Miércoles, 17 de julio de 2019 10:40 AM

Caldosa y más en Ciego de Ávila

Para australianos, canadienses, sudafricanos o paraguayos, el 28 de septiembre debe ser un día tan normal y cotidiano como cualquier otro del calendario.

No así para quienes habitamos la Mayor de las Antillas, acostumbrados a celebrar una singularidad de Cuba: el nacimiento de los Comités de Defensa de la Revolución, como organización de masas que agrupa y une a cada barrio, urbano o rural, en torno a cosas muy concretas, de interés común, pero sobre todo para defender la Revolución a ojo y espada.

Día, por demás, de fiesta, en el que, si bien alguien aprovecha para hacer un poco de historia, han predominado momentos como la caldosa, surgida especialmente para la ocasión, en 1979, allá por Las Tunas, bajo la criolla sazón del entonces albañil José Enrique Pérez Rodríguez (Kike) y su esposa Luz Marina Zaldívar Calzadilla (Marina), ama de casa y costurera.

Aunque en los últimos años, esa tradición ha perdido fuerza en algunos lugares, en particular donde el funcionamiento de los CDR es más débil, la tarde noche del 27 (en espera del siguiente día), o el propio 28, suele sorprender a los vecinos más entusiastas en preparativos de una fiesta que no distingue edades.

Para esos, los inquietos, no ha sido obstáculo que merme la “logística” llamada a llenar espacio dentro de la gran olla. Al final, la gente se aprieta y cada quien aporta una viandita por acá, una cebolla por allá, el poquito de puré de tomate o el imprescindible hueso…, para que hasta los cojos se desarmen bailando mientras unos revuelven la caldosa sobre el fuego, y otros juegan dominó. ¿Cierto o no?

Lamentablemente, el huracán Irma perjudicó tal celebración el año pasado. Aún así, muchos se sobrepusieron al panorama y festejaron la fecha. Recuerdo, con especial agrado, a un grupo de familias concentradas en la otrora escuela provincial de bandas, allá cerca de Guayacanes, municipio de Majagua, quienes a pesar de haber perdido sus viviendas y gran parte de las pertenencias, hicieron tremenda caldosa.

¿Qué puede impedir entonces, ahora, meterle pecho a ese “fetecún”?

Supongo que nada…, porque nada es tan saludable, entre vecinos, como compartir y departir, en gran familia, por todo y por todos los que nos motivan a seguir andando, pasito a pasito, pie en tierra y mirada en el horizonte.


Comentarios  

# barbaro martinez 27-09-2018 18:02
no tengo TRADICION de noche buena ni de los reyes magos.
a mi lo que me gusta es la CALDOSA.

brmh
Responder | Responder con una citación | Citar
# Jose Luis 01-10-2018 16:43
EN CAMAGUEY ES AJIACO NO CALDOSA IGUAL QUE LOS 24 DE JUNIO TIENE MAS SABOR CUBANO
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar