vida (combinando alquileres, casas prestadas y consultorios) finalmente, en 2009, el viejo anhelo de una vivienda se le hizo realidad.

Pero ahora, a nueve años de tener un techo propio, despierta sobresaltada, o no puede dormir, porque la grieta de una de las paredes le ha roto, también, la tranquilidad.

Las dos lozas prefabricadas se han separado como un matrimonio sin amor, de esos a los que ni el mejor “cemento” mantiene unidos, y por la rendija se puede ver el cielo y el sol, o las nubes negras del miedo. Cuando el huracán Irma llegó con sus vientos tormentosos, y luego Alberto con su vocación de diluvio, la grieta de Ana Iris ya estaba allí, mojándole el apartamento y el sosiego.

Alguien le dijo que no había nada qué temer: la fisura puede aumentar de tamaño, pero el edificio no se va a caer. Ella quiere creerlo y no lo consigue. La vecina del tercer piso, adonde ya llega la hendidura, tampoco.

En el apartamento Siete del edificio Ocho del reparto Díaz Pardo de la capital provincial, las paredes se están abriendo. También las del edificio Tres, donde viven Yanelkys Denis y sus dos hijos.

Nadie sabe cómo un sueño se convierte en pesadilla ni viceversa, mas Ana Iris y Yanelkys pueden hacerse una idea bastante exacta siempre que van del comedor a la sala y la grieta en la pared les aviva los sustos.

LOS SUEÑOSEdificios construccin viviendasA la ENIA en Ciego de Ávila no se le solicitó servicios ingeniero geológicos del terreno de ninguno de los edificios multifamiliares en el reparto Díaz Pardo

El Programa de Asignación de Viviendas Barrio Adentro nació en marzo de 2004 para estimular a los colaboradores de la salud que prestaban servicios en esa misión en la República Bolivariana de Venezuela. En los pasillos se decía era un acuerdo entre Fidel y Chávez y la idea de los dos líderes respaldando el proyecto redondeaba la esperanza. Por única vez, 8 000 trabajadores del sector, en todo el país, recibieron la posibilidad de adquirir una vivienda o realizar acciones de remodelación, ampliación, conservación y rehabilitación de sus inmuebles.

La lista de beneficiados en Ciego de Ávila ascendió a 283, de los que hoy, según confirma la licenciada Isabel Espinosa Rodríguez, subdirectora provincial de Salud, 267 ya poseen una casa. En ningún momento, recuerda la directiva, se dijo que sería gratis, por el contrario, la indicación fue “congelar” las cuentas bancarias de los colaboradores en Cuba para que al minuto de pagarla pudieran disponer del dinero.

Escucha"Declaraciones de Subdirectora Provincial de Salud Ciego de Ávila" en Spreaker.

Sin embargo, entre el día de la asignación y el del pago, para los primeros propietarios transcurrió casi una década.

Con fecha 23 de agosto de 2014, el Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros adoptó el acuerdo 7606, mediante el cual dispuso la “transferencia de la propiedad de las viviendas construidas a los colaboradores de la salud que cumplieron misión en la República Bolivariana de Venezuela” y estableció el precio de las mismas.

TablaTabla: Tomada de Juventud Rebelde

Para cuando los beneficiados en 2006 con la entrega del primer lote debieron abonar el costo de su casa, ya algunos no tenían la cuenta “congelada”. En esos casos, explica Isabel Espinosa, se priorizó al colaborador en otra misión, a fin de que pudiera reunir el dinero. Ubicado en el reparto Vista Hermosa de la capital provincial, La Calera inauguró en Ciego de Ávila el programa que aún no concluye.

CasasEn el reparto Díaz Pardo también se construyó viviendas con la tipología LH

A la hora de pagar empezaron a verse los “achaques”. La oficina de la subdirectora Isabel, que, como parte de sus responsabilidades, atiende Colaboración Médica y Relaciones Internacionales, ha recepcionado desde entonces una veintena de quejas relacionadas con la calidad de los inmuebles. Pone como ejemplo el último edificio entregado, en 2015, en el que faltaban elementos de terminación y, aun así, los beneficiados insistieron en mudarse. “¿Qué pasó? Cuando los constructores se fueron y el área quedó sin custodios, se robaron los tubos de la instalación hidráulica”.

Las quejas de Ana Iris Companioni y la de Yanelkys Denis, sin embargo, no están allí.

Construidas con la tipología LH, las viviendas de La Calera son biplantas de loza spirol, espaciosas y confortables, con un área de pérgola que luego muchos convirtieron en parqueo, advierte Deremis Pérez Aguilera, especialista principal de Inversiones de la Dirección Provincial de la Vivienda. “Las asignaciones más recientes datan de 2015 y son edificios multifamiliares”.

El proyecto de estos últimos inmuebles no es avileño, sino una implantación hecha a partir de un proyecto de Matanzas, aclara Roberto Regalado Franco, director de la Unidad de Diseño Número Uno de la Empresa de Diseño e Ingeniería de Ciego de Ávila, empresa identificada como proyectista.

Por qué todos los inmuebles no son iguales si pertenecen al mismo programa, es una pregunta que muchos pudieran hacerse y que Pérez Aguilera esclarece: “Ha dependido de la disponibilidad del país y la provincia en cada momento”. Esto se traduce, por ejemplo, en que algunos tienen marquetería de aluminio, otros plástica, o en el tipo de azulejo y piso.

Aun cuando se trata de edificios, la especialista reconoce que se ha trabajado con materiales de mayor calidad en el caso de la carpintería, además de que el proyecto incluye cuarto de estudio y patio de servicios, así como habitaciones más espaciosas, lo que los diferencia de los llamados edificios de microbrigada.

Las variaciones en el tipo de materiales las confirma Jorge Luis Suárez Taño, Director general de la Empresa de Construcción y Montaje de Ciego de Ávila, organismo al que se subordina la Unidad Empresarial de Base (UEB) Número Dos Obras Varias, agrupación constructora encargada del programa. El directivo confirma que no ha faltado mano de obra y que todo se ha cumplido tal y como estaba previsto.

Viviendas

ViviendasLa primera urbanización destinada a colaboradores de la salud fue La Calera, con una tipología diseñada en la EDIN Ciego de Ávila

Ni en su poder, ni en el de Deremis Pérez, consta ninguna reclamación vinculada con la calidad de las construcciones y, ante la indagación, aseguran que el sistema prefabricado Gran Panel es de buena calidad. De la grieta en el edificio Tres del reparto Díaz Pardo Suárez Taño sabe que la ENIA trabajó allí, pero nada más. De la del Ocho no tiene conocimiento.

La UEB Número Dos trabaja en la actualidad en el penúltimo de los edificios, microlocalizado, también, en Díaz Pardo, a pesar de que en 2017 se paralizaron las obras por falta de agua. Después de las lluvias de principio de año, que revirtieron la intensa sequía, cabría esperar que no haya problemas con el suministro del líquido en esa zona, pero en el edificio Ocho no cae agua en la cisterna y, más de una vez, ha sido necesario el acarreo con pipas.

Según el cronograma, este inmueble debe concluir en diciembre de 2018 y, el último, con el que finalizaría el programa en Ciego de Ávila, está propuesto en el plan de 2019, en el reparto Indalecio Montejo (Ortiz).

LAS PESADILLASConstucción de viviendasDetenido en 2017 por la microlocalización del agua, en 2018 se continuó con la construcción del penúltimo edificio del programa

El miedo de Ana Iris Companioni Suárez, epidemióloga del Departamento de Vigilancia de la Dirección Provincial de Salud, no es infundado. Hace 10 meses la Unidad de Investigaciones de la Construcción, filial Camagüey, subordinada a la Empresa Nacional de Investigaciones Aplicadas (ENIA), dictaminó que “existen patologías estructurales, no estructurales y de los materiales en la edificación”, sobre todo en el lado derecho.

Como patología estructural, los ingenieros y técnicos identificaron “grietas con trazos irregulares de forma vertical, principalmente en las zonas de los vanos de puertas y ventanas, persistiendo desde el primer hasta el cuarto nivel”. Las patologías no estructurales aparecen "en forma de manchas de humedad y eflorescencia en algunas zonas”. En tanto, las patologías de los materiales se manifiestan en “forma de grietas en las juntas de unión entre los paneles, abofados y desconchados”.

Para no errar en las fechas, la doctora busca en el celular la cronología de su pesadilla.
2005: otorgamiento de vivienda
2009: mudanza para el edificio
2016: pago del apartamento (2 095.00 CUC)
2017: En enero aparece la primera grieta. Plantea su preocupación en la Dirección Municipal de la Vivienda (DMV). Regresa en abril, porque no había sido visitada por los especialistas. Vuelve a presentarse el 23 de mayo. Le responden que la DMV debía contratar los servicios de la ENIA. Tres días después la ENIA responde que los trabajos comenzarían pasado un mes y medio. En junio dirige una misiva al Gobierno provincial porque no había pasado nada…

En una de sus visitas a la DMV en busca de una respuesta, Ana Iris lo entendió todo. Desde un mural, un texto apócrifo, a la vez que intentaba darle fuerzas, le devolvía la cara fea de la burocracia. El papel en cuestión decía: “Aunque sientas el cansancio, aunque un error te lastime, aunque una ilusión se apague, aunque ignoren tus esfuerzos, aunque todo parezca nada, vuelve a empezar”.Mujer con papelesAna Iris Companioni ha elaborado su propio expediente y tiene evidencias, paso por paso, de las gestiones realizadas

Finalmente los técnicos de la ENIA dejaron constancia de su visita en agosto y el 30 de noviembre de ese año, corrobora Leonel Rodríguez González, director de Equipos de Investigación para la Construcción de la ENIA Ciego de Ávila, fue concluido y entregado el Informe de Estudio Diagnóstico Patológico a la DPV.

Un estudio similar, pero del edificio Tres, está listo desde el 30 de septiembre de 2016, luego de que Yanelkys Denis García, madre viuda con dos hijos, estableciera quejas ante varias instancias.

Sin embargo, nada se ha hecho en ninguno de los dos apartamentos, ni siquiera porque el mencionado documento concluye:

• Del total de elementos evaluados, el 100 por ciento posee Riesgo de Corrosión Moderado.

• Los daños que presentan los elementos analizados son permanentes e irreversibles y, de no intervenirse, continuados. Aunque las lesiones que presenta la estructura en la actualidad pueden ser reparadas, de no realizarse rápido, continuarán debilitándose, predisponiéndose para el agravamiento de las actuales lesiones y para la aparición de nuevas lesiones.inter pared grietas

Vivienda con grietasLa grieta en la pared de Yanesky Denis ya llega al pisoHabrá que investigar un poco más la relatividad del tiempo para determinar, en este caso y visto lo visto, qué entienden los responsables por rápido.

El 18 de julio pasado, Eddy la Pera Díaz, subdirector técnico de la DMV, acababa de recoger en la DPV el dictamen de la ENIA cuando nos entrevistamos. A todas luces, el documento había estado engavetado durante todo este tiempo en la instancia provincial, a pesar que desde allí nos remitieron a la municipal. De acuerdo con La Pera, ese mismo día despachaba con la Empresa de Construcción y Montaje.

— ¿Y el expediente del edificio Tres? —pregunto.

— De ese no sé nada. Yo empecé en este cargo hace un par de meses —responde.

CALIBRAR LA RESPONSABILIDAD

Si el enfoque del problema fuera matemático, las grietas en los apartamentos de Ana Iris y Yanelkys serían despreciables, porque apenas representan el 0,7 por ciento de las viviendas entregadas a los colaboradores de la Salud en Ciego de Ávila en más de una década. Una golondrina no hace verano, diríamos. No se puede juzgar la calidad del todo por las deficiencias de una parte, diríamos.

Pero, lo ha demostrado constantemente nuestro país, basta un ciudadano con una queja para revisar todo el proceso, porque, más que los números, importa la gente. Y si ese ciudadano tiene razón, mucho más.

Como casi siempre sucede, aquí se logra lo difícil, que en este caso sería construir una vivienda digna a 283 trabajadores de la Salud en medio de la sempiterna escasez y, no obstante, luego se entumecen los mecanismos para solventar un problema menor.

En 2014, el director jurídico del MINSAP dijo “hay que reconocer los problemas de calidad presentados en una parte de las viviendas construidas”. Lea el texto completo aquí.

Edificios de los colaboradoresA la urbanización, para serlo, le falta la terminación de las áreas verdes, las aceras, las calles y el alumbrado público, así como los depósitos para la basuraAunque no lo parezca, y algunos especialistas no lo entiendan así, las rajaduras en los edificios Tres y Ocho desdicen la eficacia del proceso inversionista y constructivo; la observancia de los responsables, la calidad del trabajo, el control, la atención a la ciudadanía, el respeto a la dignidad de las personas, el compromiso del Estado y sus instancias para con la seguridad de la gente…

Lo dice alto y claro el dictamen técnico de la ENIA: “Este daño es originado, en la mayoría de los casos, por la mala unión entre los aceros de espera de dichos paneles (soldadura), además se pudo observar la escasez del hormigón de unión entre los elementos, así como la poca adherencia entre la mezcla y los elementos”.

Es una pena que, con los mismos equipos sofisticados con que se mide la resistencia del hormigón o la separación de los aceros, no se pueda calibrar la responsabilidad. ¿O sí?