A Fidel círculo de niños en Ciego de Ávila

Si un regalo agradecerán y cuidarán, por encima de todo, los habitantes de la comunidad rural de Pedro Ballester, en el municipio de Primero de Enero, provincia de Ciego de Ávila, es la reapertura del Círculo Infantil Soldaditos de la Patria.

Ubicada desde 1965 en el local que antes ocupaba una vivienda, el territorio se vio obligado a cerrar la instalación, ante el deterioro que en su estructura había provocado el paso de los años y el intenso uso, sin que se le hubiera podido dar mantenimiento con la regularidad necesaria.

La asignación de unos 400 000 pesos posibilitó, sin embargo, crear condiciones y disponer de un nuevo inmueble, con capacidad para atender a 120 niñas y niños, prácticamente el doble de la matrícula anterior.

Contar ahora con esa capacidad alivia una de las preocupaciones fundamentales que durante años tuvieron las madres trabajadoras de esa zona, cuyas principales fuentes de empleo corresponden a sectores como los de la agricultura, educación y salud.

Niños jugando en el Círculo infantilSeptiembre reserva, diariamente, imágenes como estaSegún declaraciones de Yudenia Porro Guerra, directora del círculo desde hace una década, integran la plantilla 45 trabajadores, cinco más que antes, con un personal docente predominantemente joven, formado en el vecino municipio de Morón.

Una de esas educadoras es Ismery Vázquez Torres, madre, además, de la pequeña Verónica Mejías.

“Mi niña tiene poco más de dos añitos, comenta la joven, y estuvo alrededor de un mes en el anterior local. No hay comparación posible. Ahora tendremos condiciones mucho mejores, más espacio, más capacidades, juguetes nuevos… con razón todo el mundo está contento aquí.”

Evidencia de esa gratitud es la cantidad de personas que se congregan a la entrada del círculo, minutos antes de que Nexy Véliz Naranjo, Primera Secretaria del Partido en el municipio, llegue para dejar reinaugurada la obra.

Imposible obviar el aporte que durante meses de construcción hicieron empresas y entidades del municipio como la Agropecuaria Arnaldo Ramírez (devenida padrino permanente), el Combinado deportivo número 2, la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños, la dirección de Salud, Acueductos y Alcantarillado, la Unidad Básica de Producción Cooperativa Sabicú, la Unidad Empresarial de Base Atención a Productores (del sector azucarero) y Mantenimiento de la vivienda, entre otros.

Según lo previsto, el 15 de agosto debería comenzar la adaptación de los verdaderos dueños del círculo: esas personitas en miniatura, que constituyen lo más grande e importante en cada hogar.

Pero en medio del júbilo surge una propuesta: “¿Qué tal si empezamos ese proceso el día 13 de agosto, como regalo especial por el cumpleaños del hombre que más ha hecho por el bienestar y la felicidad de los niños: nuestro Comandante en Jefe?”

Hasta quienes, de ser aprobada la idea, tendrán que adelantar 48 horas las agujas laborales de sus relojes, responden con frases de aprobación y un cerrado aplauso.

El próximo día 13 a los pobladores de Pedro Ballester les parecerá ver a Fidel, allí, en ese acogedor círculo infantil donde seguirán empinándose nuevos soldaditos de la patria, hijos de las madres trabajadoras que salen cada día a combatir, en el no menos estratégico teatro de operaciones de la producción y de los servicios.