Martes, 23 de octubre de 2018 7:46 AM

Ciego de Ávila en la Caravana que vuelve

Como aquel memorable 5 de enero de 1959, el pueblo volvió a situarse al borde de la Carretera Central, en Ciego de Ávila, hizo suyas canciones y sonrisas; un mar de banderas y esperanzas se adueñó de cada espacio en la medida que avanzaba la Caravana que rememoraba el paso triunfal de los barbudos, rumbo a La Habana.

Pero esta vez es diferente, han transcurrido 59 años, casi seis décadas han demostrado que una Revolución verdadera puede avanzar, aun cuando no le falten enemigos poderosos.

Es diferente sí, un pueblo más culto, formado en su mayoría después de la alborada de aquel enero sabe de una historia en la que la Patria se negó a estar de rodillas y ganó, con el esfuerzo de sus hijas e hijos, el derecho a la independencia.

Por eso, y por toda la justicia conquistada, Ciego de Ávila mantiene bien en alto las banderas de Bayamo y del 26, y se resiste a olvidar la Caravana que multiplicó las ansias de construir el porvenir.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar