Miércoles, 19 de diciembre de 2018 8:31 AM

Con diabetes se necesita evitar el estrés

Con un desfile desde la Clínica de Atención y Educación al Diabético hasta el Parque Martí, y con el lema "La familia y la Diabetes", los trabajadores de ese centro asistencial y pacientes celebrarán este martes 13 el Día Mundial de la Diabetes en Ciego de Ávila.

Yoanny Cajigal Pelegrín, director de la Clínica, explicó que en el parque efectuarán numerosas acciones promocionales, como son la realización de glucemias, distribución de folletos, charlas y conversatorios con el público.

Precisó Cajigal Pelegrín que, no obstante las dificultades que impone el cruel bloqueo norteamericano a Cuba, los más de 9 580 pacientes que acuden a ese centro educativo y asistencial reciben la mejor atención médica, además de los chequeos periódicos y la posibilidad de atenderse con los especialistas, informó el periodista Ricardo Benítez Fumero.

Invasor ofrece algunos consejos a seguir para garantizar una vida saludable, próspera y sostenible desde la opinión especializada del Dr. Alberto Quirantes Hernández de la revista CUBAHORA.DiabetesFoto: Tomada de LaPrensa.hn

EL ESTRÉS Y LA DIABETES

Aunque un estrés mantenido y de cierta magnitud puede poner a flote una diabetes aún no evidenciada, en los pacientes ya conocidos como diabéticos las situaciones estresantes elevan las cifras de la glucosa sanguínea.

Esto sucede porque, durante las situaciones de tensión mantenida, el cuerpo aumenta la secreción de ciertas hormonas diabetógenas, como son el cortisol, el glucagón, la hormona del crecimiento y la adrenalina. Además, tiende a liberarse hacia la sangre más glucosa de la que se halla acumulada en el hígado. Todo esto con el fin de disponer de más energía para enfrentarse al estrés.

De ahí que en las personas con diabetes, el estrés aumenta los niveles de su glucosa sanguínea a pesar de un correcto tratamiento, y en ocasiones con dificultades para volverla a llevarla al buen camino.

Por eso el diabético, además como cualquier persona con sentido común, debe echar mano a los diferentes recursos que existan para tener al estrés bajo control, eliminándolo totalmente o por le menos reduciéndolo a niveles aceptables.

LO PRIMERO ES LO PRIMERO

En primer lugar se debe identificar claramente la causa del estrés y precisar si su origen es real, exagerado o incluso imaginado. Antes de combatir a un enemigo se debe identificar su real existencia.

Cuando se conocen sus causas, ya es posible identificar estrategias inteligentes para neutralizarlo. Una de ellas es cambiar la rutina diaria, de actuación y de carácter. Las situaciones estresantes pueden ser la primera pista de que resulta necesario modificar algo dentro de nuestros hábitos cotidianos o de nuestra forma de ser.

Se deben sustituir los pensamientos negativos por positivos. Bajo ningún concepto se le debe dar vueltas y más vueltas a los problemas dentro de nuestras cabezas sin salirse de ellos. Hay que pensar en ellos y analizarlos, pero siempre acompañado de su posible solución. No estancarse en lo mismo, sino avanzar en el camino de las soluciones. Eso solo ya constituye un alivio.

O sea, intentar tener una mente positiva en la búsqueda de soluciones cuando nos enfrentamos a una situación difícil es uno de los primeros pasos para reducir el estrés. Y echar mano a varias alternativas por si no damos en el blanco al primer intento de solución.

SIEMPRE CON LOS EJERCICIOS

Ante situaciones estresantes, se debe convertir en una rutina diaria la práctica de ejercicios físicos, respiratorios y de relajación. Los tres se deben mantener el unísono, preferentemente a diario; sobre todo los físicos, pues ayudan de manera importante a disminuir los niveles de la glicemia. Y acudir a los respiratorios y de relajación, en determinados momentos en que se consideren necesarios.

Por supuesto, es imprescindible que la persona con diabetes, no importe la edad, deba practicarlos bajo autorización, entrenamiento y control de personal médico calificado.

Pero también se debe dormir el tiempo suficiente. Quien no duerme las horas necesarias se sentirá muy cansado, con pobre claridad mental e incapaz de enfrentar los retos diarios, lo que genera mucho más estrés.

UNA ALIMENTACIÓN SALUDABLE

Se ha demostrado que una alimentación saludable es un aliado importante para combatir la depresión y mantener un buen estado de ánimo pues, entre otras cosas, es capaz de reducir los niveles de inflamación y los radicales libres favorecidos por la comida chatarra. Además de ayudar, de manera importante y junto con un peso saludable, a mantener controlada la diabetes.

ELIMINAR ADICCIONES TÓXICAS

Aunque algunos ingenuos consideran que fumar, beber o consumir drogas ayudan a solucionar el estrés, se engañan soberanamente. Solo ocultan sus manifestaciones, pero no son capaces de solucionar ninguno en absoluto. Lo que hacen es añadir nuevas fuentes de estrés al afectar el nivel económico, psicológico y social del infeliz adicto, con diabetes añadida, como si fuera poco.

Las bebidas excitantes, como el café, también se deben evitar.

LA DIABETES CONTROLADA EN PRIMER LUGAR

Un diabético que conozca cómo mantener controlada su enfermedad, neutralizando además el estrés, a veces inevitable en los avatares de la vida y de su enfermedad, es una persona con todas las de ganar para alcanzar una prologada y saludable existencia.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar