Miércoles, 14 de noviembre de 2018 11:05 PM

Entrevista inusual con el director de La Cuba

De seguro que ha concedido cientos de entrevistas en su vida, a pesar de no ser una estrella de cine, un deportista famoso o un cantante popular; es un hombre emprendedor que comenzó su vida laboral como técnico en 1982 en la entidad que dirige desde 1994.

Hace 24 años que es el director de la empresa agropecuaria La Cuba, la mayor productora de plátano del país y en la que se cosechan anualmente más de 20 cultivos, entre viandas, hortalizas y frutales.

Pero esta es una entrevista inusual para el ingeniero agrónomo Carlos Blanco Sánchez. En esta ocasión, las preguntas no versan sobre cumplimientos de siembras o recolecciones, rendimientos agrícolas, o recuperaciones tras desastres naturales.

Y es que Carlos acaba de recibir la Distinción 23 de Agosto, otorgada por la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), y las interrogantes se apartan un poco de las habituales.

Elegantemente ataviado con una camisa de mangas largas, a pesar de la crudeza del calor de este agosto que nos quiere derretir, no puede, ni quiere, ocultar su emoción.

“Es un gran honor merecer la distinción 23 de Agosto, que la recibo en nombre de los 1 890 trabajadores de La Cuba, en especial de las 423 mujeres que son decisivas en nuestro accionar.”

Comenta que siempre ha apoyado la labor de la FMC, tanto en el municipio de Baraguá como en Ciego de Ávila, y destaca la importancia de las féminas que laboran en la destacada empresa avileña.

“Son mujeres la mayoría de nuestros obreros de la industria o de los centros de beneficio. Unas 60 realizan diversas faenas directamente en el campo.

“Ellas saben combinar el trabajo arduo con la delicadeza que las caracteriza. Son esenciales a la hora de beneficiar las cosechas, son muy organizadas en las oficinas.”

Carlos Blanco hace énfasis que la empresa vende productos del agro a 274 instalaciones turísticas de Cuba, y que todos pasan por las manos femeninas.

Claro que los reporteros no dejamos escapar la primicia que nos ofreció, al preguntarle sobre la recuperación tras las afectaciones del huracán Irma. Sus ojos brillaron, nuevamente, al comentarnos que habían cosechado 108 000 quintales de plátano en julio pasado, con lo cual rompieron el récord histórico para ese mes del año.

Buen indicio de que el ritmo productivo de La Cuba sigue adelante. Ahora se aprestan a sembrar 800 hectáreas de frijol y 50 de col, y se afanan por cumplir con las 500 de plátano previstas para este 2018.

La Distinción 23 de Agosto en el pecho de Carlos Blanco Sánchez, además de un reconocimiento, representa un compromiso para incrementar las recolecciones y que lleguen más viandas, vegetales y frutales a las mesas de los avileños y de todos los cubanos.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar