Miércoles, 17 de julio de 2019 10:41 AM

En Ciego de Ávila “siguen defendiéndola todavía”

Amaneció en tu sombrero, mientras la gente caminaba de prisa hacia tu encuentro. Ciego de Ávila reía, como tú, y, en parlamentos que podían escucharse a la distancia, parodiaba los versos de Bonifacio: seguimos defendiéndola todavía, Camilo.

La plaza que perpetúa tu nombre en la ciudad capital avileña, poco a poco, y casi de a una, se llenó de tu pueblo, el de siempre, el de todos los días, el que hoy hace todo lo posible por nombrarte y ser como tú, un hombre del pueblo.

Las voces gritaron ¡Viva Camilo Cienfuegos! quizás para reiterarle al mundo lo vivo que estás; y el eco se volvió canción por todos los rincones: Viva, viva, viva…

Dicho allí—repito— en la plaza que lleva tu nombre, el nombre que aún comanda legiones de gente en combate (porque la bestia aún amenaza y la historia sigue con las armas en la mano), también rieron las flores, dichosas de tu encuentro.

Y fueron, cientos, miles, cientos de miles de flores a ti regaladas por gente humilde, como tú de pueblo, que te honra porque la grandeza merece siempre reverencia.

Amaneció en tu sombrero, Camilo. Amaneció y, con esta alborada, bajo tu pupila, amaneció, también, la Patria toda.

Adultos ofrecen flores a Camilo CienfuegosEn la plaza Camilo Cienfuegos comenzó el homenaje de Ciego de Ávila este día de octubre

Niños depositan flores a CamiloCada octubre los niños llevan sus flores a Camilo


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar