Indica Díaz-Canel en Ciego de Ávila recuperar más y mejor (+Post)

Concentrado, fundamentalmente, en lo que ha hecho el territorio frente a los daños causados por las intensas lluvias  asociadas a la Tormenta Subtropical Alberto, a finales de mayo, el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, acaba de dejar indicaciones muy precisas para las autoridades políticas y gubernamentales de la provincia de Ciego de Ávila.

Apreciar in situ ese asunto y dialogar con pobladores como los del municipio de Florencia, va mucho más allá de la formal visita a determinada zona, instalación, u objetivo económico o social.

“Tenemos que sacar experiencia de este tipo de fenómenos —enfatizó—, e incluirlos en los planes para la reducción de riesgos de desastres y de adaptación al cambio climático, porque pueden ser cada vez más periódicos y de mayor intensidad.

“El huracán —agregó— pasa en horas y deja un daño tremendo, pero estos eventos se manifiestan en lluvias, a veces intensas, durante días, que provocan inundaciones, paralizan el transporte, afectan la actividad agrícola, perjudican vías, e incluso viviendas y otras instalaciones, sobre todo cuando están acompañados de tornados, como sucedió aquí.”

Por ello llamó a revisar el sistema de drenaje, obra por obra, alcantarilla por alcantarilla, pues, en muchos lugares, lo existente resultó insuficiente frente a la avalancha de agua.

Con el complemento de lo también apreciado en la Empresa Agropecuaria La Cuba por Salvador Valdés Mesa, primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, y acompañado por Félix Duarte Ortega y Raúl Pérez Carmenate, máximos dirigentes del Partido y del Gobierno en la provincia, Díaz-Canel recalcó que en la recuperación “debemos defender el criterio de que todo cuanto hagamos quede mejor que como estaba antes”, por lo que se impone la necesidad de “no repetir insuficiencias constructivas ni usar tecnologías que no sean las adecuadas".

Salvador Valdés Mesa, primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, compartió con dirigentes y...

Posted by Alejandro García Sánchez on Tuesday, July 31, 2018

"Aquí se ha estado trabajando con ese concepto”, afirmó y puso como ejemplo las rápidas labores de reparación en el puente de Florencia, el modo en que se trabajó en la derivadora, la recuperación de los daños causados por el huracán Irma, primero, y por la tormenta subtropical Alberto, después, en las plantaciones agrícolas de La Cuba, entre otros.

Aprovechó para volver a llamar la atención en torno a la urgencia de agilizar soluciones para cientos y miles de familias damnificadas: 31 540 viviendas en la provincia (solo ante el paso de Irma), cuyo 42 por ciento aún no ha visto resuelto su problema.

Y a ello se suman, dijo, las afectaciones, aún vigentes, de huracanes anteriores, razón por la cual se ha decidido darles seguimiento en el sistema de trabajo a todos los casos, más allá de los registrados durante los últimos eventos meteorológicos.

Por ello, consideró vital aumentar capacidades y volúmenes productivos en materiales de la construcción, para poder ir respondiendo de forma progresiva y creciente.

Entre las experiencias que llamó a tener presentes, con más sentido previsor, en coyunturas así, está la agilidad e inteligencia para preservar productos como el tabaco, que si bien no registró pérdidas en el territorio, sí vio afectada la calidad de la hoja como consecuencia del nocivo efecto de la humedad.

Díaz-Canel también exhortó a revisar asuntos relacionados con la correlación costo de la producción y precio de venta a la población, en renglones como el plátano, cuyos niveles productivos continúan incrementándose como evidencia de recuperación.

Al respecto, supo que La Cuba está extrayendo más de 600 toneladas de banano, cada día, con beneficio directo para once provincias y 254 instalaciones de turismo en todo el Archipiélago.

Finalmente expresó que, en sentido general, el verano está generando satisfacciones, y llamó a preparar bien, en todas partes, el proceso de consulta popular previsto entre el 13 de agosto y 15 de noviembre próximos, en ejercicio abierto y transparente de democracia y de participación que, en su criterio, debe conllevar a un Proyecto de Constitución de la República mucho más justo y a tono con la realidad y las particularidades de la nación, tal y como ha ocurrido en ocasiones anteriores.