Miércoles, 17 de julio de 2019 10:51 AM

La “fiebre” del hospital

El flujo creciente de personas en el servicio de Urgencias (mal llamado cuerpo de guardia) no evidencia, en su mayoría, dolencias graves, sino otras “patologías” que hoy mantienen casi colapsada esa área del Hospital Universitario al que Invasor “ingresó” durante algunas horas.

Si el desespero fuera enfermedad, casi todos los pacientes que acuden al “cuerpo de guardia” del Antonio Luaces Iraola terminarían ingresados en una de sus salas. Remitidos muchos, incluso, de gravedad. Pero la gente que se aglomera allí, una mañana cualquiera, suele disipar su inquietud con el de al lado: se quejan y se calman… y así, instintivamente, sin sospechar siquiera que el “del lado” puede ser una periodista queriendo tomar la “placa” del momento en la que ellos son, apenas, un tono en la escala de grises de la radiografía del Hospital.

Y como sería imposible un Rayos X a salones quirúrgicos, consultas de especialidades, baños, pasillos, cocina, 27 salas… sin obviar detalles importantes del diagnóstico en el que intervienen 2 576 trabajadores de la institución y toda la concurrencia de pacientes de un lunes o viernes, Invasor ha pretendido quedarse solo en Urgencias; esa área que los aquejados siguen llamando Cuerpo de Guardia y a la que acuden por las causas más insospechadas: Ahí se ausculta el primer síntoma del servicio: “la fiebre” de ir hasta él, ya no por excesos en la temperatura del cuerpo, sino por el furor, el vicio, la “viva y ardorosa agitación producida por una causa moral”, según la define, también, la Real Academia Española.

Pues allí se llega, lo mismo para “quitar un punto quirúrgico, que para inyectarse un diclofenaco. Vienen por cualquier “cosita”, confirma Virginia Aragón González, una enfermera que hace 15 años recibe a pacientes y se considera incapaz de hacerlos regresar. “Si llegan, yo los atiendo, pero hay que reconocer que en el día son muchos y con problemas que pueden, perfectamente, atenderse en los policlínicos.”

Las hojas de cargo de las consultas que integran ese servicio de Urgencias (Pediatría, Oftalmología, Otorrinolaringología, Urología, Ginecología, Cirugía, Ortopedia y Medicina Interna) demuestran, asimismo, lo que anticipa Virginia: problemas de salud que no respondían al criterio de Urgencias. Si quedaran dudas, el TRIAJE, un método universal que clasifica a los pacientes, de acuerdo con su estado de gravedad, muestra en el Iraola un comportamiento que no solo registra, de enero a agosto, 7 600 pacientes más que en igual período del año anterior, sino que refleja la “fiebre” que hoy aqueja al hospital y lo mantiene casi colapsado.

TablaUna presentación, realizada en el Servicio de Urgencias, mostraba así el incremento en su área

En agosto, por ejemplo, el 82 por ciento de los niños que llegaron a Pediatría fueron clasificados con el Código Verde, que define las urgencias menores que pueden ser atendidas dos horas después, a partir de que “la condición del paciente no compromete el estado general y no representa un riesgo evidente para la vida”.

La pediatra Janet Gaskín Arzuaga lo asegura, además, porque de los 150 niños que, dice, pueden verse en un día, muy pocos necesitan una consulta de urgencia o un ingreso. “Los traen con fiebre, catarrito, asma…”

Una tabla de ese mismo mes ilustra cuántos pacientes, del total atendido en cuatro consultas (Medicina, Ortopedia, Oftalmología y Pediatría), no requerían de tal urgencia. Mucho más de la mitad pudo ser asistida en policlínicos, de modo que la “fiebre” no es relativa a los pequeños o a padres que subestiman las atenciones primarias y secundarias.

GráficoFuente: Servicio de Urgencias del Hospital Provincial

Comportamientos muy similares se han mantenido de enero a septiembre, según ilustra el TRIAJE del hospital, y en algunas consultas llega a rondar el 90 por ciento de los pacientes con el código verde. La propia Directora Nacional de Asistencia Médica del Ministerio de Salud Pública, lo admitía frente al ministro de la rama, José Ángel Portal, en la recién concluida visita gubernamental a la provincia. El término usado en el diálogo fue “exceso injustificado”.

•Lea aquí el reporte de Invasor sobre el tema

Y para aminorar la carga en esa área, la Directora proponía mover la consulta de ultrasonidos (que no son urgentes) hacia otra área, e impedir que Urología, por ejemplo, admita pacientes de su consulta externa. También se proyectó por quitar una grúa que obstruía la entrada a Pediatría y obligaba el acceso de niños y adultos, por una sola puerta. Pero más allá de que semejantes ideas tuviesen que venir de La Habana a Ciego de Ávila para ser “escuchadas” en vistas de aligerar la carga de Urgencias, la causa del fenómeno sigue apuntando a otras direcciones desde donde llegan los enfermos.

“Y entonces, entre tanta gente que no te deja caminar por los pasillos, uno no sabe, a veces, qué hacer”, confiesa Ismara Lescaille Sid, secretaria de las consultas de Ginecología y Oftalmología, quien debe ordenar, y hacer pasar, a los que esperan por los especialistas, justo en el área del Laboratorio e Imagenología; un lugar que a las 11:00 antemeridiano del 26 de septiembre lucía atiborrado, con apenas cuatro bancadas para los cuatro servicios, y unas veinte personas de pie, más todo el que iba, “de paso”.

En la puerta de entrada del Servicio de Urgencias, la enfermera clasificadora se quejaba de semejante incomodidad: “Les digo que deben anotarse, decirme qué tienen para definir las prioridades, enviarlos a enfermería, tomarles la presión…, que deben esperar a ser llamados… y no todos hacen caso. Es más, si entras y ves la Hoja de Cargo de Medicina Interna y la comparas con la mía, verás que la de allá dentro tiene más pacientes porque se cuelan y vuelven loco al médico.”

Médico y pacientesSolo las consultas de Medicina General, Ginecología y Pediatría, permanecen abiertas las 24 horas. El resto, solo hasta las 12:00 pm, pero sus médicos, asegura Bayron, están localizables en la estancia médica del Hospital.

“Así no hay quien trabaje ni quien defina los que deben pasar primero o después…, siento que no puedo con esto (y hace un gesto señalando las 35 personas sentadas, una veintena de pie, mientras otras seguían entrando). Luego, ellos mismos dicen que al hospital no se puede ir por el desorden que hay, ¿qué injustos verdad?”, se pregunta la enfermera que no dice su nombre ante mi interrogante. “Es mejor no decirte, usted sabe ¿no?” Pero Invasor no sabe.

Solo guarda en su agenda, horarios, descripciones, nombres de secretarias que conversan animadas; enfermeras que manifiestan que el material gastable se agota a cada rato por la cantidad de personas y que deben solicitar más a cada rato; auxiliares de limpieza que te provocan diciéndote que no pueden limpiar el baño cada vez que alguien se orina en el piso; camilleros que plantean que hay tres camillas rotas “hace un siglo y una visita viene a enterarse ahora”; pacientes que no saben nada de código verde, amarillo, naranja y rojo, y se impacientan en cada esquina.

Obviamente, a la “fiebre” del hospital se le suman otras dolencias que el propio doctor Bayron Gil Casas, jefe del Servicio de Urgencias, reconoce.

De hecho, cuenta el joven que cuando él asumió el cargo, hace unos cuatro meses, no sustituyó a nadie ¿?

El vital servicio no tenía un responsable, “funcionaba apagando fuegos”, advierte. “Hoy hemos establecido un sistema de trabajo y, a pesar de que el personal es escaso, garantizamos de que en cada consulta exista un especialista, con los residentes en formación; nunca los residentes solos. Y eso, antes, sí pasaba.

“Incluso, conversamos mucho con los doctores porque un gran porcentaje de los problemas tiene que ver con la comunicación.”

—Algunos me han hablado de cuotas de placas, por ejemplo. ¿Eso es así?

—No, claro que no. Hemos insistido en que se indique a quien, en realidad, la necesite. Hay que evaluar y hacer uso del método clínico, y no indicar por facilidad…

—Pero en más de una consulta me dijeron que había cuotas diarias para placas, que en Observación, por ejemplo, solo podían indicar tres. En Pediatría, ayer confesaron en la noche, “me quedan dos desde las 3:00 de la tarde”.

—Eso no es así, si quieres vamos a Imagenología para que veas cuántas se han hecho hoy. Los médicos saben que mientras haya criterio para hacerlo pueden indicarlas. ¿Eso te lo dijeron especialistas nuestros?

—No, residentes de esas consultas.

—Pues están mal informados o hacen una mala traducción de lo informado. ¿Ves?

Según Bayron, la formación del personal sigue siendo una tarea pendiente. Ya no solo para suplir las ausencias, sino para graduar mejores seres humanos. No obstante, otras medidas han ido tomándose en aras de complementar una atención de calidad, que no solo descansa en el conocimiento y la amabilidad.

Muestra, por ejemplo, las cortinas en Observación, que favorecen la privacidad de pacientes y el mejor trabajo de los galenos. Un teléfono en la Unidad de Cuidados Intensivos de Emergencias (UCIE), que permite las llamadas desde todos los municipios para consultas ante la gravedad de un paciente o para ofrecer información de la persona grave que viene en camino (antes era a través de la pizarra general del hospital y se dificultaba mucho). Un sistema computarizado para evaluar exámenes de los pacientes atendidos en la UCIE, casi en tiempo real. Una enfermera clasificadora para derivar los pacientes a las consultas que correspondan…

Médicos junto a paciente en camillaLa Sala de Cuidados Intensivos de Emergencia muestra hoy mayores facilidades para atender al paciente grave.

”Son pequeños cambios, los cuales facilitan mucho el trabajo, porque todos los días este recinto amanece lleno,” afirma Bayron.

—Muchos alegan que si no es aquí no resuelven su problema.

—Bueno, nosotros tenemos una reunión de Interrelación, cada mes, con todo el sistema de atención (que incluye los policlínicos) y no han reportado problemas que impidan atender allí las dolencias que hasta aquí llegan.

¿Estarán los enfermos perdiendo la confianza en los médicos de esos policlínicos, vendrán porque les queda más cerca o porque aquí podrían resolver estudios más completos… o porque desde allá los remitieron? Bayron no sabe la causa e Invasor promete seguir los “síntomas”. Sin embargo, el hecho ha trascendido a tal punto que la semana pasada, mientras recorría la instalación, el propio vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Roberto Morales Ojeda, no mostró conformidad con la respuesta de que “no van a los policlínicos”. Entonces dijo: “hay que ver por qué no lo hacen, en qué parte falla nuestro sistema, porque hoy están comprometiendo el Servicio de Urgencias y afectan a quienes, de verdad, necesitan una atención urgente, y tienen que esperar para recibirla por la cantidad de personas aglomeradas”.

Para el director del hospital, el doctor Enrique Cossío González, quien antes había reconocido la necesidad de descongestionar esa área, la solución podría aliviar, en algo, a un centro asistencial “repleto”, que hoy presenta problemas estructurales, de personal y organizativos. Lo deja claro cuando afirma: “Nos faltan 229 enfermeras y, si lo indicado es una cada 10 camas, ahora estamos a una por cada 27 camas, como promedio. Tenemos serios problemas estructurales que tenían sin agua servicios como Terapia de Niños, Legrado, Parto y Cesárea… y que hoy persisten en otras salas de la institución. Si analizas que, en estos cuatro años, cinco directores han pasado por este hospital, te darás cuenta de que ha sido muy difícil organizar el sistema de trabajo y prestar un servicio de calidad en estas condiciones. Y si a eso le añades la cantidad de personas que vienen reclamando (y necesitando) atención… verás que el panorama es muy complejo.”

En su resumen, el Director presenta, apenas, algunas problemáticas que, directa o indirectamente, llegan, también, a Urgencias. Y para colmo, Alexander Hernández Rodríguez, al frente de las labores de Servicios Generales en esa área, añade que las sillas de ruedas se rompen con facilidad; que las personas se llevan de los baños hasta las lámparas; que las camillas no siempre son suficientes porque, a veces, los camilleros deben subir hasta las salas; que no todos los elevadores funcionan…

No habría que “auscultar” con muchas interrogantes a los pacientes para llegar a las mismas conclusiones cuando, incluso, sus directivos las reconocen. Uno se encuentra, por ejemplo, a Yanelys González Díaz confesando que llevaba “tres horas esperando al oftalmólogo”; para que luego de Invasor solicitar un poco de exactitud, aludiera a 40 minutos. Malhumorada estaba ella a las 8:40 pasado meridiano porque el médico no aparecía y su hija tenía “un ojo chusquito y creo que es conjuntivitis”. Más incómodo (y con más razón) estaba Carlos Delgado porque en el Laboratorio no estaba el técnico, había ido a tomar muestras de sangre a las salas y al bajar seguiría siendo uno solo para pinchar y analizar el resultado. “¿Y ahora con esta cantidad de gente esperando, quién define la prioridad?”, se preguntaba.

Enfermera y paciente en un salónCada mes, el TRIAJE demuestra que más de la mitad de los pacientes que acuden a Urgencias no necesitan de ese servicio.

Sentía él que no todas las urgencias eran tal ni que el tiempo transcurría igual para todos en una cola que desestimaba, precisamente, las urgencias e imponía el “orden de llegada”. Y como cada día llegan cientos y cientos al “Cuerpo de Guardia”, se hace difícil bajar la “fiebre”. Hasta ahora, allí solo tienen el termómetro.


Comentarios  

# barbaro martinez 25-10-2018 17:29
me baja la presion arterial a cada rato [ dicen que es hasta BUENO ] por lo que voy a la Policlinica NORTE a tomarme la presion y a INYECTARME por los dolores de cabeza , en la inmensa mayoria de las veses hay dos medicos y nunca hay cola.
de verdad que no entiendo porque la poblacion abarrota el hospital
ahh y el otro dia me comi una guayaba y me dieron tremendos dolores estomacales, al igual fui al NORTE y alli en una sala de URGENCIAS me trataron de MARAVILLAS hasta electro me realizaron.
muchas gracias a doctores, enfermeras y hasta el camilleros todos CORRIERON pensaron que tenia un INFARTO.

