Sábado, 25 de mayo de 2019 7:07 PM

De La Charca al congreso obrero en Cuba

Onel y esposaPastor BatistaOnel partió hacia el Congreso con el beso de Eva y el reto de representar a quienes trabajan la tierraLa premura de la partida impidió tener el diálogo que Onel Ramos Hidalgo, los lectores y yo hubiéramos deseado. El ómnibus estaba a punto de partir hacia la capital cubana con la delegación de Ciego de Ávila al XXI Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC).

“Pero, del lobo un pelo” —le dije, y su campechana sonrisa devino muestra indiscutible de aprobación.

“¿Qué cómo me convertí en invitado a ese evento? Pues de una manera muy simple: el secretario general de la CTC, Ulises Guilarte, visitó mi finca y cuando vio lo que allí tengo sembrado, la forma en que mantengo las áreas, cómo trabajo la tierra y los resultados que me da, decidió invitarme a participar en el congreso.

“La Charca, que es como se llama mi finquita, produce frutas como guayaba, mango y coco: todo con destino al combinado de Ceballos, para su procesamiento, o al turismo.”

—El trabajo con la tierra es difícil…

—Bastante, pero si lo haces bien ves el resultado. Ella siempre te recompensa.

—¿Y hablar en un Congreso, es difícil también?

—No sé, porque nunca antes participé en un congreso, pero si tuviera que hablar en este, si tuviera que decir lo que hago en mi finquita, puedes estar seguro de que lo haría, como acostumbramos a hacer los guajiros.

“Pero, en caso de que Ulises no me pida que intervenga o yo mismo no me anime a hacerlo, entonces da por hecho que escucharé todo lo que se diga allí y todo lo que se oriente, para transmitirlo cuando regrese a Ciego y para aplicarlo en La Charca.”

De buen deseo le hubiera hecho un par de preguntas más, pero ya los motores de las dos Yutones rugen, anunciando el despegue, y cerca de nosotros una mujer llamada Eva Gobín Chacón y la pequeña Yarima Arianna se disputan el beso de la despedida y el abrazo de Onel, tal y como hacen otros familiares y amigos antes de que los delegados avileños pongan proa hacia un encuentro que el movimiento obrero cubano deberá seguir de cerca, por los temas que abordará, por la objetividad con que enfoque la situación actual y por el modo en que proyecte lo que hace falta hacer en lo adelante.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar