Miércoles, 24 de abril de 2019 6:47 AM

El hoy de las dietas médicas en Ciego de Ávila

El censo actual de dietas médicas en Ciego de Ávila ilustra que 38 956 personas en todo el territorio necesitan, a partir de un diagnóstico, determinados alimentos debido a sus condiciones de salud.

En este grupo se encuentran, entre otros, pacientes con cáncer, trastornos en las tiroides, colesterol elevado, desnutrición, bajo peso y diabetes mellitus, que es la más recurrente en esta estadística, explicó Inés María Ojeda González, especialista principal en el registro de consumidores de la provincia.

“Además, tenemos registradas 447 dietas especiales, las que se otorgan a niños con enfermedades crónicas, por ejemplo, los diabéticos, los que padecen cáncer, autistas, celíacos y los que se recuperan de operaciones riesgosas.”

Los productos que deben recibir están en dependencia de la enfermedad y lo que emitan los especialistas, tanto para el consumo y sus requerimientos, como para la duración en la que es necesaria la dieta, añadió.

Queja recurrente en la población es que, al pasar de un año al otro, aun cuando están renovadas las dietas, las libretas de abastecimiento no las traen incluidas y hay que hay que recurrir a las oficinas de Oficoda para hacer el trámite. Uno más.

A esto respondió Ojeda González que el personal para confeccionar las libretas no es suficiente, por lo que, en ocasiones, para este proceso se necesita contratar personas que no siempre están familiarizados con estos detalles importantes. Deuda pendiente para aliviar trabas y ahorrar gestiones.

Acerca de la distribución de los alimentos que corresponden a las dietas, Reinaldo Frómeta Romero, subdirector comercial del Grupo Empresarial de Comercio, precisó que los suministradores fundamentales son: la Empresa cárnica, la de alimentos, el Lácteo, la Pesca y Acopio.

Es real que existen atrasos en la entrega, pero se prioriza que sea dentro del mes, de acuerdo con los ciclos establecidos. Las principales causas de estas irregularidades: la transportación y la falta de los alimentos en estas entidades. Pero se busca la alternativa para que no se deje de recibir con periodicidad mensual, comenta.

Invasor dialogó con algunos consumidores que reciben dieta y corroboran que llegan en el mes, aunque con estas demoras en varios casos. Aunque no es la generalidad, sí ha sucedido que, si no llega, en el mes siguiente se distribuye doble.

Este enero fue uno de esos ejemplos de retraso prolongado en algunas entregas que llegaron a muy poco para finalizar sus días. Y sí, sigue siendo prioridad y se cumple, pero esos viejos problemas hacen las esperas, casi urgencias, demasiado largas.

Según aparece en la página del Ministerio de Comercio Interior (MINCIN):

“Desde el 1962 se estableció el otorgamiento de dietas médicas a personas enfermas que necesitaban una alimentación adicional al abastecimiento de productos normados que recibían por la libreta. Esto se ha mantenido durante todos estos años, como una importante medida de justicia social y de protección al consumidor.

“En el año 1992 se puso en vigor el actual Dietario Médico Nacional, con el principio de que la dieta médica constituye parte del tratamiento médico que debe recibir todo ciudadano, cuyo estado de salud o condición especial lo hace tributario de un refuerzo nutricional.”


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar