Viernes, 24 de mayo de 2019 1:05 AM

Ciego de Ávila: 4,35 por cada mil nacidos vivos

Una tasa de mortalidad infantil de 4,35 por cada 1 000 nacidos vivos logró la provincia avileña al cierre de 2018, resultado que la incluye entre los cinco territorios con registros mayores que la media nacional de 4,0.

Aunque la estadística no satisface, el doctor Ismael González Santana, subdirector provincial de Asistencia Médica, informó que la cifra es la cuarta más baja que se alcanza, solo superada por el 3,4 del año 2013, el 3,9 de 2017 y 4,3 de 2016.

No obstante, el galeno considera que existen posibilidades de llegar a la tasa de 4,0, o menos, lo cual depende de mayor constancia en dos escenarios de trabajo: la Atención Primaria (consultorios, los grupos básicos y los policlínicos) y la Atención Secundaria, que abarca los hospitales y sus servicios de Neonatología, Parto y cesárea, y las terapias intensivas Pediátrica y de Adultos.

“En ambos casos se desarrollan acciones concretas: en el primero se produce el seguimiento del embarazo, y debe llevarse el control de las mujeres que tienen riesgos, de manera que pasen por ese proceso biológico de forma adecuada, siempre con una elevada responsabilidad, tanto del personal de salud como de las mujeres y sus familias.”

Añadió el directivo que los riesgos del entorno social en que se desenvuelven algunas embarazadas también influyen, pues no siempre tienen condiciones óptimas para enfrentar esta etapa crucial de sus vidas.

El pasado año se ayudó a 325 madres de familias con grandes desventajas, a las cuales entregaron similar cantidad de cunas para sus bebés, hecho que tributa a la protección de los menores, pues, al no tenerlas, dormían junto a los mayores.

“En esos casos es clave la participación intersectorial, para contribuir a la creación de condiciones mínimas al momento de concebir los hijos. Otros aspectos vitales son los estudios genéticos y el cuidado permanente a los lactantes, elementos que en ocasiones fallas y provocan pérdidas de vidas.”

González Santana opina que también urge completar los grupos básicos de trabajo, encargados de dar atención calificada en los policlínicos y los consultorios.

Con respecto a la Atención Secundaria, el alto grado de calificación en los servicios de Neonatología y Cuidados Intensivos tuvieron un elevado protagonismo, al salvar a varios niños que les llegaron con cuadros respiratorios y otras afecciones, resueltos por la pericia de los profesionales.

Los municipios de Florencia, Baraguá y Bolivia, cerraron la etapa con cero fallecidos; mientras Morón (2,7), Venezuela (2,8) y Majagua (3,4) se sumaron a los de mejores estadísticas, en tanto Ciego de Ávila lleva la peor parte, con una tasa de siete por cada mil nacidos vivos.


Comentarios  

# Ernesto René Salcedo Rocha 04-01-2019 09:42
Excelente esfuerzo por los trabajadores del sector salud de Ciego de Ávila .Si analizamos el decrecimiento de la mortalidad infantil en los último 5 años , la tendencia es a la baja .Además Ciego ha tenido tasas inferiores a 4 en 2 ocasiones en los últimos cinco años .
Considero que el Municipio de Ciego es el más poblado y complejo como fenómeno social , fue determinante en la tasa final .
Premiar los resultados de ese gran esfuerzo , por todos -as los trabajodores del sector es de humano y sabio .
FELICIDADES AL SECTOR .
Prof Ernesto René Salcedo Rcoha
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar