Sábado, 25 de mayo de 2019 7:06 PM

Comienza en Cuba segunda etapa de Campaña de Vacunación Antipoliomielítica

La segunda etapa de la 58 Campaña de Vacunación Antipoliomielítica Oral en Cuba comenzó este lunes, en coincidencia con la XVII Semana de Vacunación en las Américas y la VIII Semana Mundial de la Inmunización.

La operación, que se desarrollará hasta el día 27, se materializará con la participación de un ejército de médicos y enfermeras de todas las provincias con el fin de prevenir la poliomielitis, una enfermedad muy contagiosa causada por un virus que invade el sistema nervioso y puede causar parálisis en cuestión de horas.

Cuba fue el primer país latinoamericano en erradicar ese mal que —según la Organización Mundial de la Salud (OMS)— no tiene cura, pero es prevenible. Cuando se administra varias veces, la vacuna antipoliomielítica puede conferir una protección de por vida, subraya la agencia.

Desde 1962 hasta 2018, se han aplicado en la mayor isla de las Antillas 85 millones 200 000 dosis de la vacuna, lo que garantiza la protección de la población cubana.

Con la implementación del Esquema de Vacunación Infantil, se han logrado eliminar, además de la difteria, el sarampión, tosferina, rubeola, y parotiditis, así como dos formas clínicas severas en menores de un año: tétanos neonatal y meningitis tuberculosa.

Permitió también la reducción de la morbimortalidad en más de un 95 por ciento, en el país, por causa de la fiebre tifoidea, la enfermedad meningocóccica y la hepatitis B.

Este programa universal comprende una decena de vacunas, de las cuales ocho son de producción nacional.

Según la OMS, el virus se transmite de persona a persona, principalmente por vía fecal-oral o, con menos frecuencia, a través de un vehículo común, como el agua o los alimentos contaminados, y se multiplica en el intestino.

Los primeros síntomas son fiebre, cansancio, cefalea, vómitos, rigidez del cuello y dolores en los miembros, agrega la agencia sanitaria de la ONU.

Una vez erradicada la poliomielitis, el mundo podrá celebrar la consecución de un progreso crucial para la salud pública mundial que beneficiará equitativamente a todas las personas, independientemente de donde vivan, considera la OMS.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar