Cena para los consagrados en Ciego de Ávila

Es obvio que todo el mundo prefiere esperar el nuevo año junto a su familia, en casa.

Hay quienes, sin embargo, por la función que realizan, no tienen otra alternativa que trabajar durante la noche del 31 de diciembre.

Partiendo de tal realidad, empresas y organismos de la provincia de Ciego de Ávila han tenido esta vez sensible gesto hacia parte de esos ciudadanos que laboran en sectores determinantes de la sociedad.

Por ello, la Empresa Agroindustrial Ceballos decidió ofrecerles una cena a los 350 trabajadores del Hospital Doctor Antonio Luaces Iraola, ubicado en la cabecera provincial, en tanto la Empresa Pecuaria Genética Turiguanó hizo lo mismo con quienes continuaron asegurando servicios de salud en el Hospital Roberto Rodríguez, de Morón.

Tampoco quedaron fuera de esa deferente iniciativa trabajadores del Hospital Psiquiátrico, gracias al acercamiento de la Empresa Agropecuaria Ruta Invasora, al tiempo que el sector de la construcción tomó por asalto a la Casa para niños sin amparo familiar y el Comité Provincial del Partido decidió sorprender a periodistas, locutores y demás personal entregado al proceso productivo en la emisora Radio Surco.

Como es de suponer, en todos los casos prevaleció un alto sentido de gratitud por parte de quienes tuvieron que posponer para hoy 1 de enero su celebración familiar, en aras de la vitalidad que, bajo cualquier circunstancia, deben tener servicios indispensables como los que ofrece la Salud en Cuba.