Ciego de Ávila: "No perder nada de lo que se produce"

La necesidad de que la economía cubana genere ingresos a partir del incremento de las producciones, constituyó la idea fundamental planteada este miércoles en Ciego de Ávila por Salvador Valdés Mesa, primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, durante la visita gubernamental a este territorio.

El también miembro del Buró Político del Partido valoró el potencial de los avileños en sectores claves como la agricultura cañera y no cañera, la construcción y varias industrias, encargadas de, junto a la generación de recursos para el consumo nacional, potenciar las exportaciones de rubros tradicionales, más otros de reciente incorporación a esa actividad.

Señaló, como elementos vitales, la fabricación de azúcar y sus derivados, la recuperación de las plantaciones citrícolas, la obtención de miel de abeja, más las crecientes cosechas de frutas frescas y la elaboración de carbón vegetal.

El dirigente pudo apreciar, en Morón, la construcción de 50 petrocasas para familias damnificadas por el huracán Irma, de las cuales unas 30 ya están prácticamente terminadas, aunque se prevé que todas se concluyan en diciembre.

Ana María Deulofeu Alonso, directora de la Unidad Básica número 3 Obras Varias Norte, informó que ese compromiso es posible, porque ya cuentan con más constructores para reforzar la obra, e, incluso, existen posibilidades de incrementar los turnos de trabajo. En cuanto a esas faenas, Valdés Mesa hizo énfasis en dar participación a los futuros moradores para que contribuyan a la terminación de sus casas.

De mucho interés resulta lo apreciado en Ciro Redondo, donde la entidad COMCAVILA, dedicada a la exportación de carbón de marabú, ha sobrecumplido sus planes a pesar de limitaciones con los sacos para envasar el combustible de origen vegetal.

Reinaldo Sosa Correa, representante de la entidad, expresó que el pasado año estuvieron sin laborar más de un mes, como consecuencia del huracán, sin embargo, cumplieron lo previsto, así que nada debe impedir que en el 2018 obtengan un resultado superior.

En el más céntrico de los municipios avileños, fueron visitados, además, el central azucarero y la aledaña bioeléctrica, construcción con atraso en los cronogramas previstos.

Tras el diálogo con especialistas, trascendió la importancia de potenciar esa obra, por sus impactos favorables a la economía, si se tiene en cuenta que, en un año de trabajo, pueden ahorrarse 100 000 barriles de petróleo, más otros valores agregados, la generación de empleos y el beneficio al medio ambiente.

Los proyectos de desarrollo local también representan elementos de mucho futuro para el desarrollo de cada municipio, lo que fue constatado en la finca La Trocha, ubicada en el kilómetro 11 ½ de la carretera Morón-Ciego de Ávila.

Liderada por el ingeniero mecánico Miguel Ángel González Alarcón, esta iniciativa tiene el propósito de comercializar alimentos del agro, congelados, con destino al turismo y al mercado nacional, pero su base tiene un sello vital de calidad dado por el asesoramiento de especialistas de la Universidad de Ciego de Ávila Máximo Gómez Báez, quienes han contribuido, en gran parte, a la materialización de este empeño.

El primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros visitó industrias como la fábrica de servilletas, perteneciente a la Unidad Gráfica Integral número Dos, y la entidad CEPIL, dedicada a la producción de cepillos y otros artículos plásticos.

En ambos sitios, junto a los ministros Rodrigo Malmierca, de Inversión Extranjera, y Alfredo López, de Industria, valoraron gestiones para buscar materias primas y piezas que ahora impiden el estable funcionamiento de algunas líneas productivas en ambos centros.

Otro encuentro clave aconteció con dirigentes del sistema de la Agricultura en la provincia, donde se insistió en el hecho de que la mayoría de los municipios cubanos, más de 120, dependen del trabajo en el campo como actividad fundamental, de ahí que les corresponde asegurar la sostenibilidad, a partir de los resultados que puedan extraer de sus respectivas áreas de producción.