brmh
Responder | Responder con una citación | Citar
# Ernesto René Salcedo Rocha 26-10-2018 10:23
El problema a mi moder de percibir la multifactorialidad de el mismo .
1.No se habla que se desmontó o debilitó el área de Promoción de salud , a nivel de provincia , municipio y áreas de salud .Componente determinante en el trabajo integrado de los comportamientos humanos y los flujos de atención , dirigidos fundamentalmente a la Atención Primaria de Salud .es parte de la esencia del problema .EL TRABAJO CON EL INDIVIDUO -FAMILIA Y POBLACIÓN , CON UN ENFOQUE SISTEMICO DE INTERSECTORIALIDAD .....Y MULTIDISCIPLINARIO ....ESTO REPERCUTE DIRECTAMENTE EN LA PERDIDA DE CONFIANZA EN LA ATENCIÓN PRIMARIA DE SALUD .....AL NO EXISTIR INTERVENCIONES GRUPALES Y POBLACIONALES CON ESTE ENFOQUE ....PRIMANDO EL ENFOQUE DE ATENCIÓN MÉDICA Y PREVENCIÓN SECUNDARIA .....ESTAMOS AL REVES DE LA ESTRATEGIA ....DE AHÍ ESOS RESULTADOS .
2. La percepción de la población que en la Unidad hospitalaria provincial , están los mejores o más capacitados especialistas y los recursos de laboratorio e imagenología y otros servicios , ahí estos volunes imparables de casos vistos en los cuerpos de guardias .....
3.Se degaron de aplicar y sostener las polticas públicas , como estrategia sostenidas, como POR EJEMPLO , NO EXISTEN LOS CONSEJOS DE SALUD A LOS NIVELES DE PROVINCIA , MUNICIPIO Y CONSEJOS POPULARES ....SE PERMITIERON QUE ESAS FUERZAS GENERADOS DE PENSAMIENTO COLECTIVO Y SOCIAL SE DESINTEGRARAN .....AHORA TODO SE TRABAJA A NIVEL DE INDIVIDUO .....ESO SON PARTES DEL RESULTADOS ....EL PORCIENTO MAYOR QUIERE ATENDERSE EN LOS HOSPITALES ...
4.Las áreas de sdalud de Ciego de Ávila , tiene personal bien claificado en varias especialidades....pero no asisten las familias , prefieren el hospital ...
5.No considero que solo sea de Ciego de Ávila , considero aquí evaluaron el proceso , esto se observa en casi todas las provincias ...porque el fenómeno es sistémico ....
6.Considero oportuno con el permiso y respeto de las autoridades de salud del territorio , se debe buscar las estrategias sistémicas para continuar fortaleciendo la Atención Primaria de Salud y los EUIPOS BÁSICOS .....ESPECIALISTAS DE MEDICINA INTERNA , PEDIATRÍA , GINECOLOGÍA Y PSICOLOGÍA CLÍNICA ...ESTAS CUARTETAS CON LOS MEJORES ESPECIALISTAS ....ESTO SE LOGRÓ EN EL TERRITORIO ..ESTE COMPENTE ES ESENCIAL , PARA DAR SEGURIDAD Y CONFIANZA A LA POBLACIÓN ..
7.La diversas epidemias de vectores , han debilitado el área de Atención Primaria de Salud , dedicando gran esfuerzo contra los riesgos de las mismas y el desgastes de los recursos humanos especializados ..
La provincia cuentan con personas bien preparadas , excelente servicio ----pero la población se ha condicionado erroneamente que el SERVICIO ....HOPITALARIO ES EL MÁS SEGURO , TOTALMENTE EQUIVOCADO .
Excelente investigación periodísticas Katia .
Responder | Responder con una citación | Citar
# UnKnown 26-10-2018 11:12
Muy buen tema el elegido en este artículo, el cual tiene cierta extensión, pero no por gusto, sino porque realmente hay mucha tela por donde cortar.
Para mí resulta evidente que la organización en la prestación de los servicios médicos -de forma general- (hospital, pacientes, policlínicos, farmacias, etc) debe reordenarse integralmente, y con un enfoque de sistema.
En ese sentido la informatización de ese SECTOR y su integración con los ciudadanos, podría ayudar enormemente, tanto para el caso en cuestión que se habla en el artículo, como para otros problemas que afectan la prestación de estos servicios.
Ahora, prescindiendo de la dimensión tecnológica que ayudaría 190³ veces, en principio el acceso al hospital debería ser mediante una orientación dada por un policlínico (para ver un especialista determinado), o por una emergencia médica.
