Martes, 25 de septiembre de 2018 1:17 AM

Bonificación escapa a cuentapropistas en Ciego de Ávila (+Video)

Solo 12 mujeres han solicitado beneficio fiscal que puede reducir al 50 por ciento el pago de cuotas mensuales y el impuesto sobre ingresos personales.

Quizás un transeúnte no lo vea. Yo, que acabo de hacerle la pregunta, percibo el imaginario, pero real signo de interrogación que refleja el rostro de Lizandra Verona Rodríguez, trabajadora por cuenta propia, como expresión de su total desconocimiento.

Madre de dos niñas que tienen nueve y tres años de edad, ignora la bonificación vigente desde marzo de 2017, publicada por la Gaceta Oficial de la República de Cuba, para beneficio de mujeres que ejercen el trabajo por cuenta propia y tienen dos o más hijos menores de 17 años.

Según explica Natalia Nery Pérez Garcel, jefa del departamento de atención al contribuyente en la Oficina Nacional de Administración Tributaria, en Ciego de Ávila, se trata de una reducción del 50 por ciento de las cuotas mensuales a cuenta del Impuesto sobre los ingresos personales, teniendo presente la entrada económica del núcleo familiar, según procedimiento establecido por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

Aplicada en relación con la cuota mínima o incrementada para la actividad que se realice, ese beneficio fiscal es una de las medidas que ha puesto en práctica el país a favor de la mujer trabajadora, para incentivar la natalidad, tal y como establece la Resolución 26 del 2017, emitida por el Ministerio de Finanzas y Precios.

No es la única ventaja. A quienes se les aprueba dicha reducción en las cuotas mensuales y aportan por el Régimen General de Tributación, se les disminuye, además, en un 50 por ciento, también, el Impuesto sobre los ingresos personales, determinado según la Declaración Jurada (DJ08), correspondiente a la liquidación del ejercicio fiscal por lo ingresado en 2017 que, como se sabe, debe realizarse hasta el 30 de abril.

Para acceder a la bonificación la trabajadora por cuenta propia debe hacer la solicitud por escrito en la Onat de su municipio, donde presentará documento personal de identidad, el de los hijos menores de 17 años y la declaración de los ingresos de su núcleo familiar.

A partir del momento en que aporte esos elementos deben mediar 30 días naturales para recibir respuesta por escrito.

La realidad indica que algo ha estado fallando en términos de información y de comunicación.

No solo Lizandra desconocía esa facilidad que muy bien pudiera estar aprovechando desde hace un año, o disfrutar en lo adelante, en caso de que se apruebe su solicitud.

Inmersa en la venta de bisutería en metal y recursos naturales, Estrella Danay González siente que acaba de perder una oportunidad que pueden y deben agradecerle cientos de avileñas al Estado cubano.

“Tengo dos hijas, explica, pero Laura Melissa, la mayor, recién ha cumplido 18 años. Es una verdadera lástima que me haya enterado tan tarde de esa bonificación, porque me hubiera venido muy bien… mi niña más pequeña, Leidys Maluc, es diabética y, como comprenderás, todo lo que implique reducción de pagos y de gastos siempre será bueno.”

Algo parecido le sucede a Yeney González Yud, madre soltera, con tres hijos, uno de ellos en el Servicio Militar Activo, otro camino a sus 17 calendarios y una niña de siete años.

La relación, en fin, de trabajadoras que desconocen la mencionada bonificación, sería extensa. Baste conocer que, con cierre 28 de febrero, Ciego de Ávila continúa siendo la provincia más desfavorecida: apenas una docena de mujeres han solicitado y les ha sido aprobado ese beneficio fiscal.

Con siete casos, el municipio de Primero de Enero ha demostrado que es posible llegar más a la trabajadora por cuenta propia.

El panorama es preocupante para el territorio: dos autorizaciones en la cabecera provincial, una en Morón, una en Chambas y una en Majagua, mientras Florencia, Ciro Redondo, Bolivia, Venezuela y Baraguá están ¡en cero!

Valdría la pena una mirada hacia lo interno, en busca de acciones efectivas, más allá de lo que puedan hacer las Oficinas de Atención al Contribuyente, la Onat en sentido general, las direcciones de Trabajo y todo el que de una forma u otra puede ayudar a un mayor conocimiento del asunto (incluida la prensa), no solo para mujeres que llevan tiempo laborando por cuenta propia, sino, también, para otras como Caridad Milaisy Noguera, quien con dos niñas, de cinco y seis años, espera ser contratada en los próximos días como ayudante de elaboración de alimentos.

 


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar