La nueva morada de Yulié

Una de las más de 5 000 viviendas afectadas por el huracán Irma, hace un año, en el municipio avileño de Morón, fue la de Yulié Viña Mondeja, ubicada en la comunidad de Tuero, perteneciente al consejo popular El Vaquerito.

El mal estado constructivo en que se encontraba su anterior vivienda en Morón, bastó para que el evento meteorológico la derrumbara totalmente, algo que le causó preocupación, pues con anterioridad había solicitado un subsidio para someterla a reconstrucción, pero no se lo concedieron en esa oportunidad.

Conviven, en la vivienda de Yulié, su pequeño niño, de siete años, Erick Bryan y Justo Enrique, que tiene 93.

No tardó mucho tiempo para que una comitiva municipal visitara la comunidad y sostuviera un contacto personal con Yulié, suficiente para que en pocos días tuviera el certifico del subsidio por un monto de 8 500,000 pesos para la construcción de su vivienda.

"Sin perder tiempo me movilicé para la compra de los materiales, me hicieron el plano de mi casita y, así, una brigada comenzó a levantarla", comenta.

El inmueble ya es una realidad: paredes de mampostería, techo de placa, sala, cuarto, cocina-comedor, baño, meseta con azulejos, solo en espera de unos sacos de cemento para colocar el piso y dar el toque final.

Yulié siente un profundo agradecimiento por contar, a esta altura, no solo con su nueva casa, sino con otras ayudas recibidas, como dos camas, colchones, sábanas, ollas y otros útiles del hogar.

Cierto que no todos los afectados por el ciclón han corrido la misma suerte, pero el 50 por ciento de las viviendas dañadas en el municipio de Morón, han recibido atención por el gobierno local.