Yo no soy médico, pero me parece que una emergencia muchas veces se acompaña de un componente visual: o la persona respira mal que casi se ahoga, o está sangrando por algún lado, o tiene los ojos como que el mundo se le va, o está sudando copiosamente, etc, etc, etc. Entonces de momento, ayudaría algo limitar un poco el acceso al hospital, y en eso podría apoyar la PNR y quizá cierta divulgación previa por los medios de comunicación correspondientes.
Responder | Responder con una citación | Citar
# yuri 26-10-2018 16:26
wow... que falta de respeto.. la cosa no solo viene de los pasientes o población.. sino también de la fata de galenos.. el llamado Cuerpo de Guardia está lleno de internos y estudiantes de años inferiones de medicina, y en muchos de los casos solo ves a los residentes, y cuando ves a un especialista hay que tirar voladores y me pregunto ¿cómo se forman estos futuros profesionales?.. sin tutoría directa.. además la falta de higiene, desorganización, da gfracia el comentario de la enfermera que en muchas ocaciones ni está por todo eso y la ves en los kioscos merendando o converzando, claro que nadie va a verla porque además su nivel de preparación es pésimo... primero revicen lo interno del sistema de salud avileño y luego den la vuelta para la población, que acuden al hospital en muchas ocaciones porque en los policlínicos la situación con el personal médico es peor y ahí casi siempre no hay de nada.. esto si es preocupante..
Responder | Responder con una citación | Citar
# vlaclua 29-10-2018 13:14
No es bueno para nadie responder con ofensas , es cierto que hay deficiencias en el sistema de salud no solo en nuestra provincia, hay que insistir en la comunicacion ,en la docencia ,en la formacion, pero nuestra poblacion debe admitir que el personal de salud son seres humanos, no me imagino una enfermera sin tomarse al menos un cafè al dìa, y le pregunto: a que policlinico usted fue? en todos hay 2 medicos especialistas de guardia, con mucha capacidad resolutiva, las camas de observaciones del Pol BSM y Norte que son un primor , baños limpios, enfermeras que parecen sacadas de una revista por su porte y aspecto, en sus laboratorios se hacen todos los complementarios de urgencias, hay medicamentos los necesarios para las urgencias en las areas , se realizan rayos x, entonces porque dicen que no hay como resolver en la atencion primaria , si verdaderamente no han acudido al mismo,opinan asì porque es màs fàcil criticar que cooperar a evitar acudir sin necesidad al hospital ,atencion que deberia recibir solo las urgencias.
Responder | Responder con una citación | Citar
# Roberto 27-10-2018 11:09
Que bueno que al señor brmh lo atendieron con esa eficiencia en el Policlínico Norte. Yo llevé a mi vecino, una persona de cierta edad ya con un dolor en el pecho y no había para hacerle un electro por la noche, le inyectaron algo y ante la duda la doctora me dijo que lo llevara al hospital pero que buscara en que porque la ambulancia no podía llevarlo. Tuve que llevarlo en un bicitaxi, eso decirlo da verguenza!!! Otra vez fui con mi hermano medio deshidratado luego de 7 vómitos al policlínico norte otra vez y la doctora (muy joven) le indicó beber más líquidos en caso de seguir los vómitos; me pareció increíble que alguien que estudió medicina NO SEPA que el organismo no asimila la hidratación oral en esos casos y precisa de hidratación intravenosa. Lo llevé al hospital y listo, el médico allá al contarle quedó pasmado.... otra vez con mi abuelo en el propio Cuerpo de Guardia (o urgencias) del Hospital tuve que aguantar que una estudiante allí atendiendo dijese, total si yo aún no soy médico. Y así critican a la población !!! Y para que mencionar en detalles el estado de los baños, etc etc etc. A veces una sola técnica para atender a los pacientes del CG y los de Observación. Para colmo se atienden a los niños y adultos en el mismo hospital, no brindan servicio de neurología en urgencias y para hacerte un ultrasonido hay que mendingar... ejemplo, la propia doctora del Policlínico Norte me envía al hospital a pedir de favor que me lo hagan... y cuidado con la explotación del método clínico; si tenemos en cuenta la NULA experiencia de jóvenes entonces se pone en peligro la vida de seres humanos. Camillas rotas, sillas de ruedas detestables. Las personas simplemente tratan de buscar la mejor atención. Un análisis crítico es necesario sí, pero en ambos sentidos.
Responder | Responder con una citación | Citar
# Ernesto Renè Salcedo Rocha oB 28-10-2018 10:38
Aprendí una máxima de Fidel , quien no se equivoca es el pueblo .Hay suficientes criterios de quejas ....tanto de áreas de salud , como del hospital ....Urge un análisis casuístico del problema , su DIMESIÓN Y SEVERIDAD .QUE ESTÁ AFECTANDO LA SALUD DE LA POBLACIÓN .
Prof Ernesto René Salcedo R.
Responder | Responder con una citación | Citar
# senelio ceballos 29-10-2018 00:08
Oh!! Dios!!...Mas de 50 annos con los mismos metodos....Las colas en los hospitals y en la policia para areglar documentos de inspecciones de carros carteras de manejar.......ERA aqui igual que hoy en CUAB..hace annos atras uno de los problemas principals de la nueva Rusia en los servicios a la poblacion........En la ERA de CCCP eran las colas para comprar salchichas /vodka y ver a Lenin en la plaza Roja.... HOY [2018]..Ni una, ni otra cola........Para comprar bodka, salchichas o carros ladas y de otras marcas..NADIE HACE COLA........Porque?.... QUE HA SUCEDIDO?......Sencillamente se han cambiado los metodos en los servicios , salud a la poblacion ...Hoy no existen las colas en policlinicos.........NUEVAS VARIANTES DE SERVICIOS.........decenas y decenas de centros de la salud , plasticas operacional y estomatologia privadas, cooperativas y paticulares......+ Inscripciones por telefono e internet en cada hospital y policlinico hasta en los alejados de ciudades.........Ud se inscribe a una hora y dia determinado y llega a su policlinico...SIN COLAS, ESCANDALOS y para los medicos trabajar mas tranquilos........Aunque en URGENCIAS y servicios ANbulancias...TODAVIA Deben perfecccionar mas esos sistemas.....Las grandes fabricas y empresas han creado sus propios centros de salud cooperativos..Por ej..Ferrocarriles , MINFAR, Petroleros aqui en Volgogrado han creado verdaderos centros hospitalarios para sus trabajadores....Claro, Si ud no pertenece a los ferrocarriles..PUEDE ir y curarse alli...Pero mas caro sus servicios.....Las polisus-medical...Son usadas por ley tanto en los policlinicos estatales como cooperativos..NO funcionan en clinicas privadas y particulares..............cont
Responder | Responder con una citación | Citar
# Observadora 29-10-2018 15:21
Creo que la dirección y el equipo médico de cirujanos deben valorar el por qué regresan tantos pacientes operados en el salón quirúrgico del hospital con infecciones de estafilococos aureus, que se ingresan de nuevo, se anestesian de nuevo y les hacen curas tremendas para tratar de eliminar la infección que adquirieron ahí mismo, en ese salón. Algunos hacen una peritonitis y mueren.
Responder | Responder con una citación | Citar
# Artemisia 07-11-2018 14:58
Si sólo fuera la "fiebre" del hospital lo relatado aquí, que es muy cierto, no estaría tan mal después de todo.
Preocupante es lo dicho por Observadora y que es la realidad, acerca de la gran cantidad de pacientes operados que contraen infección por staphilococcus aureus (el famoso estafilococo dorado) en los propios salones de operaciones... donde luego tienen que regresar para ser curados y vuelven a contraer la infección. Eso sin hablar del salón de operaciones de oftalmología, contaminado hace años porque operaron un pulmón en él.
Valdría la pena preguntar a la dirección del hospital qué medidas tomarán con esta situación que compromete la salud y las vidas de quienes no tienen más remedio que pasar por un salón de operaciones.
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar